Britney Spears cumple 39 años medio de la batalla legal con su padre y con su novio

Espectáculos 02 de diciembre de 2020 Por redacción WTF
La cantante lucha por quitarle al padre el manejo de todos sus bienes. Celebró con Sam Asghari, con quien lleva 4 años en pareja.

Britney Spears cumple 39 años y sigue sin poder manejar su propio dinero, en medio de una batalla legal que la tiene esclavizada a su progenitor. La cantante celebró la llegada de un nuevo año de vida junto a su novio, el modelo Sam Asghari, con quien lleva cuatro años en pareja.

Asghari fue quien la acompañó durante todo el escándalo que hizo surgir la consigna #FreeBritney en las redes sociales, con la que los fanáticos de la princesa del pop buscan que la artista pueda volver a tomar el control de su vida.

Asghari fue un apoyo clave para Britney en algunos de sus años más difíciles. Antes de Sam, con quien sale desde 2016, la cantante se vinculó con distintos hombres, entre los que se encuentran algunos nombres muy reconocidos del ámbito de la música.


Entre 2014 y 2015, Spears estuvo en pareja durante ocho meses con el productor Charlie Ebersol. Según los rumores, la ruptura entre ambos no se habría dado en buenos términos, ya que la cantante decidió borrar todas las fotos que tenía en sus redes junto al productor, con quien llegó a mostrarse compartiendo tiempo en familia, junto a sus hijos Sean y Jayden.


Entre 2013 y 2014, Britney mantuvo un breve vínculo con David Lucado, un abogado y cantante con quien no tenía más en común que la música. La pareja mantuvo un perfil bastante bajo y apenas llegó a aparecer en público.

"Es un hombre sencillo", le dijo a la prensa apenas trascendió el romance. "Lo adoro. Es realmente divertido y apasionado. Me encanta el hecho de que todo en lo que está involucrado le apasiona y eso es contagioso". Por ese entonces, la cantante confirmó que conoció a Lucado a través de amigos y que su padre verificó su historial romántico antes de "aceptarlo" en la familia.

"Mi papá está un poco loco", admitió Britney.


El fotógrafo británico Adnan Ghalib estuvo en pareja con Britney durante una de las etapas más difíciles de la vida de la artista. De hecho, el vínculo comenzó cuando Ghalib acechaba a Britney constantemente para conseguir fotos de ella en plena crisis.

Es que durante 2007, con solo 25 años, Spears debió enfrentar el divorcio de quien consideraba el amor de su vida, Kevin Federline, padre de sus hijos.

Kevin, el padre de sus hijos


Federline trabajó, primero, como bailarín en el staff de Britney. En 2004, se convirtieron en algo más que compañeros de escenario y comenzaron una relación que duraría tres años, durante los cuales, además de casarse, tendrían a Sean y Jayden.


Federline fue el segundo matrimonio de Britney; sin embargo, en varias ocasiones, la cantante le dijo a los medios que Kevin había sido el gran amor de su vida. Este divorcio fue uno de sus mayores desafíos personales, ya que la enfrentó con una profunda depresión que derivaría en su hospitalización.


Jason Alexander es amigo de Britney desde que ambos son niños. En 2004, la cantante y Alexander se fueron juntos a Las Vegas y, en un rapto de impulsividad, decidieron casarse. Se trató del primero matrimonio de Spears y duró apenas 55 horas: después de una larga e intensa noche, decidieron divorciarse.


El primer noviazgo mediático de Britney fue con uno de sus colegas: Justin Timberlake. Entre 1998 y 2002, los vocalistas protagonizaron una de las historias de amor que más interés generó en la prensa de la época.

Spears y Timberlake se conocieron en el Mickey Mouse Club cuando tenían solo 12 años. A pesar de que llevaban un buen tiempo juntos, en el año 2000 formalizaron su noviazgo. Según trascendió, la ruptura de la pareja ocurrió por una infidelidad de Britney. Tras la separación y en uno de los momentos más interesantes de su carrera, Timberlake lanzó su hit "Cry Me a River".

Britney Spears y Justin Timberlake supieron ser la pareja más codiciada de la prensa entre 1998 y 2002

Te puede interesar