Lionel Messi contó que lloraron con Antonela por la mudanza: “Fue un año difícil”

Deportes 30 de mayo de 2022 Por redacción WTF
El capitán de la selección argentina confesó lo dura que fue la nueva temporada en el PSG para él y su familia. El frío, la mudanza y un rendimiento criticado por los hinchas.
messi-familia-ig-t
Messi y su familia

Antes de la “Finalissima” en el estadio de Wembley este miércoles contra Italia, Lionel Messi dio una entrevista a TYC Sports y de inmediato se convirtió en tendencia.

Su partida del Barcelona luego de 17 temporadas para vestir los colores del PSG significó un cambio brutal para toda la familia: “Con todo lo que pasó fue un año duro. No fue fácil la adaptación”.

 “Después de estar toda la vida en el mismo club, fue un año difícil hacer el cambio a esta edad. En Barcelona tenía todo. Viví más en Barcelona que en Argentina. Estaba muy bien y no tenía pensado cambiar nada. Por suerte la adaptación de los nenes fue espectacular, que era nuestro principal temor. Pero se adaptaron muy bien al cambio de escuela y los amigos, y eso fue muy importante para Antonela y para mí“, afirmó.

 “El primer día de colegio fue terrible. Salimos los dos llorando. No entendíamos nada. Nos preguntábamos qué estábamos haciendo ahí, pero los chicos son unos fenómenos. Se adaptaron muy rápido, más allá de que extrañaban a sus amigos. Mateo y Thiago hicieron amistades muy rápido y para Ciro fue la primera vez que iba a la escuela”.

 ”Ciro se está haciendo. Copia mucho de sus hermanos, pero sigue mucho a Mateo, pero todavía no definió bien su personalidad”, añadió sobre el más pequeño.

“Fue un invierno duro. No estábamos acostumbrados a tanto frío. Estar en la alfombra, en el piso, más cerca del fuego, nos hizo pasar mejor el frío”.

 La entrada al PSG tampoco fue fácil. “Eran compañeros nuevos en un lugar que se jugaba al fútbol diferente. Fue todo nuevo para mí. Empecé tarde la Liga, porque llegué tarde al club y también estuve lesionado. Por una cosa o la otra no podía jugar 4 partidos seguidos”.

 ”El COVID-19 me agarró muy mal. Me pegó fuerte. Tenía mucha tos, fiebre, cansancio y me dejó secuelas en los pulmones. Apenas volví a entrenar no podía correr. Quería arrancar y como me apuré en mi regreso me terminó perjudicando”, reveló

Una vez ya acomodado en el once titular de Pochettino, La Pulga habló del duro golpe en Champions League: “Lo del Real Madrid nos mató. Me mató a mí y a todo el PSG, porque fue un vestuario que tenía mucha ilusión. Tengo ganas de volver a ganar la Champions. Me dio bronca no poder jugar la final”.

 “Es entendible el enojo de la gente, porque teníamos un buen equipo. No fue la primera vez que el París se haya quedado afuera de la Champions. Con Ney fuimos los más señalados, no sé si fue justo o no, pero pasó”, señaló en cuanto a los silbidos de los fanáticos parisinos. “Quiero dejar de lado lo que pasó, revertir la historia e intentar ganar la Champions este año. Esta temporada va a ser diferente, porque conozco al club y a la ciudad. Ya estoy más acomodado y creo que será distinto”, añadió.

 También habló de su amigo, Sergio Agüero, y su repentino retiro producto de la detección de una arritmia cardíaca, comentó: “No era consciente de lo que le pasó al Kun. Lo vi desde lejos y no entendía lo que pasó hasta que pude hablar con él. Ahí me di cuenta de que pudo ser mucho peor, pero él es una persona especial y por eso lo tomó de esa manera”.

 “Seguramente habrá sufrido y llorado junto a sus familiares, pero por suerte encontró otro lugar en el que está muy bien. Hoy dice lo que piensa y se divierte. Lo extraño mucho porque me concentraba con él. Dormíamos juntos, nos íbamos a bañar juntos, porque se hacía notar siempre”.

La Selección con sus compañeros y Leo Scaloni, asegura, es lo mejor que le está pasando. ”Tenemos un grupo que juega cada partido como si fuera una final. El cuerpo técnico prepara muy bien cada compromiso y sabemos a lo que juega. Es una selección que le puede dar pelea a cualquiera, aunque eso no significa que seamos candidatos a ganar el Mundial. Tenemos las cosas bien claras. Scaloni le da mucha importancia a la parte defensiva, como lo hacía Sabella. Eso no significa que descuide la ofensiva y en cómo ganar los partidos. Mantener el arco en cero te da más posibilidades de ganar. Eso se ve en todas las ligas y en el fútbol en general, porque se volvió todo muy táctico”.

 “Me siento muy cómodo, porque cada uno sabe cuál es su rol dentro de la cancha. Todos sabemos qué es lo que tenemos que hacer para ganar los partidos. A mí me gusta jugar bien y tener la pelota siempre, pero si no se puede y hay que hacer otra cosa estoy preparado para eso. Sabemos jugar con y sin la pelota”, señaló.

 A días de cumplir los 35 años, Messi no tiene en claro cuándo llegará el final: “No sé cuándo me retiraré. La vez pasada dije que después del Mundial me tengo que replantear un montón de cosas. Por ahora pienso en éste y después veré. Nunca me imaginé que iba a jugar afuera de Barcelona y terminé en París. El fútbol es muy dinámico y puede pasar cualquier cosa”.

 “Siempre jugué para mí y para ganar. Siempre quise dar lo máximo en cada partido. Después, con todo lo que pasamos en mi familia y todo lo que sufrieron cuando me mataban en la Selección, pienso mucho en ellos. Tuvieron que escuchar muchas mentiras que se decían y nos hicieron mucho daño. Hoy sigo jugando por mis hijos y mi mujer. Cuando me silbaron en París, lo primero que pregunté fue qué habían pensado los nenes. No me gusta que mis hijos tengan que pasar por eso”, confesó

  “Hace un tiempo que estoy viviendo un gran momento en Argentina. La gente y el periodismo cambió mucho conmigo, porque antes fueron muy críticos. Ahora siento que se habla con más respeto y siento un respaldo que antes no tenía. Después de haber ganado la Copa América se convirtió todo en algo más hermoso”.

BeFunky-collage-1-2-990x578El momento en que un hombre disfrazado le tiró un tortazo a la Gioconda en el Louvre

Te puede interesar