Manu Ginóbili entró al Salón de la Fama del básquet

Deportes 11 de septiembre de 2022 Por S&
El jugador que brilló en la NBA es el primer argentino que forma parte del Naismith Memorial Basketball Hall of Fame.
Captura de pantalla 2022-09-11 a la(s) 11.24.28

Manu Ginóbili ingresó al Salón de la Fama, una mención histórica para el deporte argentino que ubica al bahiense entre los mejores argentinos de todos los tiempos. El ex Selección Argentina y San Antonio Spurs fue ovacionado en la tierra de la NBA, allí donde hizo gigante su nombre. Y en la gala organizada en Springfield, Massachusetts estuvieron todos sus seres queridos. O casi todos.

En las horas previas a la ceremonia se supo que los padres del basquetbolista, Jorge y Raquel, no viajaron a los Estados Unidos porque el papá de los Ginóbili se encuentra atravesando un problema de salud del que no trascendieron detalles. Fue el propio Manu quien tocó el tema durante el discurso en el que recordó sus inicios, repasó sus éxitos y fracasos en el básquet, habló de su esposa, sus hijos, sus hermanos y amigos... pero se quebró cuando tocó hablar del viejo.

"Sepo y Lea, mis hermanos... gracias por aclarar mi camino. Gracias por la inspiración, me empujaron de chiquito porque yo quería ser como ustedes", comenzó diciendo Manu, visiblemente emocionado.

Y siguió: "Papá... Cómo me hubiese gustado que estuvieras acá. Si podrás entender lo que está pasando hoy. Mi primer fiel, mi más grande seguidor, te extraño mucho viejito".

“Empecé a los seis años jugando en Bahiense del Norte. A una cuadra de mi casa estaba estaba el club. Mi papá era dirigente. Jugaba todo el día. Tiraba y driblaba de seis a siete horas por día. Fue un gran lugar para desarrollar mi amor por el juego y también mis cualidades. Ahí jugué hasta los 18 y me convertí en profesional. Huevo Sánchez me llevó a Andino de La Rioja. Luego fui a Estudiantes de Bahía Blanca y pude jugar con mi hermano Sepo”, recordó Manu.

"Los Spurs fueron una familia para mi donde pasé 16 años con el mismo entrenador, los mismos colores, la misma ciudad. Por eso es que tengo mucha gente para agradecer”, comentó en otro momento de su discurso. Y destacó la figura de su entrenador, Gregg Popovich.

Manu también le agradeció a su madre y le dedicó las palabras finales a su esposa Mani y a sus tres hijos: “Si tengo que elegir un momento para detener el tiempo es todo el tiempo que viajamos juntos y las cosas que hicimos. Gracias por todo. Amo lo que somos y amo lo que ustedes son”.

S&

Te puede interesar