Finales de la NBA: Golden State venció a Boston e igualó la serie con otra notable actuación Stephen Curry

Deportes 11 de junio de 2022 Por S&
Los Warriors vencieron a los Celtics por 107-97 y ahora ambas franquicias suman dos triunfos. El quinto partido será en San Francisco.
Captura de pantalla 2022-06-11 a la(s) 10.03.31

Con un Stephen Curry imparable, que convirtió 43 puntos -más del doble que cualquiera de sus compañero-, Golden State Warriors venció a Boston Celtics por 107-97 en condición de visitante por el cuarto partido de las Finales de la NBA, que están igualadas 2-2 y que este lunes regresan a San Francisco.

En el resultado final fue imprescindible el aporte de Curry, que se convirtió en el primer jugador en anotar al menos cinco triples en cuatro partidos consecutivos en las Finales. Apenas 48 horas después de haber sufrido un golpe en su tobillo izquierdo que lo puso en duda para este juego, el Chef guió a su equipo hacia la victoria: anotó 7 de 14 triples, 7 de 12 dobles y 8 de 9 libres. Además, sumó en su planilla diez rebotes (ocho defensivos y dos ofensivos) y cuatro asistencias.

Klay Thompson, con 18 puntos; Andrew Wiggins, con 17, y Jordan Poole, con 14, lo siguieron en el ranking de máximos anotadores. Por su parte, Draymond Green, otro de los pilares del equipo, volvió a tener una pobre actuación, con apenas dos puntos (0-2 en triples y 1-5 en dobles), aunque brindó ocho asistencias y capturó nueve rebotes.

"Sabíamos lo importante que era este partido. Personalmente, solo doy gracias a Dios por haber evitado una lesión importante y poder jugar", declaró Curry tras la chicharra final.

Y agregó: "Es una locura porque todavía siento que podemos jugar un poco mejor. Pero conseguir una victoria fuera de casa y recuperar la ventaja de cancha es algo muy grande para este grupo".

Por su parte, el técnico de los Celtics, Ime Udoka, no pudo hacer más que reconocer en conferencia de prensa el talento de Curry: "El número de sus intentos de tres puntos es el que no nos gusta, tiró catorce veces y nueve de ellas en la primera mitad. Pero defendimos muy bien en algunos triples. Estaban bien cerrados, pero si mete los triples no hay nada que hacer".

"Cada vez que teníamos cinco o seis puntos de ventaja tomamos malas decisiones. Queríamos mover al balón rápido para atacar, pero a veces parecía que pasaba el tiempo y no sabíamos qué hacer", se lamentó. 

Jayson Tatum, con 23 puntos, fue el máximo anotador de Boston, que va detrás de su decimoctavo título, que lo convertiría en la franquicia más ganadora de la historia. Más abajo aparecieron Jaylen Brown, con 21; Marcus Smart, con 18, y Derrick White, con 16. 

Todo estaba parejo hasta el último cuarto, que comenzó con un marcador 79-78 a favor de Golden State, que disputan sus sextas finales en los últimos ocho años. Sin embargo, una ráfaga de diez puntos consecutivos hizo que los Warriors transformaran una desventaja de cuatro puntos en un 100-94 a favor. Durante ese tramo, los Celtics fallaron seis disparos al hilo y no pudieron sumar.

Ahora las Finales se mudan a San Francisco, donde ambas franquicias, que acumulan dos triunfos cada una, buscarán este lunes una victoria que les permita liderar la serie y que las deje a solo un paso del tan ansiado anillo. En caso de necesitarse un séptimo enfrentamiento, los Warriors tendrán la ventaja de la localía.

S&

Te puede interesar