¿Por qué es importante tener una herradura en casa o tirar una moneda a un pozo de agua?

Curiosidades 09 de noviembre de 2020 Por S&
Averigüe cómo potenciar su suerte por medio de ciertas fuerzas ocultas.
featured-img-of-post-152399

Se piensa que la herradura tiene una poderosa capacidad para alejar el mal y estimular la buena suerte. Por ejemplo, si desea que el día de su boda “y su matrimonio” funcione bien, asegúrese de que en su pastel de bodas haya una decorativa herradura. 

La suerte en el hogar puede mejorarse colgando una herradura de hierro en la puerta, además, procure que cualquier postal que envíe para desear buena suerte contenga una herradura dibujada.

Este símbolo de la suerte data de los tiempos en que el caballo era un elemento esencial en la vida de cada día. Algunas culturas paganas incluso vieron en el caballo un objeto de adoración y culto religioso. 

Los romanos, por ejemplo, tenían su dios de la fragua, Vulcano. Era la casi mágica habilidad del herrero para transformar el mineral en metal y su manejo del fuego -que, según se creía, tenía poderes sobrenaturales- lo que le daba un status cuasi divino.

En la Edad Media, los poderes mágicos de la herradura fueron empleados para protegerse contra brujas y malos espíritus. La gente colgaba herraduras en sus puertas para ponerse a resguardo de estas fuerzas malignas y mantener sus casas seguras.

Pozos de los deseos

Hoy en día, arrojar una moneda en una fuente y formular un deseo puede parecernos una costumbre bastante superficial, pero para gentes primitivas éste era el único camino de aproximación a los espíritus que allí vivían.

Nuestros antepasados, creían que el agua era sagrada, no sólo porque era esencial para la vida, sino porque también podía tornarse violenta y provocar la muerte por ahogo, como en los naufragios. Así, la gente afirmaba que había espíritus que vivían en el agua y éstos eran los responsables de su carácter impredecible.

Cada manantial sagrado estaba habitado por su propio espíritu personal. Era importante mantener felices a estos espíritus para asegurarse de que el agua continuaría fluyendo. Esto se hacía arrojando una ofrenda, tal como una moneda o un alfiler doblado. También se realizaban sacrificios para congraciarse con los espíritus.

Muchos de los pozos y manantiales sagrados de casi toda Europa, que estuvieron en otras épocas dedicados a deidades paganas y después a santos cristianos, también suelen ser considerados importantes por sus propiedades curativas. 

La inmersión, beber el agua o realizar una ofrenda, además de las plegarias, eran algunos de los procedimientos empleados por quienes buscaban la ayuda del espíritu del agua. Por lo tanto, sea respetuoso la próxima vez que se acerque a un pozo de agua. Para formular un deseo, arroje una moneda o un alfiler doblado. 

S&

Te puede interesar