Clara, la mujer que asegura haber viajado al año 3780 y es viral con sus predicciones

Curiosidades 12 de enero de 2021 Por redacción WTF
Jura que vio guerras y que los robots someterán a la raza humana. Los videos de sus predicciones suman más de 15 millones de visitas, aunque son realmente fantasiosas.
google_terminators_wide

Muchos la internarían en un psiquiátrico, pero su testimonio es viral y ha conseguido más de 15 millones de visitas solo en uno de sus videos: se llama Clara, jura que viajó en el tiempo y dice que los robots someterán a la raza humana.

El video fue grabado en 2018 pero cobró notoriedad ahora, tal vez porque la gente, con más tiempo con las medidas de aislamiento, se sentó a prestarle atención a lo que anuncia. 

“Quiero hablar de eventos que sucedieron en el año 2000. Yo servía en el ejército, y mi único objetivo era construir mi propia carrera. Mi historia está relacionada con los viajes en el tiempo. Les parecerá que esto es una fantasía, pero les aseguro que ya es una tecnología utilizada con fines militares en el presente”, dice al comenzar. 

En su narración la mujer dice que fue militar y que su país (no quiere decir cuál es) desarrolló una máquina para poder viajar en el tiempo. Ella fue enviada al año 3.780 para traer tecnología de los robots que más adelante someterán a la raza humana y que buscarán exterminarla.

“Quizá te sea difícil entender de qué estoy hablando ahora mismo, pero trata de comprender. El tiempo es una medida, con altura, longitud y profundidad”, y explicó que es más fácil viajar al futuro que al pasado.

“Isacc es una máquina del tiempo que trabaja con electricidad, es una silla de metal que trabaja con el cuerpo humano, el fenómeno físico de la electricidad, la resonancia y la frecuencia en el tiempo. Así es como funciona, una persona tiene que sentarse en la silla de metal que tiene muchas agujas y la electricidad entra en el cuerpo de la persona y se las clava, es como si te atravesaran rayos, es un dolor indescriptible”, contó.

El nombre de su operación secreta era “Rata” porque tuvo que escabullirse como este animal para evitar ser detectada por los robots asesinos.

Ahí se reunió con un hombre de su unidad llamado David, “era el único hombre que quedaba vivo desde la última operación que fuimos allí”.

Él la acompañó por el bosque a un refugio para humanos, apenas era un agujero y señaló que vieron miles de muertos y unos 60 u 80 robots.

Describió que ahí vio a los robots que eran más altos de los humanos pero con fisionomía similar, hechos de metal pero con cara de humano hecha de un material parecido a la silicona.

“Era como si estuviera mirando a un humano, estaba curvado como un rostro humano natural. David dijo que cada robot tenía una cara diferente, única y especial para sí mismo y que podía pensar de la misma manera que los humanos, sin embargo eran muchísimo más inteligentes, no había nada que no supieran”, además de letales.

Una hora más tarde llegaron a Alpha, y los llevaron a conocer a Jack, el líder quien habría encontrado el lugar que era un búnker refugio para que los humanos se protegieran de la embestida de una bomba atómica que cayó años atrás.

En ese lugar habría unas 4.000 personas, le explicaron la misión a Jack y accedió a ayudarlos, los llevó a una habitación donde encontraron a seis robots pegados a la pared semidestruidos.

“Los compañeros de Jack intentaron reprogramar a esos robots para que pudieran vivir en armonía con los humanos pero siempre era un fracaso, no fue posible porque no había manera de borrar su memoria”, explicó la mujer quien dijo que esos robots eran más fáciles de cazar ya que eran sólo de vigilancia, pero para poder derribar a uno se necesitaron por lo menos 150 personas, por lo que muchos habían muerto enfrentándolos.

Como prueba, ella muestra el michochip que estaba en el cerebro de uno de los robots.

“Aquí está el esquema, he estado esperando este día durante 18 años. Esperé que el 18 años el secretario me perdiera la pista, después de esta misión me retiré del ejército y viví en seis países diferentes”, relató .

“Hace dos semanas hablé con un científico, su nombre debe mantenerse en secreto, así es, como ves tengo que mantenerlo en secreto, ni siquiera puedo revelar de qué país viene, se supone que me reuniré con él a finales de este mes para transmitirle el esquema”, finalizó al detallar que ella seguiría la misión para evitar que esta tecnología pueda desarrollarse y evitar así la catástrofe futura.

Los expertos aseguran que el “cerebro” del robot no es más que un procesador Intel que sacó de cualquier CPU, pero la mujer, con tantas visitas, se está haciendo de un dinero con Youtube.

Te puede interesar