La Corte Suprema de Estados Unidos anuló el derecho al aborto

Actualidad 25 de junio de 2022 Por S&
El giro conservador había sido anticipado en mayo, con la filtración de un borrador. Alrededor de la mitad de los estados podría restringir fuertemente o prohibir el acceso a la IVE.
_125608698_gettyimages-1241500575.jpg
El debate sobre el aborto ha dividido a Estados Unidos, y es poco probable que se resuelva con esta decisión de la Corte Suprema.

La Corte Suprema de Estados Unidos anuló el fallo del caso Roe vs. Wade, la resolución histórica que en 1973 legalizó el derecho al aborto en todo el país. 

La decisión en el caso impulsado por el estado de Mississippi, conocido como Dobbson vs. Jackson, contó con 5 votos a favor. Sólo 3 juezes se opusieron a desconocer la IVE como derecho constitucional "con pena, por esta Corte, pero todavía más por los millones de mujeres norteamericanas que hoy perdieron una protección constitucional fundamental", advirtieron.

De acuerdo con el voto mayoritario, la autoridad para regular el acceso al aborto es política y no judicial, por lo que es potestad del Congreso. Otro de los votos conservadores, además, advierte que el máximo tribunal debería también reconsiderar los fallos que garantizan -hasta ahora- el acceso a la anticoncepción y protegen los matrimonios entre personas del mismo sexo.

IVE EEUU

La decisión de los magistrados podría tener impacto global, sobrevino como respuesta al pedido del estado de Mississippi, que buscaba prohibir la IVE después de la semana 15 de gestación. 

El giro conservador en derechos -que había sido anticipado en mayo de este año, cuando el portal norteamericano Político dio a conocer un borrador de la decisión- abre la puerta a que cada estado decida sobre el acceso de las ciudadanas a su derecho. 

En algunos estados, las mujeres podrán acceder legalmente a la IVE; en otros, alrededor de la mitad, las leyes podrían endurecer las condiciones para la práctica o, directamente, prohibirla.

Al menos 26 estados norteamericanos dieron señales de que podrían prohibir la IVE. En nueve hay prohibiciones previas al fallo Roe vs. Wade, otros 13 cuentan con "prohibiciones desencadenantes", que implican que la prohibición de la interrupción del embarazo podría entrar en vigencia de manera automática tras la decisión de la Corte.

Aborto estados unidos

Interpretación política

Esta decisión se basó en la interpretación que la corte hizo de la ley constitucional, pero también es profundamente política. Cuando el tribunal anula un fallo anterior, inevitablemente la decisión parece más política que constitucional.

El tribunal tiene una supermayoría conservadora de 6-3, gracias a los tres jueces designados por Donald Trump.
Trump hizo una promesa de campaña específica de nombrar jueces que revocarían Roe vs Wade y tuvo la oportunidad de nombrar a tres de ellos durante su mandato de cuatro años. Esos nombramientos serán probablemente su legado más duradero.

El impacto político sísmico del fallo de la Corte Suprema se sentirá en los 50 estados, pero es probable que el impacto práctico inmediato ocurra en la mitad de ellos.

Uno de esos estados es Oklahoma, que el mes pasado aprobó la legislación de aborto más restrictiva de EE.UU.: una prohibición total desde el momento de la concepción, con pocas excepciones.

Cuando me reuní con la representante estatal Wendi Stearman en Tulsa, ella dijo que fue su honor y privilegio haber escrito ese proyecto de ley. Asegura que ayudará a 4.000 niños por nacer cada año, "a tener una oportunidad en la vida". Cuando le pregunté si creía que la legislación detendría los abortos en Oklahoma, dijo que no, pero que los haría más difíciles de obtener.

Ella argumenta que en todos los casos, excepto en una pequeña minoría, las mujeres pueden optar por no quedar embarazadas antes de la concepción y que "la mayoría de las mujeres simplemente usan el aborto como una forma de anticoncepción".

Ese es un argumento refutado con vehemencia por Andrea Gallego, quien dirige una clínica de abortos en Tulsa. Ella dice que la decisión de abortar es a menudo la decisión más difícil que cualquier mujer tomará.

Hace unas semanas, su clínica atendía a alrededor de 40 pacientes embarazadas todos los días. Cuando la visité, las salas de espera y las instalaciones de tratamiento estaban completamente vacías. Solo quedan unos pocos miembros del personal: responden llamadas y brindan información sobre clínicas en otros estados.

"Los pacientes han estado pidiendo ayuda", dice ella. "Es devastador. Estas leyes no previenen el aborto. Simplemente agregan cargas adicionales a las pacientes".

Lo que ya está sucediendo en Oklahoma ahora se replicará en otros estados.

Hubo entre 600.000 y 800.000 abortos en Estados Unidos en 2019. Según el Centro para el Control de Enfermedades, aproximadamente uno de cada seis embarazos termina en aborto y más del 90% ocurre en el primer trimestre. Más de la mitad de las mujeres que abortan ya son madres y, para la mayoría, es su primer aborto.

Tras la anulación de Roe vs Wade, 26 estados podrían restringir aún más el acceso al aborto, incluidos 13 estados que ya aprobaron las llamadas leyes de activación, que introducirán prohibiciones inmediatamente después de la decisión del tribunal. Menos de un tercio de esos estados incluirán excepciones por violación incestuosa.

Los estados controlados por los demócratas, como California y Nueva York, se convertirán en santuarios del aborto y darán la bienvenida a las mujeres de lugares donde el procedimiento ha sido prohibido. Hay 20 estados en total donde el aborto seguirá siendo un derecho protegido.

A medida que las clínicas de aborto cierren en los estados que han prohibido la práctica, se espera que muchas más abran cerca de las fronteras estatales en lugares donde todavía está permitido. Aquellos que no tienen el tiempo o el dinero para viajar pueden recurrir a otros medios, como pedir píldoras abortivas en internet, incluso si es ilegal.

S&

Te puede interesar