Gesto inesperado y repudiable de un jeque qatarí en el Mundial de Clubes: le negó el saludo a las árbitras de la final

Deportes 14 de febrero de 2021 Por S&
Sheikh Joaan bin Hamad Al Thani sí saludó a los hombres del cuerpo arbitral durante la ceremonia de premios.
catar
Ceremonia de entrega de trofeos en el Mundial de Clubes en Qatar.

Es tiempo donde Qatar y el mundo del fútbol tiene vínculo cada vez más estrecho, el emirato es el próximo organizador de la Copa Mundial de la FIFA. Será el primer país musulmán y árabe en albergar el evento, su influencia en este deporte es cada vez mayor. Por eso hay una imagen del Mundial de Clubes que recorre el planeta: un miembro de la familia real le negó el saludo a una de las árbitras de la final.

Ocurrió durante la ceremonia de premiación que se realizó después de la victoria de Bayern Múnich sobre Tigres. El jeque Joaan bin Hamad Al Thani, quien además es el presidente del Comité Olímpico de Qatar, no chocó sus puños con la jueza brasileña Neuza Back.

Justo antes, Joaan había saludado a uno de los colegiados masculinos del torneo pero luego ignoró a Back y a su compatriota Edina Alves Batista, quienes junto a la argentina Mariana De Almeida y otras colegas llevaron adelante el partido por el quinto puesto entre Ulsan Hyundai surcoreano y Al Duhail qatarí, pero además formaron parte del cuerpo arbitral que dirigió la final.

Pero este hecho sin precedentes de un cuerpo arbitral completamente femenino en un partido de la élite del fútbol masculino fue desafortunadamente empañado por el gesto de Joaan, hermano menor del gobernante de Qatar, el jeque Tamim bin Hamad Al Thani, que responde a las tradiciones religiosas de que que los hombres no pueden tocar a las mujeres que no sean parte de su familia.

Sobre la participación de las árbitras, Gianni Infantino dijo en diálogo con la cadena beIN SPORTS que la FIFA busca sumar más mujeres en sus torneos masculinos: “No fue solo un gesto simbólico. Edina y su equipo de asistentes hicieron un trabajo fantástico, y están aquí por mérito. Por supuesto que queremos derribar más barreras y tener más árbitras porque envía un mensaje importante al mundo.”

Lo cierto es que la designación de Qatar como sede de la próxima Copa del Mundo de selecciones podría ser perjudicial para los objetivos de la entidad que regula el fútbol mundial, que empieza a padecer la cultura machista y poco amistosa con los derechos humanos de este soberano árabe del oeste de Asia.

60257ea87ebac_1004x565Papelón del Palmeiras: perdió en los penales con Al Ahly y quedó cuarto en el Mundial de Clubes

S&

Te puede interesar