¿Cómo pueden ayudarte tus sueños a desarrollarte?

Curiosidades 05 de marzo de 2021 Por S&
Descubre tu potencial oculto planificando tus sueños y tomando parte mas activa en su compleja elaboración.
c5c82a7640024714_shutterstock_334503977

Aunque los sueños nos pueden proporcionar visiones de nuestro propio yo, cualquier descubrimiento que hacemos es por lo general por casualidad, es decir, el resultado de lo que por la mañana recordamos, si es que ello ocurre. Algunas personas creen, sin embargo, que podemos jugar un papel más activo en nuestros sueños, descubriendo de esta manera el potencial oculto que reside en neutro ser más profundo.

El químico belga Freidrich Augsut von Kekulé estaba convencido de los beneficios de los sueños “activos”. En una convención científica en la que participó en 1890, dijo: “todo lo que sé lo aprendí de los sueños, caballeros”, explicando que su teoría de la estructura molecular, que revolucionó la química moderna, le había “sobrevenido” durante un breve sueño, hacia 25 años. 

El hecho de que creaciones de este tipo puedan aparecer en los sueños después de estar un tiempo trabajando conscientemente en algún tema ha sido reconocido desde hace tiempo por varias culturas. En Guatemala, la gente pone “muñecas de la preocupación” (pequeñas muñecas vestidas de trapo) debajo de sus almohadas. Cada muñeca representa un problema a resolver y actúa como foco para el subconsciente, que, con suerte, podrá encontrará alguna resolución durante la noche.

Podemos hacer lo mismo concentrándonos con fuerza en un problema o tal vez escribiéndolo y poniéndolo debajo de la almohada antes de irnos a dormir. La respuesta del sueño puede que no sea demasiado obvia, pero, desde luego, aquí es donde entra en juego la interpretación. 

Los Senio de Malasia, un pueblo no violento y extremadamente equilibrado, han desarrollado más esta teoría. Ellos creen que el abordaje deliberado a una situación difícil en el mundo de los sueños puede tener efectos positivos en la mente consciente y, por lo tanto, en la personalidad; más aún, para ellos, el mundo de los sueños es tan válido y real como el estar despiertos.

Soñar despiertos

Desde la niñez, los Senai se entrenan para practicar sueños lúcidos, lo cual significa despertarse dentro de un sueño y jugar activamente en él. Estos sueños pueden parecer más reales que la misma vida real y, por lo general, implican a los cinco sentidos en un grado muy agudo.

La realidad parece disolverse bajo un examen minucioso, con imágenes que cambian constantemente o que saltan de una a la otra. Aquellos que tienen una experiencia práctica en este tema creen que el soñador ha contactado con el reino astral en forma de pensamientos, que constituyen la materia prima del trabajo oculto.

Los sueños lúcidos a veces ocurren por accidente, por ejemplo, cuando pensamos constantemente que “algo no está del todo bien” en un sueño. Pero también es posible programar el subconsciente para despertarse en medio de un sueño, implantando un “detonador”, es decir, proponiéndose noche a noche despertar a una hora concreta, y teniendo el pensamiento puesto en una determinada idea o imagen.

Confrontar el reino astral de esta manera enfrenta a una persona con su propio yo, sus deseos, sus esperanzas y sus temores. Esto puede llegar a ayudarla a resolver problemas, ganar confianza y lograr un mayor conocimiento de su propio potencial creativo. Estas ventajas, hay que decirlo, sólo aparecen en los que pueden enfrentarse a los aspectos negativos de sus sueños tanto como a los aspectos positivos. Pero merece la pena recordar que, una vez enfrentado el tema.

La Bestia malvada, como en los cuentos de hadas, se transforma a menudo en un Príncipe Azul. Y debido a que este mundo astral es capaz de cambios infinitos, se puede luchar contra dragones, descubrir tesoros y despertarse al día siguiente con la sensación de haber logrado muchas cosas (además de haber sobrevivido.

Inspiración creativa

El poeta inglés Taylor Caleridge se inspiró para escribir algunos de sus poemas después de ensoñaciones inducidas por láudano. Su poema inconcluso Kublai Khan, fue escrito inmediatamente después de despertarse. 

El canto del demonio es una sonata cuyo autor, Giuseppe Tartini, aseguraba haber interpretado en sueños por orden del demonio. A su vez, el novelista Graham Greene admitía alegremente que muchos de sus argumentos provenían de sueños. 

S&

Te puede interesar