¿Cuánto te interesa el poder?

Curiosidades 06 de diciembre de 2020 Por S&
En astrología, el planeta que simboliza el poder más que cualquier otro es el misterioso Plutón.
large_shutterstock_215930872

Plutón es la fuerza del cambio y altera a la gente y sus circunstancias para crear nuevos comienzos. Sus efectos no son ligeros ni suaves, y de vez en cuando puede llevar a un comportamiento despiadado o destructivo que deje muerte y desolación a su paso. Pero el cambio también puede producirse por medios constructivos y positivos, y es cuestión de cada uno saber cómo amarrar el poder de Plutón y utilizarlo en beneficio de todos los implicados. 

Aries

La tendencia natural de Aries a dejarse llevar por sus instintos resueltos y agresivos hace que estas personas no dejen fácilmente que se les diga lo que tienen que hacer. En consecuencia, es una especie de estrategia de evitación lo que les mantiene en puestos de autoridad, más que un impulso personal por ostentar el poder. 

El panorama cambia, sin embargo, si en sus cartas Marte está aspectado por Plutón. En este caso, el impulso hacia la autoafirmación es fuerte, y su deseo de dirigir adquiere una cierta urgencia. 

La paciencia no suele ser su mejor cualidad y, a veces, su fuerte necesidad de ser los primeros les confiere una actitud bastante egoísta hacia los más débiles.

Tauro

Una vez que los Tauro tienen una ambición por la cual trabajar, lo hacen con una paciencia y determinación imparables, acumulando poco a poco riqueza, poder y respeto. 

Pero, aunque les gusta tener la sensación de autoridad sobre los demás, no les apetece que se discutan sus puntos de vista y les cuesta aceptar nuevas ideas propuestas por sus subordinados.

Las personas nacidas bajo este signo deben cuidarse de no volverse demasiado dictatoriales e inamovibles en sus posturas frente a las cosas, pues corren el peligro de bloquearse y no progresar. En un tono más positivo, su lealtad hace de ellos personas agradecidas con quienes los han apoyado, ayudándolos a llegar a la cima. 

El dinero llama la atención de estas personas y muchas veces constituye la fuerza motivadora que los empuja hacia el éxito.

Géminis

El poder más importante en lo que respecta a este signo es del de la palabra, tanto hablada como escrita. Tener la oportunidad de “conocer algo” pone a Géminis en una posición muy fuerte, que, por otra parte, le gusta. También le gustan los juegos de palabras y encontrar significados ocultos entre las letras.

Pero todo esto es a veces momentáneo y en poco tiempo pueden sentirse igualmente absortos con cualquier otra cosa. A los Géminis les interesan generalmente demasiadas cosas como para obsesionarse con alguna de ellas. 

El poder de sus recuerdos, la habilidad en interesar, su capacidad de manipular las palabras y la respuesta de su audiencia son aspectos importantes de la forma Géminis de acercarse al poder.

Cáncer

En su mayoría, los Cáncer se negarían a aceptar que desean algún tipo de poder, y es probable que así sea, al menos en cuanto al poder por el poder mismo. Sin embargo, es uno de los mejores signos a la hora de utilizar técnicas manipuladoras para conseguir lo que quiere en la vida. 

La forma de abordaje de un Cáncer es menos directa que la de los demás, y a menudo su poder es el resultado de una cuidadosa planificación y estrategia. Son muy sensibles a los sentimientos de los demás, y algunos utilizan esta habilidad intuitiva para jugar con las emociones de los que los rodean y crear así culpas o miedos a las represalias. 

Estas técnicas no son la cualidad más positiva de este signo, pero los “cangrejos” pueden verse obligados a usarlas si no ven otra forma de conseguir sus objetivos.

Leo

Leo es el signo real del Zodíaco, y los nacidos bajo él consideran que están para mandar y dirigir. Parecen saber instintivamente cómo utilizar el poder en cualquier forma que se presente, y suelen ser lo suficientemente valientes como para arriesgarse en la lucha diaria. 

Las personas Leo normalmente no buscan el poder en el sentido manipulador, pues ésta no es la forma de proceder de los signos de Fuego. Lo que desean es un amplio reconocimiento de sus logros; desean brillar, como el Sol, sobre los que los rodean. 

Es esta inocencia casi infantil la que los demás signos encuentran tan atractiva, y que a menudo les va de perlas para conseguir llegar exactamente adonde quieren. Solo si el Sol está aspectado con Plutón puede suceder que la necesidad de llamar la atención se convierta en un deseo profundo de dominación.

Virgo

No se deje confundir por lo que haya oído sobre los tímidos y discretos Virgo. En el fondo les gustaría pasar a los anales de la historia igual que a todo el mundo, aunque no necesariamente por el poder que hayan adquirido sobre sus congéneres.

El poder de Virgo se mide en términos de éxito. A casi todos, se son honestos con ellos mismos, les encantaría escribir un libro que fuera un exitazo. Pero es el logro lo que resulta satisfactorio; el dinero, la forma y el poder que lo acompañan son meros productos secundarios, y muchos Virgo publican sus escritos bajo seudónimos para evitar atraer la atención. 

