David Beckham quiere armarle a Messi este "dream team" en Inter de Miami

El Tata Martino tendría avanzadas las conversaciones para sentarse en el banco de suplentes. Y Messi podría reencontrarse con viejos conocidos como Luis Suárez, Sergio Busquets y Jordi Alba.

Deportes 08/06/2023 redacción WTF redacción WTF
david-beckham-lionel-messi-1584537

David Beckham logró su sueño de trabajar con Lionel Messi y quiere armarle un equipo lleno de estrellas: va por tres ex compañeros suyos.

Se trata de Sergio Busquets, Jordi Alba y Luis Suárez, tres de sus mejores socios dentro de la cancha en su estadía en Barcelona, pero también de sus mejores amigos.

Busquets, de 34 años, anunció recientemente que dejará Barcelona luego de 14 temporadas. 'Busi' todavía no definió su futuro, pero sí recibió ofertas: el Al Nassr le ofreció un millonario contrato para sumarlo, pero el campeón del mundo con España en 2010 aún no la respondió. Recientemente declaró que su futuro no dependía de a donde juegue Messi.

 

Alba, el mejor socio que ha tenido el rosarino -dicho por él mismo-, también finaliza su contrato en el equipo Culé el 30 de junio y ya confirmó que no renovará porque siente que "he ido perdiendo protagonismo". El lateral izquierdo de 34 años también fue tentado por el fútbol árabe, pero sin oferta formal, y quien busca contratarlo es el Atlético de Madrid.

 En la misma entrevista con Mundo Deportivo en la que Messi confirmó su incorporación al Inter de Miami, también dejó en claro que él, Jordi y Busquets, "cada uno mira por su futuro". "Yo obviamente que estaba pendiente de ellos y de qué iban a hacer pero nunca en ningún momento nos pusimos de acuerdo para ir juntos a ningún lado. Yo tomé mi decisión por mí y no sé qué van a hacer ellos", aseguró.

Por último, Luis Suárez tiene contrato hasta fines de 2024 en Gremio de Brasil, donde percibe un salario que ronda los 280 mil dólares mensuales, aunque su vínculo tendría una cláusula de salida que podría ser ejecutada por el propio delantero uruguayo de 36 años.

Inter de Miami tendría que hacer alguna ingeniería financiera como la que hizo con Lionel Messi para no romper con las reglas económicas de la MLS. La liga establece un tope salarial que ronda entre los 5 y 6 millones de dólares por jugador, con excepciones para tres jugadores franquicias, que pueden sobrepasar ese límite.

Messi será uno de los jugadores franquicia del Inter de Miami, que ya tiene bajo el mismo concepto al venezolano Josef Martínez. Por lo que entre Busquets, Alba y Suárez, solo uno de ellos podría percibir un salario mayor al establecido -en el mejor de los casos, dos, si se va Martínez-.

Por otro lado, Beckham también inició gestiones para contratar a Gerardo Martino como entrenador: el Tata, desempleado tras su paso por la Selección de México, ya dirigió en la MLS al Atlanta United, y coincidió con Messi en la Barcelona y la Selección Argentina.