¿Cómo son tus padres?

Curiosidades 18 de octubre de 2020 Por S&
La astrología puede darte algunas pautas de que es lo más importante para tus padres, así podrás conocerlos mejor.
bebe_mama2

Aries

El padre Aries es bastante exigente y está muy orgulloso de sus hijos, también es bullicioso y juguetón con ellos, ya que, en el fondo, él mismo no es más que un niño. La madre Aries prefiere el reto de tener un lugar fuera de la casa en vez de la rutina doméstica, pero le gusta jugar con sus hijos cuando está en el hogar. 

Aries puede ser un signo obtuso y falta de tacto, y los padres Aries con frecuencia suelen hacer observaciones sin pensar que pueden herir profundamente a un niño sensible. Obviamente, esto puede crear un conflicto de personalidades y, por lo tanto, originar malentendidos. El progenitor Aries debería evitar exigir a su hijo permitiéndole desarrollarse de forma gradual y según su propio ritmo. 

Tauro

El padre Tauro puede estar bastante conectado de sus hijos. Con frecuencia necesita aprender a jugar con ellos. La madre Tauro, por su parte, los mantiene sujetos a su falda y espera obediencia., pero es fiable y muy cariñosa y generosa.

Los padres Tauro trabajan duro para tener qué dar a sus hijos, asegurándose de que reciben una educación excelente. Sin embargo, esperan gratitud a cambio, y el hijo que escoge un estilo de vida diferente del de sus padres Tauro no es tratado con amabilidad. 

Los Tauro son testarudos y pueden ser rencorosos. El defecto mayor del padre Tauro es aferrarse demasiado. Tauro es un signo sólido y conservador, incluso como niño. Los Tauro pueden asimismo ser inflexibles hermanos, y con frecuencia les resulta difícil compartir sus juguetes.

Géminis

El padre Géminis se toma su tiempo para hablar con sus hijos e intenta realmente comprenderlos. La madre Géminis pasa mucho tiempo con sus hijos, pero, aburriéndose más rápidamente que la mayoría de los otros signos puede buscar el estímulo intelectual de un trabajo fuera de casa.

Géminis no es un signo para las explicaciones cuidadosas: los Géminis no tienen paciencia con un niño faldero que pide mimos sin parar, aunque pueden ser espontáneamente cariñosos y tender siempre a estrechar en sus brazos a sus hijos.

Los niños Géminis que son parlanchines buscan constantemente estímulos y se sienten más felices en una gran familia, y los adaptables padres Géminis pueden enfrentarse a sus muchas peticiones. 

Cáncer

Aunque el padre Cáncer comparte el cuidado de sus hijos, su ambición y astucia comercial pueden ocuparle plenamente. Puesto que Cáncer es el signo del amor maternal, la madre Cáncer puede escoger quedarse en el hogar y cuidar de sus hijos, siempre con buen ánimo.

Los Cáncer son progenitores espontáneos, y los padres Cáncer con frecuencia comparten las tareas de cuidar de los niños, trabajando muy duro para ofrecer un buen nivel de vida a su familia. 

La madre Cáncer tiene instintos maternales especialmente fuertes, aunque un niño independiente y amante de la libertad puede a veces encontrarla un poco empalagosa y coartadora. 

Paradójicamente para un signo que se aferra tanto y estimula la dependencia, los padres Cáncer pueden ser muy ambiciosos en relación a sus hijos y orientarlos hacia profesiones que ofrecen prosperidad material y status social en lugar de aceptar la vocación que puede satisfacer mejor la propia personalidad de sus hijos.  

Leo 

El padre Leo es definitivamente el cabeza de familia, aunque normalmente tiene algo de niño en su personalidad enternecedora, a la que sus hijos responden con gusto. A la madre Leo le encanta pasar mucho tiempo con sus hijos.

El vigoroso estilo educativo de los Leo puede ser a veces demasiado vibrante para los niños más “delicados”; pero los Leo disfrutan genuinamente siendo padres y obtienen una gran satisfacción de sus hijos. Sin embargo, deben tener la prudencia de no consentir demasiado a sus hijos.

Los Leo están muy seguros de su status en la sociedad, que es siempre de alto nivel. Por ello, el hijo de un Leo de carácter fuerte tiende a ser algo presumido y naturalmente autócrata, y espera ser el centro de atención. Sin embargo, el progenitor Leo gobierna el gallinero con benevolencia, pero firmemente. 

Virgo

Aunque el padre Virgo puede encontrar difícil expresar su afecto a sus hijos físicamente, pasa tiempo con ellos en cosas que considera importantes, tales como los deberes escolares o los hobbies. La madre Virgo muestra su amor en su comportamiento exigente, especialmente prestando atención a la limpieza.

Este comportamiento refleja la profunda preocupación de los Virgo por sus hijos y su profunda necesidad de ser útiles. Esta necesidad, especialmente para la madre Virgo, con frecuencia se canaliza por medio de una gran devoción por el hijo.

No es que los niños de los padres Virgo estén mimados; este signo cree en la estricta disciplina y prefiere expresar su afecto cuidando el entorno y el bienestar del niño, sin prodigarse mucho a través del contacto físico. 

