Cómo interpretar la escritura de una persona

Curiosidades 13 de diciembre de 2020 Por S&
La fuerza con la que escribimos puede decirnos mucho sobre ello.
grafologia-740x555

La potencia con la que redactamos, es decir, con la que apoyamos el bolígrafo o el lápiz sobre el papel, es otro elemento importante en grafología. Hay personas que escriben tan fuerte que, cuando arrancan la hoja, lo que han escrito ha quedado marcado en relieve en la hoja de abajo; otras, en cambio, parecen deslizar la mano sobre el papel sin apenas rozarlo, otras ejercen una presión desigual, marcando algunos rasgos más fuertes que otros.

gente-caminando-en-nueva-yorkAsí es tu personalidad según tu letra

El cerebro manda…

Todo esto no significa sólo potencia física, sino también mental. Aunque, evidentemente, la presión la ejercemos con los músculos, no debemos olvidar que es el cerebro quien gobierna estos músculos, que no son más que meros ejecutores de nuestra voluntad. 

Es con nuestro cerebro con el que escribimos, y la presión que nuestra mente dicta a nuestra mano para que ejerza de una u otra manera es otro signo revelador. Un niño pequeño escribirá con una presión desigual, fruto del control aún imperfecto de su coordinación. Un anciano reflejará una escritura temblorosa, de presión escasa y desigual. Una persona joven y sana mostrará una presión firme, no muy fuerte pero sí acentuada y regular.

Según sea mayor o menor la presión que ejerzamos sobre el papel, nuestra escritura se verá también afectada: será más o menos regular. En grafología, se señala como una particularidad la escritura desplazada o desfasada, en la que se aprecian algunos rasgos más remarcados que otros.

Generalmente, estos rasgos suelen hallarse en la base de las letras y en los trazos complementarios, como, por ejemplo, la tilde de la letra t. Podemos distinguir, en líneas generales, dos tipos de presiones en la escritura. 

La presión marcada 

presión 1

Es aquella en la que reflejamos sobre el papel un trazo firme, resuelto y fuerte. Indica buena salud, actividad, capacidad para la organización, entusiasmo, curiosidad, y resistencia física. Cuando, además, sus rasgos son redondeados, armónicos y equilibrados, su significado positivo se ve reforzado por una intensa y generosa afectividad, un entusiasmo activo y una clara originalidad de ideas. Si, además, los trazos son grandes e hinchados, son reflejo de una intensa actividad sexual.

Cuando la escritura es armónica, es decir, cuando aparecen en ellas rasgos de tipo escolar, líneas desordenadas y letras mal trazadas, la sexualidad es, además de intensa, difícil de controlar, puesto que la capacidad física abruma la capacidad de autocontrol.

En muchas personas con problemas sexuales se evidencia un aumento claro de la presión en el ojal inferior de las letras, mientras que los ojales superiores aparecen deformados, aumentados e incluso inacabados.

Presión marcada intensa

presión 2

Aparentemente, la presión intensa en el trazo denota firmeza de carácter, capacidad resolutiva y espíritu audaz y emprendedor. Sin embargo, no siempre se puede establecer una traslación tan mecánica entre las formas de escribir y determinados contenidos psicológicos. 

En primera instancia, como puede observarse en el recuadro de esta página, pueden establecerse dos modelos típicos de presión marcada intensa en el trazo y ambos difieren notoriamente. En el primer caso, la dimensión de la letra, más allá de la fuerza del trazo, habla de una personalidad refugiada en su interior y cerrada al mundo externo. De alguna manera, puede afirmarse que la fuerza que sugiere el grosor del trazo se encuentra reprimida por un marcado temor a la expansión.

En el segundo ejemplo de presión marcada intensa, la escritura es expansiva, con arista de cierta agresividad, configurando una actitud de apertura. Sin embargo, como se ve, el carácter expansivo, un tanto incontrolado, se traduce en una ruptura en el trazo. 

En consecuencia, más que hablar de una evidente expansividad, corresponde señalar la presencia de una relación conflictiva con el mundo, en este caso simbolizada por el blanco del papel. En efecto, en muchas oportunidades los blancos entrecortan la escritura y la fragmentan.

En términos específicamente grafológicos, la frontera entre el yo y la realidad exterior es bastante conflictiva. Y, como se sabe, cuando se habla de los conflictos con la realidad, también se alude a conflictos con la propia realidad interna del sujeto.

La presión ligera

Es aquella en la que la pluma, el bolígrafo o el lápiz apenas parece rozar el papel. Por supuesto, su significado es precisamente el opuesto al anterior.

presión 3

Las personas que escriben tenuemente suelen ser intuitivas, hipersensibles, a menudo con intensos ideales y motivaciones espirituales y religiosas.

Si, además, los trazos finales de las palabras son suaves, puede indicar también una salud frágil, una capacidad limitada para enfrentarse con los problemas de la vida, una voluntad débil, sugestionable, maleable. Si dentro de esta caligrafía se presentan algunos rasgos marcados, ello es síntoma de una personalidad notable, en donde la sensibilidad se asocia con un fuerte carácter. 

S&

Te puede interesar