Como finalizan sus relaciones amorosas las personas de cada signo zodiacal

Curiosidades 10 de enero de 2021 Por S&
El planeta Urano puede separar una pareja o hacer que sus miembros se sientan más unidos y mucho más armónicos.
Divorcio-parejas-verano-SF-4

Aries

Los Aries pueden llevar bien las separaciones cortas e inevitables, pero se aburren rápidamente si éstas se alargan durante mucho tiempo. Prefieren pasar a algo nuevo antes de intentar superar las dificultades, cosa que puede ser muy incómoda para sus compañeros.

En las primeras fases, los ataques de ira pueden hacer que Aries salga dando un portazo que parezca bastante definitivo, para después volver y comportarse como si nada hubiera pasado (a este signo también le cuesta mucho disculparse). Pero, si las diferencias continúan, especialmente si el signo de su pareja no es de naturaleza conciliatoria, puede llegar un día en que el portazo sea definitivo. Al ser de naturaleza adaptable y elástica, y con poca memoria, es probable que un Aries ya esté explorando una nueva relación. 

Tauro

Incluso las separaciones más cortas y temporales son incómodas para un Tauro, pues les molesta cualquier cosa que rompa con su rutina. El mero hecho de sugerir una separación de “prueba” es probable que les haga ponerse firmes y dispuestos a defender a capa y espada su presente estado de “casado”.

Estas personas creen realmente que casi cualquier cosa es mejor que una separación, y pueden vivir vidas separadas bajo el mismo techo siempre que pueda mantenerse la fachada de la convivencia.

Los Tauro que hayan pasado por el trauma de una separación normalmente tardan mucho tiempo en recobrar el equilibrio y la capacidad de confiar en los demás. 

No es probable que puedan seguir siendo amigos de su “ex”, puesto que sienten muy profundamente el dolor y la ruptura por la que han tenido que pasar. 

Géminis

Si la pareja en cuestión les puede dar el espacio que necesitan, y aceptar el hecho de que un Géminis sea ligón no significa necesariamente que esté insatisfecho con la relación, la estabilidad a largo plazo es realmente posible.

La separación a menudo se produce previo aviso para las parejas de los imprevisibles e impulsivos Géminis, inclinados a ventilar sus supuestas relaciones “secretas” por auténtica falta de discreción. La primera y única señal de una separación inminente es que Géminis haga la maleta y trasponga la puerta.

Una vez consumada la ruptura, sin embargo, Géminis generalmente no verá motivo alguno para no mantener una relación amistosa con sus es parejas. Es probable que las llamen de vez en cuando para “saber cómo están”, o que estén bien predispuestos a escucharlas.

Cáncer

Cuando este sensible signo percibe que la pareja está descontenta o se aleja por momentos, su respuesta es aferrarse aún más, aunque esto signifique que se hieren a si mismos. Si la pareja sigue adelante y acaba marchándose, es probable que haya amargas recriminaciones y es casi inevitable que se produzcan desagradables discusiones respecto a los términos de la separación.

Los Cáncer se sienten heridos con facilidad, pero tienden a ocultarlo tras una fachada de fría indiferencia. Su dolor interior dura mucho tiempo después de la ruptura, y aprovechan cualquier oportunidad para mirar hacia atrás, a los viejos tiempos, con nostalgia, cosa que suelen llevarlos a la depresión. Pueden tardar muchos años en separarse emocionalmente. 

Leo

Cuando la separación se toma inevitable, sin embargo, la posición de Leo se convierte en una de enfurecida dignidad, sobre todo, aunque no necesariamente, si su pareja es la que se marcha.

En un sentido de orgullo herido lo que hace que las personas Leo estén muy poco dispuestas o perdonar, hasta que se haya restablecido su natural generosidad de espíritu y se reafirme su naturaleza alegre y soleada. Un Leo que sea la “parte culpable” en una separación -aunque tenga muchos y buenos motivos para ello- tiende a hacer gestos extravagantes para cubrir una nimia sensación de culpabilidad, y recuperar la admiración que este signo tanto necesita.

Realmente necesitan que su pareja sienta que “bueno, no estás mal del todo”, y prefieren mantener una amistad antes que su relación sea vista como un fracaso estrepitoso e irreparable. 

Virgo

Los Virgo no suelen irse sin una cuidadosa deliberación previa y sin la seguridad de que habrá una nueva pareja. 

Cuando un Virgo decide irse, los detalles suelen manejarse con típica eficacia y brío; no quedan dudas pendientes ni cabos sueltos. Este signo no muestra sus sentimientos con facilidad.

Es probable que, cuando son abandonados por su pareja, den la sensación de cínica frialdad en el momento de repartir los bienes en “tuyos” y “míos” o “nuestros”. Por dentro, sin embargo, la preocupación y el dolor hacen mella, a menudo dejando la secuela en un estómago revuelto como única señal externa de su tremenda incomodidad emocional.

El mejor remedio para Virgo en esta situación es lanzarse de cabeza al trabajo o al deporte.  

