Alex Caniggia volvió a ser TT y se fue de Masterchef con medalla de plata

Espectáculos 04 de marzo de 2021 Por redacción WTF
El hijo de Claudio Paul y Mariana Nannis es un éxito total. Aunque asegura que va por el oro. Sorpresa por cómo sabe cocinar.
VYCS53L3NNGPNBVZGZDG57JH5E

La participación de Alex Caniggia en Masterchef Celebrity hizo dudar a muchos, pero finalmente se convirtió en la estrella del certamen.

El hijo de Claudio Paul y Mariana Nannis y gemelo de Charlotte Caniggia se va perfilando como uno de los candidatos para llegar a las últimas instancias de la competencia.

Cada vez que habla es TT en las redes sociales y el miércoles tuvo que preparar comida de avión.  “First class obvio, al gallinero no”, dijo con su humor ácido y con un personaje que ha ido construyendo y que el público ama.

Peinado a  lo Bob Patiño, el indescifrable malvado de Los Simpsons, se propuso cautivar al jurado con una ensalada de pastas con tomates cherry, queso brie y aceitunas negras y un pollo caramelizado con verduras salteadas.

En eso estaba cuando uno de los jueces, Damián Betular, se acercó a su estación en la habitual recorrida y la sartén se prendió fuego, pero él no se inmutó. “Rock and roll”, replicó el chef siguiéndole el juego, hasta que tuvo que poner orden cuando las llamas parecían descontrolarse. Luego de un momento de zozobra, el participante logró dominar finalmente la situación. “¡Cómo controlo ese fuego!”, remató Alex, como si hubiera sido parte de un truco de un prestidigitador.

 “Creo que es espectacular”, se anticipó, sin falsa modestia, y el trío le dio la razón. “Es genial que no sepas como se llaman pero que las cocines bien, es como el eslabón perdido, un enigma. Todos los vegetales están bien cortados, bien dorados y puestos de una manera armónica en el plato”;, señaló Betular, y sus colegas Donato de Santis y Germán Martitegui avalaron su decisión.

El miércoles de beneficios otorga medallas de oro y plata para los dos mejores platos y envía al peor a la gala de eliminación del domingo. En el comienzo de la competencia, cuando todo está dentro de los márgenes del ensayo y el error, cualquier participante se conformaría con evitar el delantal negro y asegurarse una semana más en el certamen. Pero Alex quería la medalla de oro. Y no pudo evitar su bronca cuando el jurado determinó que el premio se lo merecía la preparación del actor Daniel Aráoz.

“¿Qué pasó, Alex? ¿No te gustó? ¡Esperabas la de oro?” preguntó el conductor al ver que el participante se colocaba la medalla a desgano. “Oro va”, atinó a responder el participante, que recibió algo parecido a un reto del presentador: “Si querés la de oro, hermano, la próxima semana hay que esforzarse un poquito más”. En el backstage, el mediático aprovechó para desatar toda su furia. “La segunda metétela en el culo, la segunda no la quiero. Quedé recaliente”, soltó.

Te puede interesar