¿Cómo pueden mejorar tu salud las Flores Bach?

Curiosidades 01 de noviembre de 2020 Por S&
Los remedios Bach utilizan la sutil energía de las flores silvestres para curar la mente y el cuerpo de una manera toralmente inofensiva.
floresbach

Los remedios Bach utilizan la sutil energía de las flores silvestres para curar la mente y el cuerpo de una manera toralmente inofensiva.

Los remedios Bach están basados en extractos de flores silvestres, fueron formulados en primer lugar en la década de los treinta y desde entonces han gozado de popularidad.

Sin embargo, aunque emplean plantas, los Remedios Bach son diferentes de la mayoría de los remedios de hierbas, porque actúan sobre los desórdenes de personalidad o estados negativos de la mente que luego se somatizan a través de enfermedades físicas, sin quedarse en los meros síntomas. 

No emplean las propiedades físicas o farmacéuticas de las plantas, sino que se apoyan sobre sus energías curativas.

Muchos años de estudio le llevaron a Bach a la conclusión de que la enfermedad está fundamentalmente conectada con estados negativos de la mente, y que el tratamiento de estos erradicaría los síntomas que generaban. 

Bach hizo todo a través de un proceso puramente intuitivo. Imaginó el tipo de ansiedad o miedo que deseaba tratar, y después puso sus manos sobre diversas plantas hasta que encontró una que le hizo sentir que curaría el problema. 

Los 38 remedios se agrupan bajo siete encabezados principales, de acuerdo con el tipo fundamental de miedo o preocupación que representan. 

Si a su caso se aplica más de una descripción, puede necesitar tomar una combinación de remedios, mezclando gotas a modo de “cóctel”.

-          Miedo

·         Temblón: Miedos vagos e inexplicables pueden mejorarse con este remedio. Con frecuencia, el paciente está aterrorizado a que empeoren las cosas. 

·         Ciruelo: Para la desesperación provocada por el miedo a perder el control, o ser incapaz de resistir el impulso a hacer cosas temibles.

·         Mímulo: Un gran reconfortante que ayuda a aliviar los miedos reales de la vida cotidiana: temor a la enfermedad, dolor, accidentes, soledad, pobreza.

·         Castaño rojo: Para gente que está demasiado preocupada por el bienestar de otros, llena de ansiedad, siempre imaginando que sus seres queridos serán victimas de todo tipo de desgracias.

·         Rosa Púrpura: El original “remedio recuperador” para casos extremos de pánico, miedo o terror, normalmente debido a accidentes, o enfermedades repentinas o malas noticias inesperadas relativas a uno mismo o a un ser querido.

 -          Inseguridad

·         Cerato: Para aquellos a quienes la falta de confianza en sí mismos los lleva a buscar constantemente el consejo de otros, ya que son incapaces de decidir.

·         Genciana: Ofrece estímulo a aquellas personas que sienten que sus dificultades son demasiado grandes para superarlas, se desalientan o desaniman.

·         Argomón: Para contrarrestar los efectos de la indefensión: el sentimiento de que todo ha sido probado y de que nada más puede hacerse.

·         Carpe: Aporta alivio en los períodos de agotamiento mental y físico, cuando los asuntos de cada día parecen excesivos para afrontarlos.

·         Escleranto: Puede ayudar a aquellas personas irritadas que constantemente cambian de opinión, que nunca parecen capaces de tomar decisiones positivas.

·         Avena silvestre: Puede beneficiar a cualquiera, y se emplea normalmente, cuando un paciente no responde con prontitud a otros remedios.

 -          Soledad:

·         Brezo: Para personas competentes y confiadas que no dudan de su capacidad para aconsejar y ayudar a otros, pero son muy impacientes y esperan que todo el mundo responda pronto a sus deseos.

·         Clavel del aire: El perfecto antídoto contra la impaciencia, tanto si el sentimiento se dirige al propio paciente, a otros o a la vida en general, porque alivia los síntomas de tensión y estrés en personas que trabajan solas.

·         Violeta del agua: Combate el retraimiento en aquellos que están decididos a controlar sus propias vidas, incluso frente a la adversidad, a la cual encaran con coraje a pesar de sus dudas interiores.

 -          Falta de interés en el presente:

·         Clemátide: Para personas idealistas, tranquilas, infelices, que desperdician el tiempo soñando despiertos en un futuro mejor y más satisfactorio. Cuando están enfermos, les falta la energía y la resolución para recuperar la salud y la felicidad.

