Real Madrid sufrió una dura derrota ante el humilde Levante y se aleja de la pelea por la Liga

Deportes 30 de enero de 2021 Por S&
Fue 2-1 como local. El VAR fue clave en la expulsión de Militao a los 8 minutos y en el penal que atajó Courtois en el segundo tiempo.
levante
Inesperada. El Merengue sufrió una derrota que no estaba en los planes de nadie.

Sin Zidane en el banco, sigue aislado por coronavirus, ni Dani Carvajal, Lucas Vázquez, Sergio Ramos y Nacho Fernández en la cancha, Real Madrid sufrió una dura derrota que alimenta su crisis futbolística, esa que creció con la eliminación sorpresiva de la Copa del Rey. En su nueva casa mientras remodela el Santiago Bernabéu, el Estadio Alfredo Di Stefano, perdió 2-1 con Levante, en un partido en el que el VAR no pasó desapercibido.

Jugó condicionado el equipo merengue. Apenas ocho minutos marcaba el reloj cuando Sergio León se escapó hacia el área y, tras escaparse de la marca de Varane y con la mente puesta en superar a Courtois, Militao lo frenó. El árbitro Medié Jiménez cobró la falta y la juzgó con amarilla. Sin embargo, la interpretación del VAR era distinta ya que el central había cortado una ocasión manifiesta del gol, lo que provocó que revisara la imagen y cambiara la amarilla por la roja.

Levante no pudo aprovechar esa pelota parada ni tampoco el hombre de más en la cancha. Con Casemiro metido a la cueva y Toni Kroos como el único mediocampista central, en ese nuevo panorama se impuso la calidad de Real Madrid apenas cuatro minutos después.

Real Madrid pegó con un contragolpe que se inició con una queja de la visita que, con las líneas adelantadas, veía el riesgo de aquel ataque. Aunque Ferland Mendy pareció sacarse de encima con el brazo a Gonzalo Melero en el área, la jugada siguió y la pelota le quedó a Kroos, responsable de habilitar con la cara externa del pie derecho a Asensio. El delantero corrió hacia el área, apeló a su velocidad y, al llegar frente al arquero, definió con precisión para el 1-0.

El gol permitió cambiar los planes que Zinedine Zidane había indicado por teléfono para que David Bettoni impulsara cambios por la expulsión. Real Madrid se acomodó en la cancha pero comenzó a sufrir el cansancio. Y Levante, que varias veces había inquietado al arquero Thibaut Courtois, finalmente llegó al empate a los 32 minutos con una volea de José Luis Morales.

Animado por el empate, Levante comenzó con un asedio al área merengue en los primeros minutos del primer tiempo, lo que provocó que Bettoni moviera un banco con muchos juveniles por ausencias de peso. Vinicius, entonces, fue el elegido para reemplazar a Hazard, de poca relevancia, a los 14.

Sin embargo, fue el joven delantero el que propició una falta que derivó en la polémica más grande del partido. Una infracción suya en la línea del área sobre Clerc fue sancionada por el árbitro con un tiro libre. Sin embargo, instantes después, alertado por el VAR, cambió su fallo por penal y no se inmutó pese a los reclamos de los jugadores merengues, que le pedían que fuera a ver la imagen para asegurarse de que la falta había sido dentro del área.

Quien no se preocupó por eso fue Courtois. El arquero belga le adivinó las intenciones a Roger Martí, se tiró a su izquierda y con su mano derecha en alto evitó que el disparo terminara en el 2-1 del Levante. Iban 18 minutos.

Regalarle la pelota al Levante le costó caro al local y a Roger Martí la revancha no tardó en llegarle. Su cuarto gol en sus tres últimos encuentros llegó para decantar el partido a 12 minutos del final. Libre de marca tras un saque de esquina, con tiempo para controlar y cruzar su disparo donde su gran rival de la tarde jamás podría llegar.

En una apuesta que no pareció la más acertada, Real Madrid jugó los últimos diez minutos sin sus delanteros de referencia: salieron Asensio y Benzema. Así, en la búsqueda del gol quedaron Vinicius, Mariano Díaz y el pibe de 19 años del Castilla, Sergio Arribas. Hasta Courtois se convirtió en referente en el área cuando a los 49 minutos, en la última jugada del partido, subió a buscar el empate en un tiro libre. Pero el 2-2 nunca estuvo cerca.

La irregularidad y las ausencias de sus figuras pesaron en el Real, que complicó seriamente sus chances de conquistar el título y no pudo recortar distancia con Atlético de Madrid, el líder del torneo. Con 47 puntos, y dos partidos menos, el equipo del Cholo Simeone le sacó 7 a los de Zidane y 8 a Sevilla a la espera de su duelo del domingo contra Cádiz.

palmeirasPalmeiras, el nuevo rey de Sudamérica: venció a Santos y se quedó con la Copa Libertadores

S&

Te puede interesar