Entre la voluntad y la inteligencia

Curiosidades 25 de febrero de 2021 Por S&
La caligrafía también es una buena vía para analizar dos elementos fundamentales de ser humano: la voluntad y la inteligencia. Veamos los ejemplos más característicos de cada modelo.
los-cinco-errores-mas-comunes-que-cometen-las-personas-inteligentes

Caligrafía regular

En esta caligrafía, todas las letras, las palabras y los trazos en general están regularmente distribuidas en la hoja, presentan un tamaño relativamente constante y dan una sensación de armonía y equilibrio. Esta escritura no expresa una voluntad ciega o rígida, sino flexible y capaz de comprender diferentes situaciones y reaccionar en consecuencia. Las personas que presentan esta clase de escritura suelen ser metódicas, disciplinadas, armónicas, y poseen parámetros y referencias permanentes en el tiempo y en el espacio.

inteligencia 1

Sin embargo, existe una caligrafía “similar” que manifiesta elementos negativos: se trata de aquella escritura en la cual la uniformidad de las letras se asocia con grafías artificiosas, como es el caso del uso habitual de letras separadas y mayúsculas, sobrecargadas de trazos inútiles. Esta segunda clase de caligrafía regular se caracteriza por la lentitud extrema del grafismo. En este caso, la caligrafía expresa su voluntad obtusa, ciega, violenta, como también la carencia de espontaneidad. En otras palabras, la tendencia a “aparentar” lo que no es.

Caligrafía Lenta

Es una escritura desigual, especialmente cuando va asociada con uniones redondeadas y ciertos aires de escolaridad elemental. Esta caligrafía pone de manifiesto una marcada lentitud en los desplazamientos, cierta incapacidad de decidir, falta de autoconfianza y una gran necesidad de ser confirmado por los demás. Es común que los sujetos que tienen esta caligrafía padezcan de falta de memoria y lagunas mentales.

inteligencia 2

Caligrafía ancha

Se trata de una escritura que se extiende más hacia los costados que en sentido vertical. Por lo general, está acompañada de una presión ligera, con letras y palabras trazadas rápida pero descuidadamente. 

inteligencia 3

Esta caligrafía es típica de las personas demasiado sensibles, ciclotímicas, con marcados altibajos en el estado de ánimo y una fuerte proporción a la irritabilidad. Esta letra denota cierta tendencia a la fragmentación, como exponente de la discontinuidad anímica que expresa el sujeto en su quehacer cotidiano y en lo profundo de su vida afectiva.

Caligrafía muy lenta

Esta escritura presenta letras hinchadas, con aires de blandura, y es propia de personalidades sin voluntad, que, aunque se sienten comprometidas con el entorno, no saben cómo reaccionar ni actuar. Estos individuos suelen ser muy flemáticos, indolentes, carentes de iniciativa, incapaces de desarrollar un plan propio o de someterse a las exigencias de una programación externa, como es el caso de los estudios o el trabajo. Hay casos extremos en que la confusión de estos sujetos es tal, que viven instalados en una eterna contradicción y se sienten paralizados.

inteligencia 4

Caligrafía grande

Se considera que una caligrafía es grande cuando sus letras mayúsculas superan los tres milímetros. Esta altura de las mayúsculas lleva a que las demás letras también se eleven de manera proporcional. Se trata de una letra que llama poderosamente la atención, porque las palabras que genera ocupan un gran espacio en el papel. Esta escritura es típica de las personas que rebosan entusiasmo y alegría de vivir. 

inteligencia 5

Sin embargo, esta caligrafía grande aparece también en individuos veleidosos, siempre deseosos de llamar la atención y ser el centro de toda reunión. Por lo general, en estos casos, la caligrafía grande va acompañada de adornos, trazos ornamentales y rasgos finales muy sobrecargados. A menudo, estas personas no pueden mantener esta caligrafía si se les hacer escribir rápidamente.

Es esta circunstancia, estos sujetos se cansan rápidamente, sienten dolor en la mano y afirman que no pueden continuar por cualquier pretexto.

Como puede observarse, la caligrafía grande no siempre es sinónimo de conflictos. A veces, el bloqueo del mundo inconsciente es tan grande, que la forma de escritura, al margen de sus características, función de manera desconectada. El dolor en la mano que alegan los sujetos que tienen un modelo caligráfico grande no es más que una somatización de los problemas psíquicos que tienen. Como siempre, no se trata de forzar una forma de escritura diferente, sino de modificar los problemas psicológicos profundos a través de las diferentes posibilidades terapéuticas que hoy en día se ofrecen. 

Caligrafía pequeña

En este caso, la altura de las letras mayúsculas es inferior a los tres milímetros. Proporcionalmente, los demás componentes grafológicos quedan muy reducidos. La escritura que es pequeña, pero armónica, indica una alta capacidad mental y es característica de todos aquellos que trabajan básicamente con el pensamiento. La escritura pequeña es propia de los individuos sencillos y apacibles. Cuando la caligrafía pequeña va acompañada de elementos displásticos (letra escolar, caracteres muy apretados, desorden generalizado), indica petulancia, autoengaño, apatía.

inteligencia 6

Sin embargo, de ninguna manera hay que plantear el estudio caligráfico desde un punto de vista formal, es decir, anteponiendo criterios estéticos o normativos.

S&

Te puede interesar