No les gusta que invadan su intimidad. Pueden sentirse avergonzados si se los empuja a tener demasiada fama personal, pero también les gusta promover cualquier tema en el que estén profundamente interesados.

Libra

La actitud de los Libra hacia el poder puede ser difícil de entender para los demás, ya que no parecen buscarlo en absoluto, y prefieren encontrar a un compañero poderoso que lo haga por ellos. Sin embargo, las primeras impresiones pueden ser engañosas. 

Al poco tiempo, el deseo de igualdad y juego limpio de los Libra les hace darse cuenta de que desean compartir los honores. Y puesto que los celos no suelen ir con ellos, en este momento es cuando empiezan a buscar un lugar para participar.

Cuando se les enciende la ambición, la pereza de los Libra desaparece y muestran su lado competitivo, luchando con, o contra, los mejores para lograr sus propósitos. A pesar de su reputación, son capaces de tomar buenas y firmes decisiones, siempre que tengan todas las cartas en la mano y hayan considerado todos los aspectos de la situación.

Escorpio

Las personas Escorpio están regidas por fuerzas plutonianas que buscan controlar el entorno lo más que puedan. Tienen poderes magnéticos de atracción y saben atraer hacia si gran número de leales seguidores, pero primero deben encontrar dentro de sí mismos el poder del autocontrol. 

Esto a menudo se hace patente en ellos de muy jóvenes, cuando los cambios y los trastornos emocionales se suceden uno tras otro rápidamente.

La fuerza y el autoconocimiento adquirido como resultado de su educación permiten a los Escorpio manejar casi todas las situaciones que puedan cruzarse en su camino. 

Aprenden a presentir el cambio mucho antes de que ocurra y, a la larga, pueden manipular las circunstancias en beneficio propio. Estas cualidades se ven desde el mundo externo como un poder que debe ser respetado, y los demás miran hacia ellos en busca de liderazgo.

Sagitario

Los Sagitario suelen estar demasiado ocupados intentando llegar ellos mismos a algún sitio como para preocuparse de si alguien los sigue. Por supuesto que les encanta tener seguidores, siempre que ellos no les impidan progresar. 

El poder y la política son cosas de las que pueden ocuparse los demás signos. Los intereses de Sagitario son demasiado diversos y grandes como para que estas personas se metan realmente a controlar las vidas ajenas. 

Pueden apoyar de forma natural, verbalmente, sobre todo, la idea de que cada uno deber ser libre de hacer lo que les plazca, pero tienden a estar demasiado ocupados con su propio éxito como para luchar por la dicha de los demás. 

Capricornio

Las posiciones encumbradas coinciden con los Capricornio. Tienen una capacidad natural para aceptar y dispensar responsabilidad y, por lo general, su escalada hasta la cima generalmente es muy veloz. Suelen perseguir sus ambiciones de formas cuidadosa y bien planificada hasta conseguir sus objetivos.

Más que ningún otro signo, Capricornio necesita demostrar lo efectivo que puede ser como líder, a menudo para contrarrestar su inseguridad personal. Pero, aunque pueden aproximarse a la tarea elegida con gran determinación, tardan tiempo en adquirir la autoconfianza necesaria para llegar a las increíbles alturas que se proponen. Pocos alcanzar sus objetivos antes de los 30 años. 

Cuando los Capricornio consiguen llegar a donde quieren, son buenos dirigentes.

Acuario

En el fondo, casi todos los Acuario preferirían alejarse completamente de los asuntos cotidianos, quedando libres para llevar su propia, y poco corriente, vida. Pero cuando se dan cuenta de una injusticia, pueden sentirse encendidos por una tremenda ambición de mejorar las cosas.

De forma parecida a los Virgo, tienden a preocuparse mucho más por sus banderas de lucha que por cualquier poder personal que puedan obtener. Si se percatan de que aquello que les atrae se ha vuelto demasiado popular, es probable que se retiren por completo. La causa quedará en manos de sus muchos seguidores. Entre tanto, ellos comenzarán algún proyecto nuevo.

Piscis

Hay Piscis que parecen poderosos en un sentido mundano, pero esto raramente refleja su propia actitud. A menudo sienten que han sacrificado una parte de si mismos para tomar el mando, y en algunos casos se ven como un mero instrumento de alguna causa divina. 

Los Piscis pocas veces tienen la suficiente confianza como para esforzarse mucho, y suelen alejarse del exceso de publicidad. Por el contrario, tienden a vivir en un mundo de sueños, adquiriendo el éxito, la forma y el poder a través de los métodos que desarrollan en su imaginación. Por desgracia, pueden desilusionarse cuando vuelven a la realidad y se quitan el maquillaje.

Los Piscis son personas gentiles, siempre generosas, amables y cariñosas con sus subordinados. 

S&

Te puede interesar