Vanesa Maradona acusó a Rocío Oliva de maltrato físico contra El Diez

Espectáculos 23 de febrero de 2021 Por redacción WTF
La exesposa del sobrino de Diego Maradona aseguró que Oliva llegó a tirarlo por unas escaleras.
diego-maradona-y-rocio-oliva_0_0_800_498

Vanesa Carnevale, ex mujer del Chino, el hijo de Katy –una de las hermanas de Diego Maradona–, dijo que Rocío Oliva le pegó al ídolo y que en medio de una discusión lo empujó por la escalera.

“Yo la quiero mucho a Vero, la vi sufrir y pasamos muchas cosas juntas”, dijo Vanesa en Los ángeles de la mañana, y siguió: “Sé que ella lo ayudó mucho a Diego hasta lo último, le pidió ayuda para que lo sacara de donde estaba casi secuestrado, que tenía el mando Rocío Oliva”.

 “Sigo en contacto (con Ojeda) y sé todo lo que hizo por Diego, lo ayudó con Mario (Baudry, su pareja y abogado) a sacarlo de esa especie de secuestro”, reiteró, y explicó a qué se refería: “La cabeza eran Matías Morla y Rocío, le hacían lo que querían, él no era dueño de nada, le bloqueaban los teléfonos”.

“Diego no era dueño de su vida. Le bloqueaba los teléfonos. Mandaba todo, hasta el supermercado de la casa, que mandaba la mitad de las cosas para la casa de la madre. Èl estaba enamorado de ella lamentablemente”, siguió la testigo.

Sobre el resto del entorno dijo que “hay hermanas y sobrinos que lo quieren; mi ex suegra, seguro”, pero dijo que hay cosas que habló con Kiti y detalles sobre cómo estaba Diego que por respeto a él que ya no está, prefiere no ventilar en televisión.

Sobre Dalma y Gianinna, siguió: “Mejor no voy a decir lo que mi ex suegra decía de ellas y yo de ellas no voy a hablar, porque lo peor que le podías hacer a Diego era hablar mal de ellas”.

Hace unos días declararon ante la Justicia Alejandro Daniel Cottaro y Carlos Bacchini, los acompañantes terapéuticos de Maradona, quienes también se refirieron al control que el entorno ejercía sobre el Diez: “Lo que me extrañó mientras estuve es que los celulares de Diego sonaban todo el tiempo y los manejaban Maximiliano (Pomargo) y Jonathan (Espósito). Eran dos celulares, en el sanatorio también los tenía. Me llamó la atención que cuando sonaba el teléfono le decían al que llamaba ‘el Diez está durmiendo’ y Diego estaba ahí con nosotros. Diego no los escuchaba porque cuando sonaban se iban al parque o se alejaban”.

Además, entre otras cosas aseguraron que no existía una dieta para alguien con problemas cardíacos sino que le deban de comer sándwiches de miga de jamón y queso y osobuco con grasa.

Te puede interesar