Ulises Jaitt denunció que lo amenazan de muerte y advirtió como Natacha: "No me voy a suicidar"

Natacha Jaitt puso en Twitter que no se iba a suicidar y apareció muerta luego de sus denuncias de abuso infantil en el ambiente de famosos. Su hermano lanzó una advertencia similar

Espectáculos 13/07/2023 redacción WTF redacción WTF
GSH2REVP5REL7HXLOC6BLIT32M

Ulises Jaitt, hermano de Natacha Jaitt, denunció haber recibido amenazas en las últimas horas por lo que lanzó una fuerte advertencia.

 "Por investigar la causa de mi hermana Natacha AVISO: No me voy a suicidar, ni ahogar en una bañera. No me voy a pegar un tiro, no me drogo, así que si algo de todo eso pasa, NO, NO FUI. Guarden tuit", escribió el hermano de la mediática.

Natacha Jaitt murió en febrero del 2019, y poco menos de un mes antes, lanzó en Twitter una advertencia similar a la que este martes publicó su hermano Ulises.

 "AVISO: No me voy a suicidar, no me voy a pasar de merca y ahogar en una bañera, no me voy apegar ningún tiro , así que si eso pasa, NO NO FUI. Guarden tuit", escribió entonces la mediática.

Natacha venía denunciando abusos en el ambiente del fútbol, la tv y la política. En 2018 en “La noche de Mirtha”, acusó de pedofilia, trata, corrupción de menores, abusos sexuales y encubrimiento a periodistas, políticos, religiosos, actores, conductores y productores de televisión.

Esas declaraciones las hizo en marco del escándalo por los abusos a futbolistas de las divisiones inferiores de Independiente que había estallado semanas antes, tras una denuncia presentada por el coordinador de las Inferiores del club de Avellaneda y el encargado de la pensión a raíz del testimonio de una de las víctimas.

 

Entre los mencionados por Jaitt, se encontraban un diputado y varios participantes de Gran Hermano: “Cohen Arazi pedía sexo a cambio de trabajo. Su socio es Francisco Delgado de Gran Hermano. Brian (Lanzelotta) le llevaba los chicos de la villa al árbitro (Martín Bustos) y a él”. También acusó a varios periodistas y empresarios de los medios como cómplices.

En varias ocasiones Jaitt dejó entrever que se sentía amenazada o que su vida estaba en peligro por las declaraciones que se había atrevido a hacer. Su abogado confirmó que recibía amenazas.