La influencer vegana Zhanna murió de "hambre y agotamiento" por falta de vitaminas

Zhanna D'Art convenció a miles de jóvenes de que se podía estar sana con una dieta de semillas y frutas. Hacía ayunos. Murió y se abre el debate sobre las redes sociales.

Curiosidades 02/08/2023 redacción WTF redacción WTF
6f5c5ff3-5b1f-450d-b835-fc8b25564ef5_alta-libre-aspect-ratio_default_0

Zhanna D’Art, una mujer de 39 años era crudivegana y fomentaba una dieta a base de frutas y semillas, murió de hambre y agotamiento en un hospital de Malasia. La influencer uzbeka también practicaba el “ayuno seco”, es decir una dieta donde se pasan días sin beber agua, ni ingerir alimentos.

Zhanna Samsonova nació en Uzbekistán, pero residía en el sudeste asiático y tenía miles de seguidores en Instagram a los que recomendaba una dieta tan pobre en proteínas que acabó muerta. Ahora se abre el debate sobre los jóvenes que la seguían al pie de la letra.

 “Veo que mi mente y mi cuerpo se transforman todos los días. Amo mi nuevo yo, nunca volveré a los viejos hábitos”, contaba Zhanna Samsonova a sus seguidores. La mujer explicaba que como consecuencia de este hábito alimenticio “lograba mantenerse joven”.

Sus 12.800 seguidores presenciaban la dieta extrema de la joven influencer que solo comía frutas, brotes de semillas de girasol, batidos de frutas y zumos naturales. Incluso, durante algunas épocas, también practicaba "ayuno seco", negándose a comer o beber durante días.

“No beber agua es una experiencia común entre los frugívoros crudos. No tengo sed de agua. No quiero beber agua. Obtengo mi agua de frutas y cocos y eso está bien para mí”, fomentaba la joven entre sus seguidores. Según sus propios amigos, desde hacía unos meses, Samsonova cambió a una dieta más restrictiva.

Su madre, Vera Samsonova, le dijo al diario británico The Sun que Zhanna D’Art contrajo una "infección similar al cólera" solo unas horas antes de volar a su casa. En la misma línea, un amigo de la influencer agregó: "El hambre ociosa de la Samsonova estaba causando que se derritiera ante nuestros ojos, pero ella creía que todo estaba bien."


Tras la triste noticia, una amiga denunció que la influencer se había estado "matando de hambre" durante siete años. Olga Chernyaeva, le dijo al diario ruso Novye Izvestia: "Vi su viaje hacia la muerte durante siete años. Hace unos cinco meses, conocí a Zhanna en Sri Lanka y tenía una mirada demacrada”.

Y amplió: "Sus piernas estaban hinchadas... Era increíble que todavía se moviera, creo que lo hizo a través del dolor". Ante la consulta del diario ruso, Chernyaeva concluyó: “Traté de hablar con ella, de convencerla de que buscara ayuda de los médicos, que se hiciera pruebas. Le mostré su cuerpo en el espejo y en fotografías de años pasados. Pero el carácter de Zhanna no era sencillo, era imposible convencerla en ciertos temas”.