Libra

El padre Libra hace cualquier cosa por tener paz en su hogar, y normalmente juega con sus hijos o se encierra en su estudio. La madre Librea, aunque no lo demuestre abiertamente, es cariñosa y generosa con sus hijos, haciendo todo lo posible para animarlos a tener buenos maneras, ser sociables y relacionarse armónicamente con sus amigos. 

Las amenazas de castigo, que surgen del oculto lado colérico del carácter Libra, pocas veces se cumplen. En todo caso, el progenitor Libra siempre prefiere que sea su cónyuge quien trate estas cuestiones desagradables, de manera que la amenaza es normalmente del tipo: “Espera a que tu padre llegue a casa”. Cuando éste llega, la madre Libra no se siente con ánimo de perturbar la paz y tranquilidad recobradas en el hogar. 

Los padres Libra enseñan a sus hijos a ser educados, y por ello son generalmente muy populares y, por lo general, siempre caen muy bien a sus pequeños.

Pero el mayor problema de Libra es su indecisión; y los progenitores Libra suelen esperar que sus hijos hagan lo que ellos lamentablemente no pudieron hacer. 

Escorpio

Los niños pueden encontrar a un padre Escorpio bastante intimidatorio y de ideas fijas, pero la relación puede ser profundo y de gran dedicación. La madre Escorpio tiene asimismo intensos sentimientos para su prole, y la sobreprotege.

En conjunto, el progenitor Escorpio tiende a imponer una disciplina estricta, y éste es el más duro de todos los signos cuando se trata de resistirse a los caprichos infantiles. Los Escorpio probaron todos los trucos cuando eran niños, y saben muchos secretos.

El escorpión es famoso por el aguijón de su cola; y el jovencito Escorpio puede ser a la vez sensible y cruel, especialmente con los hermanos que se crucen en su camino. El progenitor Escorpio puede estar apasionadamente ligado a su prole, y también a veces patológicamente celosa de la atención que reciben de su pareja. 

Sagitario

El hijo de un padre Sagitario es probablemente un viajero experimentado a la edad de dos años, ya que este signo cree firmemente que viajar amplía las miras. La madre Sagitario probablemente tendrá a su hijo inscrito en un parvulario a esa misma edad, para sentirse libre. 

Los Sagitario tienen un poderoso deseo de comprender, y no pueden creer que otras personas, en particular sus hijos, no compartan esta necesidad suya. Análogamente, para los Sagitario el deporte es una pasión devoradora; y este tipo de progenitor Sagitario esperará que sus hijos sean igualmente activos.

Los Sagitario tienen muchas dificultades con la rutina y también para controlar a niños rebeldes, especialmente porque valoran mucho la libertad de ser ellos mismos, y desean dárselas también a sus hijos. Por esta razón, tienden a ser tolerante frente a comportamientos que otros signos encontrarán intolerables. 

Capricornio

El padre Capricornio encuentra difícil relajarse lo suficiente como par disfrutar con sus hijos, aunque esto se hace más fácil con la edad. Probablemente inscribirá a su hijo en la escuela pública tan pronto nazca. La madre Capricornio utiliza su gran sentido del humor como punto de encuentro con sus hijos. 

Los Capricornio tienden a empujar a sus hijos a progresar; y aunque los niños tímidos e introvertidos reciben simpatía de su naturalmente introvertido progenitor Capricornio, el niño necesitado de afecto puede sufrir por falta de cariño. 

Los padres Capricornio necesitan recordar que la disciplina no lo es todo, y que la diversión y la risa pueden aligerar las más pesadas cargas paternales. También deben procurar ser menos rígidos en le vida diaria. 

Acuario

Es importante que el padre Acuario aprenda a reconocer en su hijo la presencia de un individuo digno de respeto. También la madre Acuario debe quejarse menos y aceptar a su hijo como es, sin preconceptos. El inconformismo mina la felicidad propia y ajena. 

Los progenitores Acuario pueden ser muy poco convencionales, siguiendo todas las últimas teorías sobre la educación de los hijos con interés apasionado, llegando a perseverar en ellas incluso cuando no funcionan bien. También pueden estar tan ocupados observados y reformando el mundo, que se olvidan de que ellas también son parte de la familia.

Sin embargo, los Acuario tienen un magnetismo especial y son inherentemente amorosos, aunque no sean de carácter abiertamente cariñosos. Sus hijos normalmente los adoran y se sienten fascinados por el vívido mundo en el que el progenitor Acuario los introduce, y probablemente sólo los niños muy falderos puedan quejarse.

Piscis

El padre Piscis suele ser muy elusivo, pero, si se centra en su hijo el tiempo suficiente, puede inspirarle un profundo amor por la música, el arte y la poesía. Los cuentos de hadas son una forma excelente para que una madre Piscis entretenga a sus pequeños y les permita compartir su rico mundo.

Piscis tiene mucha dificultad con la disciplina y la dirección, de manera que los niños astutos pronto aprenden a manipular este hecho para sus propios fines. Esto significa que los niños de los progenitores Piscis suelen ser mimados y estar acostumbrados o salirse con la suya.

Como progenitores, los Piscis con frecuencia se regodean en su “martirio de padres”. Seguramente fue un Piscis el autor de la frase: “Después de todo lo que he hecho por ti…”. 

S&

Te puede interesar