Qué pasa y dónde irán a parar Mora y Caramelo, los perros de Gran Hermano

Ambos cachorros han estado a punto de ahogarse en la pileta y la gente pie que los saquen. Cuando termine el programa, quedan sin dueño. El veterinario a cargo explicó qué sucederá.

Espectáculos 03/03/2023 redacción WTF redacción WTF
f720x404-82916_124488_5050

Con mucha gente pidiendo que saquen a los cachorros Mora y Caramelo de Gran Hermano, el veterinario a cargo,  Gustavo Marín, aseguró que los perros están bien, pese ha que han estado dos veces a punto de caer a una piscina de la casa.

"Nosotros no vimos nada. Si realmente fuera peligroso para ellos o no estuviera de acuerdo creo que levanto la voz, hablo con producción y los perros se van en el acto, o la producción misma diría que no los están cuidando, pero no pasa eso”.

Dueño de una hostería destinada a hospedar y cuidar animales profesionalmente, Marín es un médico veterinario y magíster en salud animal.

“Estamos alertas, no obstante yo igual agradezco que la gente cuente, porque a veces yo me entero de cosas porque la gente te escribe, muchos por Instagram. Muchos con cuestiones como ‘por favor, que se lo lleve Marcos, es el más responsable, no se lo den a Romina’”, agregó el veterinario.

Respecto del hecho de que los cachorros continúen su vida en la casa de alguno de los integrantes del reality, el profesional hizo una salvedad. “Lo que les dejamos en claro es que en lo posible les dejen hacer una vida libre, que no estén todo el día a upa, porque en realidad van a reaccionar, les va a molestar””, recomendó y explicó: “No todos los perros son iguales, son como nosotros, hay gente que tiene carácter mejor, otra peor. Los perros son iguales y hay que respetarlos, y el respeto implica darles su lugar de animal, cosa que no sucede en muchas familias”.

“Hoy los perros hacen colecho con la gente, se ponen botitas, ropitas, cositas, son perrijos que están integrados de una manera tal a las familias que hasta un punto está bueno, pero llega un punto en que hay que poner límites porque eso no les hace bien a ellos y eso va a pasar con mucha de la gente que nos está escuchando ahora, que por ahí los humaniza de tal manera que no está bueno”, consideró Marín.

Al finalizar, se refirió al futuro de los animales y a la posibilidad de que los hermanos continúen juntos la convivencia en otro hogar o que los separen: “Para mí es indistinto -aseguró-. No tienen por qué vivir juntos, creo que a cada uno le haría bien tener su familia, pero también podría pasar que vayan juntos y estarían bien, pero no me parece que sea una condición sine qua non decir que tienen que irse juntos”.

 en momentos en que todos estaban de festejo, algunos en la cocina y otros en el patio, se escuchó el grito de Camila que logró parar los corazones de todos “¡Se cayó!”, aseguró desde afuera, mientras su hermana, La Tora y su madre Gladys estaban acomodando la mesa en el living. “¿Quién se cayó? Pobrecito...”, fue la primera reacción de la madre, que de inmediato agarró un repasador, y Florencia fue hasta el jardín a ver lo que había ocurrido.

La escena en el patio mostraba a Camila, Nacho y su padre Rodolfo intentando secar a Caramelo, mientras Fabián -el sobrino de Romina- inspeccionaba la red que protege a las mascotas de la pileta. “Menos mal que lo vi”, afirmaba Camila, mientras lo envolvían con un repasador, momento en que pidieron al familiar de Romina que solicite un secador de pelo. “Lo vi adentro de la pile”, continuaba la participante detallando lo ocurrido, todavía en estado de shock. En ese instante, la transmisión se cortó.

Luego pasó una segunda vez, pero con ambos perros. Mucha gente dice que no pueden estar en un reality, pero seguirán saliendo en vivo las 24 horas porque el veterinario afirma que están bien.

Te puede interesar