F1: Checo Pérez ganó una carrera increíble y México vuelve a festejar tras más de medio siglo

Deportes 06 de diciembre de 2020 Por S&
El piloto de Racing Point aprovechó los errores de Mercedes, que sin Lewis Hamilton dejó relegados a sus dos pilotos.
checo
¡Viva México! Pérez le dio una alegría enorme a su país.

Una increíble victoria consiguió Sergio Pérez en el Gran Premio de Fórmula 1 de Sakhir, penúltima prueba del calendario 2020. El mexicano (Racing Point) había quedado relegado en la largada, tras protagonizar un accidente con Charles Leclerc y Max Verstappen. Pero luchó, hizo una carrera impresionante, aprovechó un insólito error de Mercedes y celebró su primera victoria en la categoría reina en el circuito de Baréin.

Así, se transformó en el primer piloto de su país en conseguir una victoria en la F1 desde 1970, cuando Pedro Rodríguez ganó en el Gran Premio de Bélgica. 

Mercedes tuvo la victoria en sus manos. Lideró buena parte de la prueba de la mano de George Russell (que reemplazó por esta fecha al ya campeón Lewis Hamilton, ausente tras dar positivo por coronavirus) y Valtteri Bottas. Pero a falta de más de 20 vueltas para el final, se equivocó al cambiar los neumáticos de los coches de sus piloto. El británico, además, pinchó una rueda sobre el final, cuando buscaba recuperar el primer lugar. Y Pérez no dejó pasar su oportunidad.

A siete días del increíble episodio que vivió el francés Romain Grosjean, cuyo auto se partió en dos y explotó al chocar con el guardarail en la primera ronda del Gran Premio de Baréin; la categoría tuvo otro arranque accidentado. En esta ocasión, el accidente no fue tan espectacular, pero sí dejó afuera a dos pilotos, el neerlandés Verstappen y el monegasco Leclerc.

En la largada, Leclerc tocó el coche de Sergio Pérez (Racing Pérez) y los dos se despistaron. Verstappen intentó evitar el choque, se abrió demasiado en la curva y terminó impactando de lleno con la barrera de contención.

Por otro lado, Bottas, que largó desde el primer lugar en la prueba cedió enseguida el liderazgo. El finlandés tardó en acelerar y Russell se transformó en el nuevo puntero y mantuvo esa posición en el relanzamiento de la carrera, en la séptima vuelta. 

Bottas había superado en la clasificación por apenas 26 milésimas a Russell, que hasta esta competencia corría para Williams.

El cuádruple campeón mundial, el alemán Sebastian Vettel (Ferrari), largó 13°, pero escaló algunas posiciones en las primeras vueltas.

Russell -que hasta esta fecha corría con Williams- continuó liderando con comodidad y marcando vueltas rápidas, a medida que la prueba se desarrollaba sin nuevos incidentes.

Cuando habían pasado 27 vueltas, Bottas lo seguía de cerca, pero no podía recuperar el primer lugar. En tanto Carlos Sainz (McLaren), que había largado octavo, marchaba tercero con unos tres segundos de Daniel Ricciardo, cuarto con Renault.

Pérez, en tanto, logró recuperar un poco del terreno que había perdido por el choque del inicio y ya se había metido otra vez entre los primeros diez. Mientras que Vettel seguía luchando un poco más atrás por el décimo lugar con Alexander Albon (Red Bull) y Daniil Kvyat (Alpha Tauri).

Casi llegando a la mitad de la carrera, los Mercedes seguían adelante con una diferencia muy cómoda respecto a sus rivales. En el giro 40°, Russell -sin haber ingresado aún a boxes para cambiar neumáticos- marchaba primero a casi 3 segundos de Bottas, que tampoco había parado en los pits.

En el tercer lugar se ubicaba Lance Stroll (Racing Point), a casi 26 segundos del líder y también con las mimas ruedas con las que había largado.

Cuarto estaba Esteban Ocon (Renault), pero cuando el francés paró finalmente en boxes, Pérez aprovechó para heredar el cuarto lugar para volver a meterse en la pelea por el podio.

Russell finalmente ingresó a boxes en la 46ª vuelta y volvió rápidamente a pistas con neumáticos duros. Bottas aprovechó entonces para recuperar la punta y quedó como líder por primera vez desde el inicio de la carrera. Su compañero de Mercedes se ubicó segundo -con una desventaja cada vez más chica- y tercero, Sainz.

Pero en el 50° giro fue el turno de Bottas de cambiar gomas y Russell, que hizo un trabajo impecable en la primera mitad de la carrera, recuperó el primer lugar.

En la vuelta 55, Nicolás Latifi (Williams) quedó afuera de competencia luego de que su coche se paró en una de las curvas. Mientras, Russel y Bottas seguían liderando sin problemas y la verdadera emoción de la carrera se centraba en la lucha por el tercer lugar del podio.

Cuando faltaban 17 vueltas para el final, Pérez se había transformado en el nuevo escolta de los Mercedes, pero Ocon lo seguía solo a dos segundos y Stroll a tres.

Sin embargo, en un par de vueltas, Mercedes cedió toda ventaja. En la 63ª, Bottas ingresó nuevamente a boxes, pero tras cambiarles los neumáticos, los mecánicos se dieron cuenta que le habían puesto los mismos tipos de goma que tenía y debieron cambiarlas una vez más. Así el finlandés tardó demasiado en volver a pista y Pérez aprovechó para robarle el segundo lugar.

En el siguiente, Russel fue llamado a boxes para corregir el mismo error en su coche. Y al regresar a la competencia, había perdido el liderazgo. Pérez se subió al primer lugar, seguido por Ocon y Stroll. Bottas quedó cuarto y Russell, quinto.

Bottas se quedó, pero Russell fue decidido a buscar la recuperación. En menos de diez vueltas, había escalado al segundo lugar y comenzó a presionar cada vez más sobre el Racing Point de Pérez.

Sin embargo, el reemplazante de Hamilton sufrió una pinchadura en la rueda trasera derecha y debió entrar otra vez a boxes. Así, volvió a ceder el terreno que había recuperado porque regresó a la pista en el 14° lugar.

Arriba, a falta de siete vueltas, Pérez se afianzaba como líder, con una ventaja de más de ocho segundos sobre Ocon y más de nueve sobre Stroll.

El mexicano no largó más la punta y, tras aquel arranque complicado por el toque con Leclerc y Verstappen, terminó celebrando su primera victoria en la categoría. Lo escoltaron en el podio Ocon y Stroll. En tanto, Bottas y Russel terminaron octavo y noveno, respectivamente, y lograron rescatar un par de puntos en un día negro de Mercedes. 

"No tengo palabras. Espero no estar soñando, porque he soñado mucho con este momento. Después de esa primera vuelta, pensé que la carrera se había terminado. Pero tuvimos un ritmo terrible y sabíamos lo que teníamos que hacer", comentó Pérez, feliz tras su primera victoria. 

 

El neerlandés destrozó así la parte delantera de su Red Bull y se despidió de la carrera. Leclerc también quedó afuera con su Ferrari. En tanto, el mexicano, el menos afectado de los tres, logró volver a pista rezagado, aunque rápidamente comenzó a recuperar posiciones. 

S&

Te puede interesar