Los médicos dan a Putin menos de tres años de vida, según un informe interno del espionaje ruso

Actualidad 29 de mayo de 2022 Por redacción WTF
Es el hombre más poderoso del mundo, lleva diez años al frente de la mayor potencia del planeta y decidió una invasión a Ucrania que tiene el repudio del mundo. Aseguran que ya le están buscando sucesor.
H5CUIFPPNZ5PEVF46PNEOJ5CAM

Vladimir Putin es el dirigente más poderoso del mundo, el presidente el país más grande del planeta y la persona de la que más se habla desde la invasión a Ucrania. Antes de la guerra, fue el dirigente que supo llevar a Rusia a la gloria, que trajo un progreso nunca antes visto y que posicionó a su país ante el mundo.

Pero el rumor sobre su mala salud es cada vez más fuerte.

El diario británico Mirror asegura que los médicos le han dado un máximo de tres años de vida, según una fuente de inteligencia rusa. Un funcionario del FSB (el antiguo KGB) dijo que el presidente ruso, de 69 años, "tiene una forma grave de cáncer que progresa rápidamente".

"No tiene más de dos o tres años para seguir con vida", dijo esta fuente.


El espía reveló que la enfermedad de Putin también está haciendo que pierda la vista. "Nos dicen que tiene dolores de cabeza y cuando aparece en la televisión necesita papeles con todo escrito en letras grandes para leer lo que va a decir", agregó. Putin se niega a usar lentes para no verse débil.

"(Sus problemas de vista) son tan grandes que cada página solo puede contener un par de oraciones. Su vista está empeorando seriamente. Y sus extremidades ahora también tiemblan incontrolablemente", añade el informe filtrado de la FSB.

Estas informaciones sobre la enfermedad terminal del líder ruso surge como parte de un mensaje secreto de un agente ruso al fugitivo y ex agente del FSB, Boris Karpichkov.

Christopher Steele, un ex oficial de escritorio del Servicio Secreto británico, conocido como MI6, reveló días atrás que Putin está monitoreado constantemente y acompañado por un equipo de médicos, mientras las versiones de un supuesto plan de sucesión del Kremlin continúan circulando.

Rumores de larga data

Los rumores sobre la salud de Putin comenzaron hace al menos dos años cuando se dijo que sufría tanto de Parkinson como de cáncer.

Pese a los insistentes rumores y la filtración de datos sobre el tema desde Moscú, el Kremlin no se ha pronunciado sobre las últimas acusaciones acerca de la mala salud de Putin, sólo niega regularmente que esté sufriendo algún tipo de dificultad.

“En la noche del lunes 16 al martes 17 de mayo, el presidente ruso, Vladimir Putin, se sometió a una operación quirúrgica. Los médicos que lo atendieron insistieron en que Putin debería ser operado lo antes posible. Según los médicos involucrados en el tratamiento del presidente, la operación fue un éxito”, se informó en un canal de Telegram ruso citado por el Mail.

De acuerdo con los registros del medio, Putin estuvo personalmente ausente del espacio de información del 17 al 19 de mayo y no estuvo disponible ni siquiera para su círculo íntimo, con la excepción de Nikolai Patrushev, secretario del Consejo de Seguridad de la Federación Rusa. “Del 17 al 19 de mayo, se publicaron reuniones y mensajes ‘enlatados’ y pregrabados en el espacio de información, y Putin personalmente mantuvo dos conversaciones telefónicas durante este tiempo”, añade al respecto.

Mientras tanto, el jefe de la dirección principal de inteligencia del Ministerio de Defensa de Ucrania declaró la semana pasada que Putin se está separando del contacto cercano con sus subordinados para evitar cualquier intento de asesinato.

“Al observar algunos de sus síndromes maníacos, tiene miedo de preparar seriamente a un sucesor, al darse cuenta de que, en preparación, este sucesor puede querer tomar la presidencia un poco antes de lo que quiere el propio Putin”, dijo el general de división Kyrylo Budanov al Ukrainskaya Pravda. “Por lo tanto, mantiene a todos a cierta distancia. Y cree que gobernará para siempre. Pero no será así”, añadió.

“Con los persistentes rumores de problemas de salud graves para el hombre fuerte ruso, un método para “hacer avanzar las cosas” sin necesidad de un golpe violento sería internarlo en un hospital a largo plazo para enfermos incurables”, sugirió días atrás Richard Dearlove, ex jefe del servicio de inteligencia británico.

En su análisis durante su intervención en el podcast One Decision, Dearlove explicó que los diversos sistemas de gobierno rusos a lo largo de los siglos siempre han sido autocráticos y nunca se han diseñado teniendo en cuenta las transiciones de poder. Pero ahora, con Rusia enfrentando la humillación militar y la catástrofe económica, los pensamientos se vuelven internos en el Kremlin sobre cómo reemplazar al hombre en el poder. “Creo que se habrá ido para 2023, pero probablemente en el sanatorio, de donde no emergerá como el líder de Rusia”, aseveró.

Te puede interesar