¿La conjunción de planetas es la estrella de Belén que se vio cuando nació Jesús?

Actualidad 21 de diciembre de 2020 Por redacción WTF
La Biblia dice que un evento astronómico llevó a los Reyes Magos a José, María y el recién nacido Jesús. Aún los más escépticos ya hacen especulaciones sobre este 2020.
EpuvMLUXEAEkVwq?format=jpg&name=small

Este año ha tenido tantas cosas extrañas que no sería descabellado pensar que acaba con la estrella de Belén, que según la Biblia se vio hace 2020 años y según los datos astronómicos en la Edad Media por última vez. 

En el Nuevo Testamento, se encuentra en el Evangelio de Mateo, un relato de la vida de Jesús del primer siglo que comienza con la historia de su nacimiento.

En ese relato, los sabios llegan a Jerusalén y le dicen a Herodes, el rey de Judea: "¿Dónde está el niño que ha nacido rey de los judíos? Observamos su estrella al salir y hemos venido a rendirle homenaje". Luego, la estrella los lleva a Belén y se detiene sobre la casa de Jesús y su familia.

En las redes sociales, la gente asegura que este año que nos dejó ver Marte de cerca y una pandemia que tiene al mundo en vilo cierra con la estrella que narra la Biblia.

La teoría no es nueva: fue propuesta a principios del siglo XVII por Johannes Kepler, un astrónomo y matemático alemán. Kepler argumentó que esta misma conjunción planetaria alrededor del 6 a.C. podría haber servido de inspiración para la historia de la estrella de Mateo.

Kepler no fue el primero en sugerir que la estrella de Belén pudo haber sido un evento astronómico reconocible.
400 años antes de Kepler, entre 1303 y 1305, el artista italiano Giotto pintó la estrella como un cometa en las paredes de la Capilla Scrovegni en Padua, Italia.

Algunos académicos sugirieron que lo Giotto lo hizo como un homenaje al cometa Halley, que los astrónomos determinaron que fue visible en 1301, en uno de sus vuelos regulares más allá de la Tierra.

Muchos han interpretado esta historia con la presuposición de que Mateo debió de haberse referido a un evento astronómico real que ocurrió en torno a la época del nacimiento de Jesús.

La última vez que dicho fenómeno fue visto dista a poco menos de 800 años, exactamente, en el año 1226, cuando en la Tierra se vivía de una manera totalmente diferente a la actualidad. Incluso dejar en contexto que el continente americano estaba todavía a años de ser descubierto.

La Estrella de Belén estará en su auge el día del mismo solsticio de invierno, es decir el 21 de diciembre, y podrá ser admirado simplemente con levantar la vista con una orientación hacia el suroeste, de preferencia desde un sitio despejado. Es muy importante recordar que dicho evento estará dando destello de su próxima aparición durante toda esa semana, ya que es cuando los planetas estarán en camino a la alineación más cercana.

Te puede interesar