Qué encontraron en la tablet de Natacha Jaitt y qué habló con el dueño del local donde murió

La mujer que denunció los casos de pedofilia en el programa de Mirtha Legrand murió el día del cumpleaños de Mirtha. Luis Ventura asegura que fue un mensaje mafioso. Qué hay en su tablet.

Espectáculos 27/07/2023 redacción WTF redacción WTF
mirtha

Los fiscales que investigan la muerte de Natacha Jaitt recibieron los informes forenses sobre el iPad de la modelo que murió el 23 de febrero de 2019 tras un encuentro de negocios en el salón de fiestas Xanadú del partido bonaerense de Tigre.

Además, recibieron la conversación de Jaitt con el dueño del salón. Gonzalo Rigoni, cuando viajaba  en compañía de su amigo Raúl Velaztiqui Duarte.

 Pocos minutos después de las 21, la modelo toma contacto por primera vez con el celular de Rigoni. “Te dejo de hablar así pongo el GPS que me lleva hasta el salón tuyo”, le avisó la mediática que lo iba a ver porque estaba interesada en organizar fiestas. Luego, aclaró en un mensaje pero de audio: “Soy Natacha Jaitt, por las dudas, por ahí te enganchó el Whatsapp y no sabes quién soy”.

Después, le mandó otro audio en el que advertía que las condiciones del tiempo eran muy malas: “Qué tal Gonzalo. Estamos con toda la tormenta lidiando, pero estamos yendo para ahí. Tranqui, eh, es un desastre esto. Justo se largó con todo, pero tranquilo, estamos yendo para ahí”.

Unos 15 minutos más tarde, vuelve a enviarle un audio: “Gonza, anda preparando ahí algo para picar o paso por un Auto Mac jajaja... Quesito, cosita para picar con un vinito”. “Mirá, vinito hay, champagne también, de comer nada. Si querés lleguen y pido algo”, fue la respuesta, e indagó: “¿En cuánto llegan? ¿Querés que pida sushi”.

“Buenísimo, pero no agridulce, picamos unos sushis livianitos”, le dijo Jaitt. “Me encargo”, respondió en el chat el empresario que retomó la charla pasadas las 21.30 para pedirle “uno o dos ataditos” de cigarrillos, y avisarle que el “el sushi llega a las 22.30″. “Estoy justo por entrar a comprarme para mí”, dijo la mujer que moriría horas más tarde en una cama matrimonial del salón de fiestas.

En el iPad encontraron 56 gigas de información y en “El Diario de Mariana”, Luis Ventura dio un fuerte dato: “Con Natacha en vida yo tuve acceso a material que ella me acercaba, la mayoría fuera de mi órbita, porque si bien yo hago periodismo, es mucho más liviano. Ella proponía otras cosas. Incluso tengo un video grabado por ella, donde apunta a causas muy graves”.

"Llamativamente Natacha muere el día del cumpleaños de Mirtha Legrand -precisó Ventura-, es un típico mensaje mafioso. El otro día Ulises me vino a pedir a ver si me puede poner en la lista de testigos, porque ella me vino a traer esa tablet para que yo la viera, y vi mucho material. Después ella le vendió parte de ese material a un detective, yo no vi la plata, pero sé la cifra por la cual se hizo esa operación. Las cosa que me mostraba a mí me dieron miedo, en el sentido que estaba más allá de lo que yo podía. Si bien había gente famosa, no era un material que pudiera publicarlo”.

Se encontraron 50 conversaciones entre Instagram, Twitter y Tik Tok. Hay 72 visitas de browser que fueron borradas, pero recuperadas luego, con términos como letras de Cacho Castaña o la cotización del dólar. Se hallaron 2055 videos donde se ven a familiares de Natacha, búsquedas online sobre la causa por abuso sexual que inició contra dos hombres, o sobre sus denuncias públicas por presuntos abusos en el internado de las inferiores de Independiente.

Hay conversaciones sobre cuestiones personales, información sobre la vida íntima de terceros. Los resultados del análisis del iPhone de Natacha, peritado previamente, también abonan esta teoría, con conversaciones con los presentes en la noche del 22 de febrero en el Xanadú.

Llegar a estos resultados fue por lo menos arduo. Gendarmería Nacional realizó más de 95 mil intentos para desbloquear el aparato. Desde el comienzo de la investigación por la muerte de Jaitt, llevada adelante por el fiscal adjunto Cosme Iribarren y los doctores Diego Callegari y Sebastián Fitipaldi, los dispositivos electrónicos de la víctima fueron un eje fundamental.

Según su hermano Ulises, allí guardaba información importante sobre temas delicados. Sin embargo, ya se abrió su celular y no se halló nada relevante para la causa.

Te puede interesar