¿Qué tipo de desafíos o aventuras te atreves a afrontar?

Curiosidades 14 de diciembre de 2020 Por S&
Averigua qué energías zodiacales determinan el gusto que cada uno siente por diferentes tipos de aventuras y riesgos.
4955614a0fb5b5160bb5ddcd8d57a067

La “aventura” es un concepto que significa diferentes cosas para distintas personas. Para algunos, puede evocar viajes a lugares remotos, salpicados de peligros y desafíos a lo desconocido. Para otros, el hecho de casarse o de comenzar un trabajo nuevo representa la aventura que han esperado durante toda la vida. 

Aries

Sería muy difícil imaginar un signo más directo, impulsivo y aventurero que Aries. Las personas que nacen bajo este signo se sienten irresistiblemente atraídas por el desafío ante los riesgos, y se convencerán a si mismas de que cualquier peligro puede superarse con la brillante fuerza de su formidable voluntad y determinación. 

Por otro lado, Aries también se destaca por su impaciencia, los arianos quieren todo para ayer, si no antes, y no esperarán quietos a que las cosas sigan su curso. Una vez que han ganado la batalla, o que el proyecto que en un momento los absorbía por completo ha dejado de tener esa cualidad desafiante, perderán rápidamente el interés y saldrán a buscar otras oportunidades que les vuelvan a imponer un nuevo desafío.

Tauro

La aventura no es una palabra que generalmente se relacione con los taurinos. Igual que sus signos compañeros de Tierra, tienden a avanzar en la vida con pasos medidos, buscando seguridad y satisfacción por encima de la emoción que podría provocarles el enfrentamiento ante un riesgo.

Tampoco, en términos generales, las personas de Tauro son grandes viajeros. ¿Por qué deambular por distintos lugares buscando cosas excitantes, argumentan, cuando se puede estar tan tranquilo y cómodo en casa? (Podrían incluso fruncir el ceño al pensar en el costo de una aventura, dado que para ellos habría pocas cosas materiales para poder mostrar al regreso).

Cuando un taurino realmente se decide a largarse a la aventura más allá de la puerta de su propio jardín, se puede estar seguro de que siempre encontrará un rincón cómodo, si no lujoso, donde estar tranquilo.

Géminis

Las personas nacidas bajo este signo de los Gemelos son por naturaleza mentalmente aventureros. Por lo general les falta el coraje físico y el gusto por el riesgo que caracteriza a los arianos, pero la curiosidad innata, así como la mente ágil y rápida que poseen, les hace sentir un deseo permanente de experimentar cosas nuevas.

Estas cualidades generalmente garantizan que la vida de un Géminis esté colmada de acontecimientos; aquellos que viven o trabajan alrededor de este torbellino de inestabilidad podrían llegar a suplicar un cambio de trabajo.

Debido a que un Géminis es más feliz en el reino lleno de aire de la mente, sus aventuras a menudo llegan a través de un negocio o del aprendizaje, especialmente cuando está relacionado con un viaje. 

Cáncer

Tradicionalmente, este signo que ama el hogar no tiene grandes aventuras; en realidad ellos mismos traban de reforzar esta impresión, mostrándose firmemente apegados a sus caparazones. Sin embargo, este punto de vista tan simple no tiene en cuenta los cambios planetarios que produce su regente, la Luna.

Ligada a ritmos emocionales y a la subida y bajada de las mareas, la luna afecta a Cáncer profundamente. Entonces, y aunque no abandonen nunca del todo su caparazón protector, estas personas suelen experimentar muchas aventuras internas viajando por el mundo de los sueños y la imaginación. 

Tales actividades podrían parecer insustanciales o fútiles para los signos que son más extravertidos, pero la intensidad emocional y la profunda sensibilidad del Cangrejo otorga a los sueños y a los sentimientos sutiles vida propia, muy intensa además.

Leo

Aunque pertenecen al Fuego y son extravertidos, la cualidad fija de este signo hace que los Leo se opongan a embarcarse en nada que les parezca que alterará la ordenada estructura de sus vidas.

Comparado con el precursor Aries o con el cambiante Sagitario, tiende a ser el más estable de los tres signos de Fuego y los Leo pocas veces buscan una aventura por la aventura misma. Cuando en realidad se enfrentan a algo arriesgado o peligroso, es probable que lo superen con garbo y estilo, y puede que los condicione el saldo bancario también. 

Pese a su línea cuidada y cautelosa, a ningún Leo le gusta sentir que la puerta de la jaula está completamente cerrada. De vez en cuando, el Leo saldrá en busca de experiencias y diversión (especialmente si brilla el sol).

Virgo

Aunque son menos predecibles que sus primos de Tierra, Tauro y Capricornio, en los Virgo prevalecen las consideraciones prácticas por encima de todo lo demás y prefieren mantener los pies firmes sobre la tierra. La simple idea de aventura implica lo desconocido, algo que un Virgo típico trata durante toda su vida de evitar de la manera más valiente posible.

