¿Cómo afrontas tus problemas?

Curiosidades 29 de diciembre de 2020 Por S&
La carta astral da pautas para saber qué cualidades y aptitudes poseen las personas para resolver sus innumerables problemas.
persona-problemas-mentales

Aries

Los problemas de Aries invariablemente se centran en el hecho de que las personas de este signo de Fuego son bastante testarudas. Siempre piensan que lo saben todo. Ante cualquier situación o por cualquier motivo, el primer impulso de Aries es actuar. Esto incluye tanto a personas de una exquisita sensibilidad como a aquellas que pueden tener un sentido más vulgar de la vida.

Frecuentemente, sus actitudes precipitadas dejan libre un cúmulo incontenible de desastres prácticos y emocionales con los cuales deben enfrentarse. También por su espíritu arrebatado e incontrolado, ellos mismos se sienten, a la hora de tomar cualquier decisión, con una culpa exagerada. 

Por otro lado, esta insistencia en llevar las cosas sobre sus hombros provoca un cansancio excesivo que puede convertirse en estrés; los problemas de los Aries pueden tener una solución si se proponen por una vez delegar responsabilidades y tareas en otra persona. 

Tauro

Casi siempre, los problemas que aparecen en el camino de los Tauro son del orden de la seguridad material. Muchas veces es la carencia de ésta la que lleva a estas personas a tener una falta de confianza en si mismo para abordar sus dificultades. 

Las personas que nacen bajo este signo cuidan de su casa, son muy formales en su trabajo, y, en general, les preocupa todo lo relacionado con el orden establecido, el status social, el bienestar y la seguridad material. Pero cuando alguna de estas cosas comienza a fallar, también aparecen los problemas. Los Tauro tienden a ver las cosas, incluyendo las personas, como auténticas posesiones. Ellos ordenan casi todo, haciendo de ello el sentido y el placer de la vida. 

Algunas veces, sus principios se encarnan en diversas cosas, a las cuales insuflan ideas y amores, haciendo que los objetos perduren más allá de sus utilidades. Por otro lado, su excesivo sentimiento de propiedad hace que en ellos surja el fantasma permanente de la pérdida.

Géminis

Teóricamente hablando, las personas de este signo tienen una naturaleza volátil y muchos vaivenes de carácter. Su impaciencia, desasosiego y comportamiento variable son un cúmulo de sorpresas para quienes están con ellos. 

Los Géminis cambian su manera de ver las cosas, actitudes, amores y sentimientos, con una alarmante rapidez, de tal manera que desorientan a quienes se relacionan con ellos. Son comprensivos a la hora de llamarles la atención sobre ello, y pueden ser abiertos a la hora de escuchar, pero, en realidad, hacen caso omiso de los consejos y se desentienden de las consecuencias de sus actos. Por todo eso, es difícil fiarse de sus promesas, a no ser que se sepa exactamente cuál es el límite de las fantasías que albergan.

Cáncer

Los problemas de Cáncer, como los de Tauro, tienden a girar en torno a los sentimientos de inseguridad. Esto es la causa del malestar de estas personas, que acostumbran a ver las cosas con desazón. 

Muchas veces se quedan detenidas en las cosas, lo que les hace albergar un sentimiento de pertenencia como causa fundamental de su intranquilidad. Pero este sentimiento, en el caso de Cáncer, es más de índole emocional que material.

Dominados por la Luna, tienden a ser absorbentes con quienes aman. En la vida cotidiana presentan las cosas como diciendo “si” cuando en realidad desean decir “no”. También, su acusada sensibilidad los inclina a esconder sus sentimientos por miedo a dañar o ser dañados. Estas personas cavilarán días enteros acerca de sus preocupaciones; luego, sus sentimientos se derramarán como un torrente arrollador.

Leo

Los Leo no tienen problemas, o es lo que en realidad ellos quieren pensar. Su sentimiento de superioridad y su falta de humildad confirma esto. Si les asalta una duda, su impetuoso orgullo les hará buscar una luz para abrirse camino por todos los medios posibles. Para los Leo, sólo un “pequeño mortal” puede tener problemas.

Ocasionalmente, los Leo parecen entrar en crisis de proporciones catastróficas. En ese caso, ponen a todo el mundo pendiente de ellos. En ese caso, ponen a todo el mundo pendiente de ellos. Otros signos se ríen de este aspecto de Leo: no hay problemas como los de la leonina víctima…

Los problemas de Leo giran alrededor de dos cosas: su extravagancia y su obstinación. Una vez que acometen una acción, menosprecian el curso de la misma y su exceso de amor propio no les deja ver de una manera realista los resultados, Así, ya señalan el error antes de que las cosas se produzcan. 

Virgo

El gran problema de los Virgo, que se manifiesta a lo largo de su camino por la vida, es la dificultad de ver el bosque a través de los primeros árboles. 

Los Virgo poseen tanto una gran capacidad de análisis como de crítica racional. Pero suelen quedarse en los detalles de las cosas; así pierden el punto de vista global. Estas personas tienden también a ser propensas a las confidencias, pero, cuando abordan las cuestiones que las aquejan, su habilidad de razonamiento se convierte a la larga en una gran dificultad que atenta contra la resolución de los conflictos. 

