Por qué la popularidad de la reina Máxima de Holanda cae en picada

Actualidad 31 de diciembre de 2020 Por redacción WTF
La argentina casada con Guillermo fue la más amada de Holanda hasta hace poco. Cómo pasó de reina de corazones a objeto de odio.
oosterwolde-netherlands-17-09-2020-dutch-king-willem-alexander-l-and-queen-maxima-visit-to-ecostyle-

Guillermo y Máxima de Holanda pasan uno de los peores momentos desde que la argentina se casó con el heredero y hoy rey en 2002. La argentina, convertida en reina de los países bajos, se enfrenta a una drástica caída de popularidad, según indican las últimas encuestas.

Cuando medio mundo estaba confinado ellos se escaparon a Grecia

Las cifras del estudio realizado por la agencia de investigación Ipsos son claras: mientras en abril de 2020 el 76% de los holandeses afirmaba tener mucha confianza en el rey Guillermo, ahora el porcentaje ha bajado significativamente hasta el 47%, menos de la mitad de la población.

También en primavera eran muchos más los que estaban satisfechos o muy satisfechos con su labor: un 67% frente al 51% que afirma estarlo a final de año. Y la encuesta también arroja los datos de las personas que están al otro lado, los insatisfechos con la monarquía. La cifra ha pasado de un insignificante 3% a un preocupante 14%, por lo que parece que los reyes holandeses tienen trabajo por delante para restituir su imagen.

Y todo se debe a errores de comportamiento desacertado: mientras que el pueblo lo pasaba mal por la pandemia, Máxima se empeñaba en yates y viajes.

El yate que se compró con dinero de la corona, es decir, del Estado

En junio se supo que la pareja compró un yate y lo mantuvo en secreto. Pero un ciudadano vio al monarca probando su nueva y exclusiva embarcación y lo subió a las redes sociales, con el consiguiente revuelo mediático.

Las críticas no tardaron en llegar, puesto que muchos consideraban que no era el mejor momento para gastarse dos millones de euros en un yate, cuando algunos sectores del país se habían visto gravemente afectados económicamente por la pandemia.


Un par de meses más tarde, llegó el segundo error. La familia real se encontraba de vacaciones en Grecia cuando no tardó en hacerse viral una foto de los reyes junto al dueño de un restaurante. El hecho de que no llevaran mascarilla ni hubieran respetado la distancia social correspondiente para evitar contagios fue fuertemente criticado.

Aunque no lo fue tanto como el siguiente error, quizá el más cuestionado y grave de su reinado. Con los Países Bajos en una situación crítica en octubre, Guillermo y Máxima no tuvieron problema alguno en volver a Grecia, aprovechando las vacaciones de otoño en el colegio de sus hijas. No solo tuvieron que volver casi nada más llegar, sino que se vieron obligados a pedir perdón de forma pública


A esto se suma que en los presupuestos anuales se ha aumentado la partida para mantener a la Casa Real. Una decisión que, aunque oficialmente corresponde al Gobierno, tampoco ha gustado nada a los holandeses.

Te puede interesar