Se suicidó Williams Alexander Tapón, el futbolista que pateó la cabeza a un árbitro

El joven de 24 años había sido imputado de "homicidio agravado por alevosía en grado de tentativa en el contexto de un espectáculo deportivo".

Deportes 18/07/2023 redacción WTF redacción WTF
williams-alexander-tapon-patada-cabeza-arbitro-ariel-paniagua-g20230718-1612197

Un joven futbolista que agredió a un árbitro durante una discusión en un partido amateur en la localidad bonaerense de Sarandí , Argentina,  fue hallado muerto la noche del lunes. 

Williams Alexander Tapón habría tomado la decisión de suicidarse tras la difusión de las imágenes del violento ataque al árbitro Ariel Paniagua, que quedó tendido en el suelo tras recibir una patada a la altura de la nuca.

 Según fuentes policiales, el joven de 24 años se habría quitado la vida con un disparo en la cabeza. Su cuerpo fue encontrado en las vías del tren, recogen medios locales.

Tapón había sido imputado el lunes de "homicidio agravado por alevosía en grado de tentativa en el contexto de un espectáculo deportivo" por el incidente con Paniagua, quien denunció lo sucedido ante las autoridades.

Por su parte, familiares del futbolista denunciaron presiones del árbitro antes de que se hiciera público el hecho. "Mañana [martes] vamos a velar a mi hermano pero después vamos a contar nuestra verdad en todos los medios de comunicación", comentó Marisol.


La agresión se registró el pasado fin de semana mientras se jugaba la final de un torneo de fútbol amateur en un complejo deportivo con canchas de césped sintético llamado 'Estación 98'.

Un video compartido en las redes sociales muestra el momento en el que dos jugadores agreden a Paniagua luego de la expulsión de uno de ellos.

Primero un futbolista reacciona con un empujón. Segundos después, aparece Tapón, que llevaba la camiseta con el número 10, y le golpeó dos veces en el rostro al árbitro, lo que provocó que cayera al suelo. Una vez en el piso recibió una fuerte patada en la cabeza, quedando lastimado y momentáneamente inconsciente.

Paniagua fue asistido por varios jugadores de ambos equipos y el personal de salud del complejo deportivo. A continuación, fue trasladado al hospital donde recibió atención médica y más adelante fue dado de alta.

"Quiero que sirva esto más que nada para que se termine con la violencia que hay hacia los árbitros […] Me pudo haber matado", comentó Paniagua.

Te puede interesar