Por esta razón, tienen predisposición a un decaimiento innecesario, transformando sus problemas en cuestiones de salud de origen nervioso y digestivo. 

Libra

Los problemas de los Libra surgen usualmente cuando su propio amor a la honradez, la justicia, la paz y la armonía se ve amenazado en su naturaleza e intimidad. 

La tendencia de estas personas es a cuidar de sí mismas, sobre todo en las relaciones amorosas. Esta forma de encerrar sus problemas hace que su vida pueda adquirir un rasgo de pesadumbre. Por otro lado, los Libra tienden a rechazar el enfrentamiento agresivo con los demás y adoptan una postura neutral y muchas veces arbitral. 

No tienen miedo a ser aceptados o rechazados, y se esfuerzan por desarrollar un clima de paz con los demás. Esta diplomacia y serenidad que los caracteriza ha originado la idea de que son poco sinceros e indecisos, por lo que pueden estar dolidos y, a veces, hasta tener dificultades para superar tal prejuicio. 

Escorpio

Como muchos signos de Agua, los problemas de Escorpio están relacionados con un cúmulo de contradicciones en la forma de abordar las cosas, que puede deberse a una gran inseguridad emocional. 

Escorpio es un signo Fijo, el cual valora la seguridad y la estabilidad en todas las cosas; cuando el panorama no está del todo claro en este aspecto, puede muy bien afectar de cerca a todas sus relaciones personales. Su descarnado modo de ver las cosas, sus coqueteos con el poder, así como su profunda sensibilidad, pueden dar lugar a situaciones de consecuencias explosivas.

Para este signo, las dudas y los problemas lo abarcan todo, hasta el exceso de disconformismo que tienen sobre todo consigo mismos.

En lugar de trabajar este aspecto de su personalidad, lo canalizan indirectamente a través de los recelos, la desconfianza. La suspicacia de su poder psíquico y, por qué no, cierta manipulación de los demás, crean mecanismos conflictivos a su alrededor. 

Sagitario

Con su poder de expansión y el optimismo de Júpiter, Sagitario es un signo que está mirando siempre hacia adelante o hacia atrás, que se desarrolla en el pasado o en el futuro y que, por el contrario, tiende a apartarse del “aquí y ahora”. Y, paradójicamente, suele ser un signo de gran fortaleza para abordar la mayoría de los problemas. 

El simple hecho de que muchos Sagitario no dejen al descubierto detalles de su vida cotidiana los envuelve en una enigmática atmósfera de misterio.

Así, por ejemplo, el trabajo de la casa puede convertirse en un gran proyecto. Esto que parece ser una virtud, hacer de lo pequeño lo grande, tiene sus consecuencias negativas; cuando los proyectos se quedan estancados, aparece la fractura, las posibilidades se escapan y los problemas comienzan. 

Capricornio

Capricornio es un signo cauteloso y excesivamente racional, y todo lo que emprende en la vida la dirige por este camino. Por esta actitud tiene casi siempre éxito y grandes recompensas, especialmente entre aquellas personas que gozan de status social. P

ero, ante los problemas de origen emocional, comienzan las verdaderas dificultades, pues se oponen a la vía afectiva y son especialmente fríos en los asuntos del corazón.

Tienen la particularidad de ser tan duros con los demás como con ellos mismos, pero muchas veces se refugian en una excesiva melancolía que los hace oscuros en su modo de pensar y desaprovechan así lo que la vida les ofrece de positivo.  

Acuario

Acuario es un signo que rompe con las normas y que se caracteriza por ser poco convencional en las cuestiones formales de la vida. Sin embargo, no hay que generalizar. 

Se cree muchas veces que los Acuario sólo tienen problemas de tristeza y desasosiego o su exagerada excentricidad. No es del todo cierto. Lo que ocurre es que su conducta impetuosa y sus características personales les llevan a encontrarse casi siempre en el meollo de los problemas, allí donde se generan los acontecimientos conflictivos. 

Las personas nacidas bajo este signo son felices cuando pueden brindar ayuda, sobre todo en el terreno sentimental. Al mismo tiempo, tienen la tendencia a dejar de lado sus propios sentimientos. En realidad, lo único que les espanta es la idea de la muerte. 

Piscis

Los Piscis suelen ser personas circundadas de problemas y la vida suele ser para ellos extremadamente dura. La verdad es que algunas de las dificultades no son realmente lo que aparentan: más que cualquier otro signo del Zodíaco, el carácter altamente emotivo de los Piscis los lleva a absorber las tristezas de los demás como si fueran propias.

Mucho de esto se debe a la naturaleza excesivamente sensible de las personas de este signo. Tienen una tendencia extrema a atormentarse, sobre todo por cuestiones afectivas y sentimentales. Tienen la particularidad de expresar a viva voz sus sentimientos y a regañar a quienes los rodean. 

Hay muchos de ellos que se sienten felices de encontrar interlocutores para explayarse y otros que aprovechan las ventajas de su impetuosa sinceridad tomando un no muy escrupuloso camino. 

S&

Te puede interesar