¿Eres fácil de seducir?

Curiosidades 06 de octubre de 2020 Por S&
Los signos del zodíaco nos dan una primera mirada a como te comportas frente a una posible situación amorosa.
maxresdefault

Aries

Los apasionados Aries, de uno u otro sexo, no comprenden muy bien el arte de hace el amor. Para ellos, es importante, antes de comenzar cualquier relación, garantizar el segundo éxito de la misma.

Así también deben sentirse muy atraídos por la persona con quien se relacionan, hasta tal punto que muchas veces se demoran o no la conquista deseada. En este sentido, se tornan aburridos cuando encaran los asuntos sentimentales y, si sospechan que no tienen ninguna oportunidad de alcanzar lo deseado, normalmente suelen abandonar su causa antes de realizar mucho esfuerzo.

Sin embargo, su gobernante Marte, que es un planeta lleno de energía, les puede facilitar el camino de la acción. Cuando reciben este potencial, suelen aprovechar la oportunidad y volcarse de verdad con entusiasmo y vigor a la empresa amorosa.

Tauro

Venus, el planeta del amor, es especialmente feliz en la Casa de Tauro, aunque el término “Casa” aquí es mucho más significativo de los que parece. 

Mientras que los Tauro gobernados por Venus son tradicionalmente conocidos por su naturaleza sensual y romántica, tan importante en el ámbito de las incursiones sentimentales, las personas de este signo tienen una especial mala suerte en aquellos territorios que no les resultan del todo familiares y donde ellas piensan que pueden correr algún riesgo. 

El amor es un juego de riesgo y los Tauro son generalmente delicados en el terreno sentimental. Ante los cambios repentinos de las cosas, no saben bien qué hacer y se extrañan cuando pierden el control de los acontecimientos.

Géminis

El dicharachero Géminis tiene una predisposición tan natural a la seducción como el respirar y, en este arte, son los triunfadores por excelencia. 

Quienes nacen bajo este signo, sean de un sexo u otro, tienen una tendencia a enamorar con las palabras, provocando efectos imprevistos sobre las personas que desean, llegando tan lejos como pueden a través de su sensualidad. 

En este juego subyugante de la palabra, los Géminis aman el sonido de su propia voz, realmente su ingenio, aunque no siempre logran un tono intenso o emotivo. Esta característica suele ser un arma de doble filo: muchas veces les sale el tiro por la culata ante la incomodidad que provocan, y así arruinan el juego. 

Por otro lado, suelen ser reacios a todo compromiso, lo cual hace que grandes nubarrones de oscuridad atraviesen con frecuencia el brillante cielo del mundo de sus promesas.

Cáncer

Las personas del signo de Cáncer, además de ser emocionales y románticas por naturaleza, poseen también un gran sentido de la intuición para entablar relaciones sentimentales. Esta característica les facilita las cosas en el terreno del amor; es como si supieran decir exactamente lo que la otra persona desearía escuchar. 

Al mismo tiempo, las personas de este signo son inseguras con sus sentimientos, lo que las hace hipersensibles en sus encuentros románticos. Se toman las cosas tan a pecho, que esto les dificulta sus relaciones y su propia felicidad. 

Por esto, no suelen estar relajados dentro del clima amoroso hasta que no consiguen pruebas de seguridad por parte de la otra persona. 

Leo

Los Leo son personas nacidas para el amor, sobre todo si se tiene en cuenta su fuerza natural y su Casa relacionada con el romance y los hechos sentimentales. Su energía y entusiasmo les aseguran un natural talento para la sensualidad y los encuentra pasionales. Poseen una sensualidad dramática que los hace irresistibles para muchas personas. También concitan con sus extravagancias la exagerada atención de los demás. 

Los Leo absorben y cautivan, y son conscientes de que, con su poder, pueden llegar a ser muy imaginativos en el terreno de la seducción.

Además del juego amoroso, curiosamente también pueden limitarse en una agradable compañía si se topan con límites bien claros. 

Virgo

La frialdad lógica de los Virgo, así como su criterio mesurado para evaluar las cosas, les hace personas poco propensas par el juego amoroso. También su hábito de criticar todo lo que encuentran dificulta su predisposición a estar abiertos a las personas que gustan. Pero no siempre estas cosas son tan malas como parecen.

La cualidad mutable de su gobernante Mercurio concede a este signo un gran tacto, delicadeza y sensibilidad, muy similares a las que posee el signo de Géminis. Si bien ellos no consiguen decir muy abiertamente lo que les gusta en materia cotidiana y tienen dificultades hasta para elegir una ropa o un champú, a la hora de hacer el amor pueden dar sorpresas muy agradables. 