Libra

Libra es un signo que tiende a la separación y a las segundas nupcias. Aunque son buenos a la hora de superar los problemas y diferencias, y están dispuestos a adaptarse a las necesidades de su pareja a costa de las propias, cuando la relación ha empezado a hacer aguas y a causar incomodidad, la separación es inevitable.

Los Libra, sin embargo, tienen demasiado buen corazón para irse causando dolor; es probable que la pareja hasta el final se encuentre con la ropa lavada y la nevera llena de alimentos. Los Libra tampoco suelen ser demasiado quisquillosos respecto a los términos de una separación, siempre que consideren que se ha llevado a cabo de forma justa. Incluso si ellos son realmente la “parte contraria”, no pierden su reputación de pacíficos.

Suelen querer quedar como amigos de sus “ex”, sin importarles los motivos de la separación, porque ellos mismos no suelen ser rencorosos. 

Escorpio

Algunos Escorpio disfrutan secretamente con los compulsivos juegos de poder emocional a los que este signo es tan proclive.

Disfrutan tanto del toma y daca de los celos, de la ruptura y el reencuentro, que difícilmente se plantean en serio irse de casa; pero, a menos que su pareja sea especialmente flexible, estas tendencias turbulentas pueden ser excesivas para mantener una relación. 

Cuando las relaciones de Escorpio llegan a su fin es cuando aflora el lado oscuro de este signo, sobre todo porque los Escorpio no saben admitir que se han equivocado. Si ellos son los que se marchan, no habrá nada que hacer frente a su determinación y habrá poca o ninguna consideración por los sentimientos de su pareja; si el que se marcha es el otro, es probable que hagan que la separación sea difícil, a menudo buscando el respaldo legal si es necesario. 

Los Escorpio hacen pagar a su pareja cada ápice de profundo dolor emocional que la separación les provoca 

Sagitario

Si un Sagitario se encuentra sin darse cuenta (y siendo impulsivo, a menudo sucede así) atrapado en una relación con uno de los signos más posesivos, la separación permanente puede ser casi inevitable.

Un exceso de domesticidad o de rutina los ahora, y estar en su casa sentado delante del televisor no es exactamente su idea de una tarde divertida. Buscan una vía de escape al coste que sea.

La perspectiva de separación no acobarda a las personas de este signo. Suelen tomarse las rupturas de forma bastante resuelta. Les gusta mantener la amistad con los “ex”, y negociarán los términos de cualquier acuerdo teniendo en cuenta este hecho. Para ellos, pensar es actuar. La separación en sí se arreglará pronto, dejándolos “libres” para entrar en una nueva fase de su vida.

Capricornio

Al ser un cauteloso signo de Tierra, Capricornio generalmente se toma su tiempo para decidir si establece o no una relación de por vida.

Los Capricornio que sean la “parte inocente” de una ruptura probablemente se depriman mucho, pero éste es uno de los signos más flexibles y adaptables del zodíaco y se recupera a través de reorientar su determinación y su energía hacia el trabajo. 

No es probable que busquen el consuelo de otra relación hasta que sus heridas emocionales estén completamente curadas. La separación en si puede representar un verdadero dilema para un Capricornio. 

Por un lado, su astucia financiera los empuja a luchar por cada céntimo que consideran que les corresponde. Pero también tienen una fuerte conciencia moral y no eludirán lo que consideran un deber. 

Acuario

Uno de los principales problemas es que su lado saturnino los lleva a considerar las relaciones como algo dado, mientras que su lado uranio está a menudo demasiado ocupado revolucionando el mundo como para darse cuenta del desastre que se le avecina a la vuelta de la esquina. 

La separación puede, por lo tanto, sobrevenirle de forma sorpresiva, quizás como último recurso de una pareja que está harta de pasar desapercibida. Cuando se dan cuenta de las dificultades existentes dentro de una relación, sin embargo, los Acuario suelen tener una naturaleza amable y predispuesta a intentar arreglar las cosas. 

Si la separación se produce, el Acuario tiende a resignarse a su suerte. 

Incluso así, la innata inquietud de este signo significa que la mecánica propia de la separación será bastante desorganizada y prolongada. 

Al mismo tiempo, gracias a lo imprevisible de su lado uraniano, siempre es posible una reconciliación.

Piscis

Mientras que la dualidad y la mutabilidad de Piscis hacen que este signo se sienta inclinado a tener varias parejas, la influencia del soñador Neptuno a menudo es causa de que las relaciones de Piscis se sucedan unas a otras sin aparente vínculo ni separación. 

Cuando un Piscis pone fin a una relación, suele ser porque hay otro romance a la vista. Muchas veces son presa de sentimientos de culpabilidad respecto de su “ex”, y pueden vacilar eternamente entre los viejos y los nuevos amores.

Si ellos son los abandonados, a menudo se niegas a hacer frente a la situación y reciben con los brazos abiertos a su pareja extraviada, o se culpan a sí mismos y se hunden en un mundo imaginario lleno de autocompasión. Pero cuando emerge la perspectiva de un nuevo amor, la mayoría de los Piscis se lanza de cabeza. 

S&

Te puede interesar