Conmoción mundial: condenaron a otro luchador iraní a morir en la horca por la Ley del Talión

Deportes 11 de enero de 2021 Por S&
Mehdi Ali Hosseini está acusado de haber asesinado a un joven durante una pelea grupal. Y la familia de la víctima no accedió a perdonarlo.
iraní
Condenado. El luchador iraní Mehdi Ali Hosseini fue detenido en 2015 y acusado por la muerte de un joven en una pelea grupal.

A casi cuatro meses de la ejecución del luchador Navid Afkari, que fue ahorcado en septiembre por haber provocado supuestamente la muerte de un hombre durante una manifestación en 2018 contra el régimen de su país, el deporte de Irán vuelve a conmocionarse: Mehdi Ali Hosseini, otro luchador, de 29 años, también fue condenado a la horca.

Mehdi fue detenido en 2015, acusado de haber asesinado a otro joven durante una pelea grupal, y será ejecutado próximamente aplicando la Ley del Talión, conocida comúnmente como "Ojo por ojo, diente por diente". La familia de la víctima no accedió a perdonar la vida del atleta, a pesar del pedido de varias figuras del deporte iraní, entre ellas Hamid Sourian, campeón olímpico de grecorromana en los Juegos de Londres 2012 y actual vicepresidente de la Federación de Lucha de ese país.

Otros que solicitaron el perdón fueron el entrenador de la selección iraní de grecorromana y ex campeones mundiales como Saeid Abdoli, bronce en Río de Janeiro 2016, y Mohammad Talaei.

Habibollah Akhlaghi, ex luchador (cuarto en Londres 2012) y actual entrenador, aseguró: "Mehdi ama la lucha libre y durante sus años en prisión se convirtió en el campeón de las competiciones en prisión del país. Cuando yo comencé a luchar, él competía con mi hermano en la misma categoría. Es realmente un buen luchador y una buena persona".

En septiembre, el luchador Navid Afkari fue ejecutado por el régimen iraní acusado de asesinato.
Ninguno de los pedidos fue escuchado y la ejecución de Hosseini "es inminente", según aseguró su familia en una entrevista con el sitio web de la Deutsche Welle.

El 12 de septiembre, el gobierno iraní ejecutó a Navid Afkari, sobre quien pesaban dos condenas a muerte, una por el asesinato a puñaladas de otro ciudadano en 2018, durante una manifestación contra el régimen, y otra "por ofensas a Dios". Sus hermanos Vahid y Habib fueron sentenciados a 54 y 27 años de cárcel por el mismo crimen.

Afkari -que fue además condenado a 74 latigazos- nunca aceptó los cargos y su familia continúa asegurando que su confesión, grabada y difundida por el régimen, había sido forzada y que el deportista había sido torturado para mentir. 

Activistas a favor de los derechos humanos y diversos medios afirmaron además que parte de la documentación que se había adjuntado como prueba para inculparlo era muy similar a muchas otras que resultaron apócrifas y utilizadas para condenar inocentes.

La noticia sobre la próxima ejecución de Hosseini causó indignación en el ámbito del deporte mundial y en las organizaciones de luchas por los derechos humanos, que volvieron a condenar al régimen iraní y sus prácticas para silenciar la oposición y las críticas. Y pidieron la urgente intervención del Comité Olímpico Internacional (COI) y de la Unión Mundial de Lucha (UWW, por sus siglas en inglés).

Cameron Khansarinia, director de políticas de la Unión Nacional para la Democracia en Irán (NUFDI), una organización no partidista de iraníes-estadounidenses, afirmó en una nota de The Jerusalem Post: “La mayoría de los atletas temen hoy la cancelación de eventos deportivos por la pandemia de coronavirus. Los atletas en Irán temen ser asesinados por la República Islámica".

Y agregó: "El Comité Olímpico Internacional se ha negado hasta ahora a tomar medidas serias contra el régimen de Teherán por su sangriento ataque contra los atletas. Se debería prohibir al régimen todas las actividades deportivas olímpicas e internacionales hasta que deje de asesinar a los deportistas. El desprecio por las vidas de los iraníes demostrado por las organizaciones internacionales, incluido el COI, ha eliminado toda y parte de su legitimidad como organismos humanitarios".

En septiembre, antes de la muerte de Navid Afkari, el COI fue uno de los organismos que intentó intervenir y solicitó sin éxito al líder supremo iraní clemencia para el deportista, "siempre respetando la soberanía de la República Islámica de Irán". Y tras la ejecución, se mostró “conmocionado” aunque no aplicó ninguna sanción deportiva a Irán. 

La respuesta de la organización presidida por Thomas Bach fue calificada de "débil e inadecuada" por muchos. Y fue recordada en las últimas horas, tras conocerse la crítica situación de Hosseini, ya que el COI aún no se manifestó sobre la crítica situación que atraviesa el luchador. 

del potroDolor en el mundo del tenis: murió el papá de Juan Martín del Potro

S&

Te puede interesar