COVID19: una investigación confirma un mayor riesgo de trombosis con la vacuna AstraZeneca

Actualidad 27 de octubre de 2022 Por redacción WTF
"Después de una primera dosis (de vacuna de AstraZeneca) se observa un 30% más de riesgo de trombocitopenia comparado con una primera dosis (de vacuna de Pfizer/BioNTech)", señala un estudio británico, que confirma los temores de quienes denunciaban los efectos secundarios de la vacuna.
80527b8f-34d1-4a1d-848f-2aed952556d0_alta-libre-aspect-ratio_default_0
COVID19: una investigación confirma un mayor riesgo de trombosis con la vacuna AstraZeneca


Los casos de trombosis son más frecuentes después de recibir la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus del laboratorio AstraZeneca que con la de Pfizer/BioNTech. 

"Después de una primera dosis (de vacuna de AstraZeneca) se observa un 30% más de riesgo de trombocitopenia comparado con una primera dosis (de vacuna de Pfizer/BioNTech)", señala el estudio a gran escala publicado por el British Medical Journal (BMJ), según la agencia de noticias AFP.

La trombocitopenia es una forma de trombosis, es decir, la formación de un coágulo de sangre con consecuencias potencialmente mortales.

Tras el lanzamiento de campañas de vacunación contra el coronavirus desde 2021, rápidamente se sospechó de un vínculo entre las vacunas de vectores viales -AstraZeneca y Johnson & Johnson- y la aparición de estos trastornos sanguíneos.

COVID19: una investigación confirma un mayor riesgo de trombosis con la vacuna AstraZeneca

El estudio, realizado a partir de datos sanitarios de millones de pacientes en varios países de Europa y Estados Unidos, confirma que estas trombosis son más frecuentes tras la vacuna de AstraZeneca, aunque son muy raros: 862 casos por más de un millón de vacunados.

El riesgo parece aumentar después de la primera dosis. Luego de la segunda, no hay diferencia entre las vacunas de AstraZeneca y Pfizer/BioNTech, agrega AFP.

En cuanto a la vacuna de Johnson & Johnson, los datos apuntan a un mayor riesgo, pero no de una manera suficientemente clara como para que los investigadores pudieran sacar una conclusión, según el estudio.

Lo cierto es que han pasado dos años y la humanidad sigue sin saber a ciencia cierta qué consecuencias tendrán en la salud estas vacunas. ¿Será peor el remedio que la enfermedad?

fbvqjyaxeagkc-r_1.jpeg_1956802537La NASA intentará un lanzamiento a la Luna en noviembre

Te puede interesar