Qué te pasa, Nole: Djokovic fue vapuleado por el italiano Lorenzo Sonego en Viena

Deportes 30 de octubre de 2020 Por S&
El número uno del mundo cayó por 6-2 y 6-1 en solo 68 minutos de juego. Fue apenas su tercera derrota en el año.
nole
El número 1. Djokovic y una derrota inesperada en Austria.

El serbio Novak Djokovic, número uno del ranking mundial, se despidió este viernes en los cuartos de final del ATP 500 de Viena, que se disputa sobre superficie dura y reparte 1.550.950 euros en premios, tras ser vapuleado por el italiano Lorenzo Sonego, 42º en el escalafón, por un inapelable 6-2 y 6-1 en apenas 68 minutos de juego.

Esta fue apenas la tercera derrota de Djokovic en esta temporada, en la que acumula 39 victorias. El balcánico había caído ante el español Rafael Nadal en la final de Roland Garros hace tres semanas y en los octavos de final del Abierto de Estados Unidos ante el español Pablo Carreño Busta por descalificación, tras golpear con una pelota a una jueza de línea.

Djokovic no perdía contra un adversario situado tan abajo en el ranking ATP desde hacía más de dos años. Fue en junio de 2018, cuando cayó en los cuartos de final de Roland Garros por 6-3, 7-6 (7-4), 1-6 y 7-6 (13-11) ante otro italiano, Marco Cecchinato, que entonces era 72º del mundo.

“Simplemente me sacó de la cancha, eso es todo”, admitió el balcánico. “Fue mejor en todos los segmentos del juego. Fue un partido bastante malo de mi lado, pero increíble del suyo. Definitivamente se merecía este resultado”, reconoció.

Quizás lo más llamativo es que el serbio fue batido por un rival que el domingo había caído ante el esloveno Aljaz Bedene en la última ronda de la qualy. Sin embargo, el jugador nacido en Turín hace 25 años obtuvo un lugar en el cuadro principal como lucky loser, favorecido por la deserción de Diego Schwartzman, y no desaprovechó su oportunidad.

“Novak es el mejor del mundo. Hoy jugué el mejor partido de mi vida. Es increíble, asombroso. Estoy tan feliz por esto”, expresó incrédulo el italiano, campeón el año pasado en el ATP 250 de Antalya, quien hasta este viernes no había podido ganar siquiera un set en sus tres partidos previos frente a rivales ubicados en el top ten.

“Estaba concentrado en mi tenis. Hoy saqué muy bien, devolví bien, jugué mi mejor tenis y moví muy bien la pelota”, detalló el vencedor, quien reconoció que las condiciones de la pista resultaban favorables para su juego: “Me gusta estar acá, es muy rápido para mi servicio”.

Esta sorpresiva derrota, la primera en su carrera ante un lucky loser (se había impuesto en los 12 duelos previos), impidió que Djokovic se asegurara esta semana terminar el año como número uno del mundo por sexta vez en su carrera, un logro que solo Pete Sampras consiguió.

Sonego, que no cedió sets en sus tres partidos del cuadro principal, se medirá en una de las semifinales del certamen austríaco con el vencedor del último duelo de los cuartos de final, que enfrenta al británico Daniel Evans (33º) con el búlgaro Grigor Dimitrov (20º).

En otra sorpresa de este viernes, el ruso Daniil Medvedev (6º) fue derrotado por 6-4 y 7-6 (7-5) por el veterano Kevin Anderson, quien llegó a ocupar el quinto puesto en el escalafón hace dos años y hoy se encuentra 111º.

En las semifinales, el sudafricano se enfrentará al ruso Andrey Rublev (8º), que eliminó al número 3 del mundo, el local Dominic Thiem, por 7-6 (7-5) y 6-2.

PelePelé saludó a Maradona por su cumpleaños: "Que sonrías siempre"

S&

Te puede interesar