Volvió la pesadilla de los cruceros: 1.700 pasajeros varados por un caso de COVID

Actualidad 09 de diciembre de 2020 Por redacción WTF
Un barco de Royal Caribbean zarpó desde Singapur para un tour de cuatro días y por un infectado quedan todos aislados en sus camarotes sin poder salir ni bajar del barco.
ZDNCENNG5R6FG56DNEXF2UYR44

 Un viajero infectado con covid-19 durante un “crucero a ninguna parte”, que Singapur inició el mes pasado para reactivar el sector, obligó a cancelar la ruta y regresar antes de lo previsto, en una estampa de pesadilla que se vio a principios de año y parece no tener fin.

 La ciudad-Estado puso en marcha un programa piloto de trayectos de entre 2 o 4 días en cruceros con salida y destino en el mismo puerto de la metrópoli asiática, entre fuertes medidas sanitarias y un aforo limitado al 50 por ciento de su capacidad del navío. Los trayectos “a ninguna parte” también han sido una de las ideas de las aerolíneas para tratar de mantenerse a flote durante la crisis económica generada por la pandemia.

El crucero Quantum of the Seas zarpó el lunes para un viaje de cuatro días, pero se vio obligado a volver a puerto después de que se confirmara el resultado positivo de la prueba realizada a un pasajero por los servicios médicos abordo del barco para detectar el virus.

crucero-en-cuarentena-por-el-coronavirus

 “Identificamos y pusimos en aislamiento a todos los pasajeros y tripulación que tuvieron contacto con el huésped (infectado), cada una de esas personas posteriormente dieron negativo en las pruebas para detectar el virus”, apuntó en un comunicado la naviera. Una vez en puerto, todos los pasajeros podrán desembarcar “tras completar la revisión del rastreo de contactos”.

De momento, estos viajes están limitados solo a singapurenses o residentes en el país, que previamente han de someterse a la prueba para detectar la covid-19. Antes de embarcar todos los viajeros también deben superar controles de temperatura, que también son obligatorios al dejar el barco, donde se han implementado estrictos controles y medidas de distancia social para evitar la propagación del virus.

 “El hecho de que pudiéramos identificar rápidamente este caso único y tomar medidas inmediatas es una señal de que el sistema funciona tal y como fue diseñado”, remarcó la compañía, que permanece en contacto con las autoridades singapurenses. Si bien algunos países han comenzado a permitir los cruceros, con limitaciones, el sector todavía se encuentra lejos de retomar la actividad previa a la pandemia.

 El pasajero infectado, un hombre de 83 años, se había presentado en el centro médico de a bordo con diarrea, y a los demás pasajeros a bordo se les informó de la infección a principios del miércoles.

 Ahora todos ellos y la tripulación permanecerán encerrados en sus habitaciones hasta que se complete el rastreo de contactos, según informó Annie Chang, directora del segmento de cruceros de la STB. Todos se someterán a las pruebas obligatorias de COVID-19 antes de salir de la terminal.

Te puede interesar