Pero pese a que este signo ha sido marcado con las tal vez características no aventureras de perfeccionismo, servicio al prójimo y habilidad para trabajar mucho durante la vida, la aventura a veces recae inadvertidamente sobre los Virgo. Pueden, por ejemplo, dedicarse a ayudar a los desprotegidos en países lejanos, o verse sorprendidos por algún tipo de aventura y sumergidos en experiencias que jamás hubieran soñado iniciar por sus propios medios.

Libra

El tradicional amor de Libra por el equilibrio y la armonía significa que este signo huye de cualquier cosa en la vida que pueda alterar su equilibrio (simplemente, detestan las situaciones que les hacen sentirse incómodos).

Pero, sorprendentemente, y pese a su gusto por el lujo y la belleza, los Libra por lo general se sienten felices al sacrificar las comodidades materiales por unas vacaciones explorando el Sahara o por una expedición en barco a las Hébridas.

La clave del sentido de la aventura de Libra es la dedicación apasionada a lo que otros pueden considerar intereses y hobbies extraños o excéntricos. Llegado el caso, podrían aparecer en los lugares más extraños y lejanos, mientras que Venus, su regente, podría llevarlos a enfrentarse a riesgos excesivos en cuestiones del corazón (que cuanto más raras, mejor para ellos).

Escorpio

Como signo Fijo, Escorpio a menudo parece moverse lentamente, a las personas de este signo les lleva toda la vida hacer un cambio o aceptar nuevas posibilidades. Sin embargo, su amor por el misterio y su necesidad compulsiva de llegar al corazón de las cosas puede llevarlas a aventuras extravagantes. 

Los Escorpio son por naturaleza los detectives del Zodíaco, que conducen con paciencia sus investigaciones, manteniéndolas en secreto durante mucho tiempo. La exploración de lo paranormal es otra salida tentadora de su paso por Plutón, dado que muchas veces admiten (incluso a si mismos) que no sienten miedo ante nada ni ante nadie.

Pasar una noche en una casa encantada puede atraerles mucho.

Sagitario

Los Sagitario son los más libres y aventureros, dado que su planeta regente, Júpiter, otorga un aire de expansividad y extravagancia a todo lo que hacen. Este signo también regenta la Novena Casa de viajes, la cual incluye viajes por los reinos físicos, mentales y emocionales. 

El verdadero Sagitario anhela galopar sobre el horizonte libre de cargas de ningún tipo. Para algunos signos esto podría llegar como un modo de tomar nuevos aires; para otros les puede llevar a la distracción, acusando a Sagitario de ser poco fiable, inestable, inquieto y difícil.

Estas personas se embarcarán con facilidad en aventuras arriesgadas sin tener en cuenta el mundo que los rodea, dado que su optimismo innato no les permite siquiera considerar los peligros potenciales. 

Capricornio

Capricornio nunca ha sido reconocido por su amor a la aventura, hecho que no suele ser demasiado justo ni correcto. Saturno, el planeta de la estructura y, se debe admitir, de la restricción, regenta este signo, implicando naturalmente un cuidado que tiene mucho que ver con el éxito y la seguridad. La restrictiva influencia de Saturno penetra incluso en el más frívolo de los Capricornio tardo o temprano. 

Les atrae desde luego la diversión y la aventura, pero sólo hasta un punto determinado. ¿Cómo puede permitirse el siempre ocupado Capricornio, que siempre carga con el peso de tantas responsabilidades, tomarse un día libre?

Y si se tratase de unas vacaciones en Tailandia, seguramente estaría más dispuesto a gastar ese dinero en arreglar el baño. Siempre existe algo que hace que las personas de este signo se sientan incómodas ante cualquier tipo de casualidades. 

Acuario

Para este signo humanitario, la hermandad entre los hombres lo es todo, y luchan por un mundo en el en el que todos tengan libertad para vivir en paz y unidos.

Regentado por el voluntarioso, brillante e imprevisible planeta Urano, Acuario está siempre en búsqueda de un ideal de futuro, y tiende a experimentar filosofías extraordinarias, disfrutan de las comidas poco comunes, o quizás inventan algo tan avanzado para su tiempo que nadie sabe qué hacer con ello. Al mismo tiempo, la firmeza de este signo hace que sus cambios de opiniones sean muy lentos. 

Pese a su gran amor por la humanidad, los Acuario son por lo general extremadamente independientes. Prefieren un acto público que un encuentro cara a cara, y en cuanto se sienten atrapados, se marchan.

Piscis

¿Tienen aventuras los piscianos? Por supuesto que las tienen, aunque extrañamente les resulta difícil describir lo que les ha pasado. La confusión que rodea a Neptuno, su planeta regente, parece disolver los hechos, haciéndoles pensar que tal vez sólo fue un sueño después de todo.

De hecho, los sueños y las fantasías son el pan de cada día de los piscianos, y muchas aventuras tienen lugar mientras duermen profundamente. En cuestiones sentimentales, el típico pisciano tiene muchas aventuras dolorosas; a menudo cegados por los ideales, tienden a ser atraídos por personas que destruirán sus corazones y luego los abandonarán, aunque de algún modo siempre sobreviven para sufrir otra aventura. 

S&

Te puede interesar