·         Madreselva en flor: Para aquellos que permiten que la nostalgia gobierne sus vidas, viviendo demasiado en el pasado, y añorando siempre lo que fue o podría haber sido, sin hacer frente a la realidad.

·         Rosa silvestre: Ayuda a sobreponerse de la apatía a personas que sienten que todo es demasiado esfuerzo y que caen en el desaliento, con frecuencia, sin razón.

·         Oliva: Un remedio efectivo para cualquiera que sufra de agotamiento temporal físico o mental, y que, por lo tanto, se siente incapaz de luchar.

·         Castaña blanca: Puede ser una inmensa ayuda para quienes encuentran difícil concentrarse y liberar sus mentes, de cosas no esenciales, o para quienes desperdician su energía preocupándose por trivialidades.

·         Mostaza: Combate los repentinos pero serios brotes depresivos cuando la causa puede ser desconocida o inexplicable, restableciendo el sentido del equilibrio del enfermo.

·         Brote de castaño: Para aquellos cuya incapacidad para aprender de las experiencias personales hace que se sientan inclinados a cometer los mismos errores una y otra vez, porque tampoco confían en el consejo de los demás.

 -          Excesivo cuidado de los demás:

·         Haya: Para las personas criticonas y dogmáticas que arrogantemente se quejan de quienes les rodean, y que necesitan ser más tolerantes con el prójimo.

·         Achicoria: Para personas cuya preocupación por las necesidades y el bienestar de los demás les lleva a ser muy posesivos con sus seres queridos.

·         Agua de roca: Para aquellos que se niegan a si mismos muchos placeres normales de la vida, por una tendencia a subsumir la felicidad personal a la ética del trabajo, sin pensar en otras necesidades.

·         Verbena: Adecuada para las personas de voluntad fuerte y valientes que persiguen con tesón sus objetivos frente a dificultades aparentemente insuperables.

·         Parra: Un remedio para los que siempre están totalmente convencidos de que tienen razón que les resulta muy difícil aceptar ayuda de otros, incluso cuando la necesitan, y mucho.

 

-          Exceso de Sensibilidad: 

·         Agrimonia: Para quienes sufren inquietudes y tormentas interiores, preocupaciones y ansiedades ocultas que no desean o no pueden compartir con otros.

·         Centaura: Remedio para los que siempre están preocupados por agradar a otros y son demasiado gentiles, permitiendo que todos se les impongan.

·         Acebo: Combate la envidia, los celos, el espíritu de revancha y la sospecha en quienes permiten que estas emociones negativas y potencialmente destructivas afecten sus vidas y sus relaciones.

·         Nogal: Es muy valioso para las personas que necesitan aprender cómo se dejan las cosas, o que son demasiado nostálgicas o excesivamente sensibles.

-          Desaliento y desesperación:

·         Manzana silvestre: Un purificador natural que puede ayudar a todos los que sienten que hay algo sucio en ellos, algo de lo que deben desprenderse antes de concentrarse en otras materias.

·         Olmo: Para sentimientos de inadecuación o incompetencia, cuando quienes están esforzándose en alcanzar objetivos difíciles o quizás imposibles no lograr obtener sus fines.

·         Alerce: Para quienes su falta de autoestima es tan marcada que no intentan tener éxito, porque están totalmente convencidos de que sus esfuerzos están destinados a fracasar.

·         Roble: Para quienes se enfrentan con grandes dificultades, en su vida cotidiana o en términos de salud, y luchan contra ellas palmo a palmo hasta que su fortaleza empieza a fallarles.

·         Pino: Para quienes, nunca contentos con sus esfuerzos o resultados, sufren mucho por dentro, debido a sus fracasos, reales o imaginarios, que se reprochan a si mismos.

·         Leche de Gallina: Muy reconfortante para quienes están en una gran zozobra como consecuencia de un shock mental, físico o emocional, debido a algún tipo de experiencia traumática.

 ·         Castaña dulce: Para los momentos de desesperación, de angustia mental extrema, cuando parece sin sentido intentar seguir y simplemente se está desalentando para poder enfrentar la realidad.

·         Sauce: Aleja la desesperación en aquellos que se han amargado debido a que sienten que no se merecen la desgracia que les ha tocado sufrir y se resisten a afrontar la realidad.

S&

Te puede interesar