En ruinas: así queda una histórica localidad de Hawai tras los apocalípticos incendios

Es el peor desastre de la historia de la isla. Se ven múltiples edificios quemados y derrumbados, escombros por todas partes y árboles totalmente incendiados. Los residentes de Maui  escaparon desesperadamente de las llamas

Actualidad 11/08/2023 redacción WTF redacción WTF
XU6BXO6LEVETFED5H6CTZPYCUI

La localidad hawaiana de Lahaina, en la isla de Maui (EE.UU.), ha quedado totalmente destruida tras los violentos incendios forestales que azotan la isla, convirtiendo esta comunidad histórica en unas ruinas de aspecto apocalíptico.

 Imágenes aéreas captadas por un dron muestran la dimensión de la devastación en Lahaina. En el video se ven múltiples casas y edificios quemados y derrumbados, escombros por todas partes y árboles totalmente incendiados.

 Hasta el momento, las autoridades han confirmado 55 muertes en el área de la ciudad y advirtieron de que es probable que la cifra de víctimas siga aumentando. Además, comunican que aún no es posible determinar la cifra exacta de personas desaparecidas.

Los residentes de Maui escaparon desesperadamente de las llamas, algunos a pie, se preguntaron por qué el famoso sistema de alerta de emergencias de Hawaii no les alertó cuando el fuego se acercaba a sus casas.

Los registros de gestión de emergencias de Hawaii no muestran indicios de que se activaran las sirenas de alerta antes de que un devastador incendio forestal matara al menos a 55 personas y arrasara una ciudad histórica, según confirmaron las autoridades el jueves.

Hawaii cuenta con lo que el estado describe como el mayor sistema integrado de alerta de seguridad pública al aire libre para todo tipo de peligros del mundo, con unas 400 sirenas colocadas en toda la cadena de islas para alertar a la población de diversos desastres naturales y otras amenazas. Pero muchos de los supervivientes de Lahaina dijeron en entrevistas en los centros de evacuación que no oyeron ninguna sirena y que sólo se dieron cuenta de que estaban en peligro cuando vieron llamas o escucharon explosiones cerca.

 Thomas Leonard, un cartero jubilado de 70 años de Lahaina, no se enteró del incendio hasta que olió humo. Ese mismo día se había ido la luz y la telefonía móvil, por lo que el pueblo no disponía de información en tiempo real sobre el peligro.

 Intentó marcharse en su Jeep, pero tuvo que abandonar el vehículo y correr hacia la orilla cuando los coches cercanos empezaron a explotar. Se escondió detrás de un malecón durante horas, con el viento soplando cenizas sobre él.

 Finalmente llegaron los bomberos y escoltaron a Leonard y a otros sobrevivientes a través de las llamas hasta un lugar seguro.

El portavoz de la Agencia de Gestión de Emergencias de Hawái, Adam Weintraub, declaró a The Associated Press el jueves que los registros del departamento no muestran que las sirenas de alerta de Maui se activaran el martes. En su lugar, el condado utilizó alertas de emergencia enviadas a teléfonos móviles, televisiones y emisoras de radio, dijo Weintraub.

 No está claro si esas alertas se enviaron antes de que los cortes generalizados de electricidad y telefonía móvil cortaran la mayor parte de las comunicaciones con Lahaina.

 Las comunicaciones han sido irregulares en todo Maui, con el 911, teléfono fijo y el servicio celular fallando a veces. En algunas partes de la isla tampoco había electricidad.

 Alimentado por un verano seco y fuertes vientos de un huracán, el fuego comenzó el martes y tomó a Maui por sorpresa, corriendo a través de matorrales resecos que cubren la isla y luego arrasando casas y cualquier otra cosa que se encontraba en su camino.

El Jefe del Departamento de Bomberos de Maui, Brad Ventura, dijo que el fuego se desplazó tan rápidamente de matorral en matorral que fue imposible enviar mensajes a las agencias de gestión de emergencias responsables de las alertas de emergencia.

 El incendio forestal es ya el desastre natural más mortífero del estado desde el tsunami de 1960, que mató a 61 personas en la Gran Isla.