Libra

Venus, gobernante de los Libra, los hace especialmente aptos para el amor. Su naturaleza tiene la habilidad de crear todo tipo de hechos románticos alrededor de cualquier situación. Venus en este signo revela su arte de seducir y jugar con otros corazones, aunque muchas veces estas actitudes pueden parecer frías o calculadoras, con lo cual el galanteo o coqueteo puede caer por tierra.

Los pasiones crudas y descarnadas amedrentan a los Libra, por lo cual en estos casos suelen propiciar un compromiso muy corto. Los Libra en el amor también buscan el placer de la armonía, evitando todo tipo de brusquedad o desequilibrios afectivos. Por ello, muchas veces encaran las relaciones amorosas con bastante flexibilidad, y hasta se podría decir que son ligeros de corazón en el terreno romántico.

Escorpio

Fijo, intenso y sexual, Escorpio encuentra muchos problemas cuando se enamora e inicia una relación sentimental. Esto obedece más a su extrema dureza y frialdad que a un sentimentalismo exagerado. 

Los de este signo suelen ser frívolos con el sexo opuesto y, ante una nueva conquista, invitan a hacer el amor en su lecho con total desparpajo y seguridad. Los Escorpio tienen una gran habilidad para el juego amoroso y avasallan con su magnetismo, penetrando en el deseo y la sensualidad de quien tienen por delante. 

Su sarcasmo con ellos mismos les hace ser superficiales en sus relaciones; por llevar adelante su conquista, son capaces de trabajar intensamente hasta lograrlo, caiga quien caiga y cueste lo que cueste.

Sagitario

Los Sagitario tiene amplios recursos para coquetear. Como todos los signos de Fuego, poseen un temperamento extravertido y no desean implicarse en compromisos que los aten. Por eso, dan prioridad a relaciones superficiales.

Desafortunadamente para su suerte amorosa, los Sagitarios siempre desean decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad, y esto muchas veces elimina la posibilidad de un juego sentimental.

Deberían cerrar sus labios tantas veces como caen hojas en otoño, y esto les facilitaría las cosas. Si dejan de sacarle la piel a las cosas y a las personas produciendo un devaneo innecesario, es posible que logren un encuentro romántico muy significativo para ellos.

Capricornio

La virtud principal de los Capricornio es la estabilidad. Ellos se toman con mucha responsabilidad las cuestiones amorosas y no les sale naturalmente el juego de seducir por el hecho de tener una aventura. 

Al igual que los Tauro, los Capricornio tienen una idea muy precisa y terrenal de las cosas, y, como los Virgo, necesitan lograr sus deseos planeando con habilidad y exactitud, evitando el error en las relaciones con el sexo opuesto. 

Los Capricornio son muy individualistas en sus relaciones sexuales, y todo encuentro amoroso lo enfocan de acuerdo con sus propios presupuestos. La frivolidad no está dentro de sus ecuaciones; una vez que han decidido comenzar su juego en particular, se proponen llegar a su fin con tenacidad; hasta alcanzar todo el éxito que han fantaseado. 

Acuario

La seducción de los Acuario está relacionada con su figura simbólica; como portador de agua, derrama y hace surgir las emociones, captando el interés de los demás por su persona. Pero todo tiene su precio y, en este caso, muchas veces esa atención se transforma en un interés puramente intelectual. 

Al igual que los Escorpio, los Acuario tienen un poder sumamente agudo para descubrir los secretos de las personas y de las cosas, y por ello, muchas veces exploran hasta la saciedad nuevas rutas de encuentros sentimentales. 

En el caso de los Acuario, sin embargo, no les predispone a tener más éxito en el amor, y si en el plano de las ideas, lo que muchas veces demuestran de manera aplastante. 

Piscis

Con el extravagante Júpiter como tradicional gobernante y el mítico Neptuno como complemento final, los Piscis son fuertes y exageradamente pasionales en el campo del romanticismo. 

La habilidad del Agua de atraer los océanos del amor no necesariamente los induce a tener relaciones muy brillantes. Pero todas sus aventuras tienen un mágico misterio rodeado de poesía y erotismo.

Cuando los signos Fijos nadan en el curso de los acontecimientos, ellos pueden aprovecharse de sus rasgos positivos, usando su gusto e imaginación para conseguir lo deseado. Recurrirán a las llamadas de teléfono, a las cartas de amor, a una flor, un dibujo o un libro de poemas…, hasta romper la resistencia.

S&

Te puede interesar