La familia de George Floyd será compensada con 27 millones de dólares

Actualidad 12 de marzo de 2021 Por S&
El pago millonario pone fin a una demanda civil, justo cuando arranca el juicio penal contra el agente de policía acusado de matar al detenido.
familia_de_george_floyd_portada_1.jpg_1956802537

El Ayuntamiento de Minneapolis (Minnesota) ha acordado pagar 27 millones de dólares a la familia de George Floyd, para que esta retire la demanda interpuesta por su muerte el año pasado a manos de la policía de la ciudad. Según ha dicho en un comunicado el abogado de la familia, Ben Crump, se trata del acuerdo prejudicial de mayor cuantía que se ha cerrado nunca en un caso de derechos civiles. Esto, según Crump, “envía un poderoso mensaje de que las vidas negras importan y de que la brutalidad policial contra las personas negras debe terminar”.

El anuncio del acuerdo se produce mientras se celebra en la ciudad, desde hace cuatro días, el proceso de la selección de los miembros del jurado para el juicio por homicidio contra el expolicía Derek Chauvin. El exagente asfixió a Floyd oprimiendo su cuello con su rodilla durante más de ocho minutos, como recogió el vídeo que dio la vuelta al mundo y detonó una masiva movilización en todo el país por la justicia racial durante el pasado verano.

En paralelo al proceso penal, la familia de Floyd presentó en julio una demanda contra el Ayuntamiento, y contra Chauvin y los otros tres agentes, ya despedidos de la policía de Minneapolis, que participaron en su detención. La familia alegó que los agentes violaron los derechos de Floyd al reducirlo, y que la Administración local toleró que se impusiera en la policía una cultura de violencia, racismo e impunidad.

“El acuerdo es un paso necesario para que todos nosotros podamos empezar a pasar página”, ha dicho Rodney Floyd, uno de los hermanos del fallecido. “El legado de George, para aquellos que le queríamos, siempre será su espíritu de optimismo sobre que las cosas pueden ir a mejor, y esperamos que este acuerdo haga justo eso: que haga que las cosas sena un poco mejores en Minneapolis y mantenga una luz para comunidades por todo el país”.

Los 27 millones de dólares, cuantía aprobada por unanimidad en el pleno municipal, incluyen 500.000 que irán al vecindario en el que Floyd fue detenido la tarde del 25 de mayo del año pasado. Floyd, de 46 años, compró un paquete de tabaco en una tienda cercana, y un dependiente del establecimiento le acusó de pagar con un billete falso de 20 dólares. Después de que se negara a devolver los cigarrillos, el trabajador llamó a la policía. Los agentes llegaron y esposaron a Floyd, pero cuando trataron de meterlo en el coche patrulla, este se resistió. Se produjo un forcejeo que acabó con el detenido en el suelo.

El agente Derek Chauvin, de 44 años, colocó su rodilla en el cuello de Floyd y la mantuvo ahí, presionando, durante más de ocho minutos. Numerosos viandantes, al percatarse de que el detenido estaba sufriendo, le pedían al agente que dejara de presionar su cuello. Algunos testigos grabaron la escena con las cámaras de sus móviles. Otros dos agentes ayudaron a Chauvin y uno más evitaba que intervinieran los testigos. Floyd dijo en más de 20 ocasiones que no podía respirar. Los vídeos, que se difundieron rápidamente y acabaron dando la vuelta al mundo, muestran cómo se queda sin fuerzas y los agentes se lo llevan. El fallecimiento de Floyd, que se constató una hora más tarde en el hospital, detonó la mayor movilización por la justicia racial en Estados Unidos al menos desde los años sesenta

El acuerdo con la familia de Floyd llega en la estela de otros similares, aunque de menor cuantía, alcanzados en diversos casos de alto perfil mediático de muertes de personas en manos de la policía. En septiembre, la ciudad de Louisville (Kentucky) pagó 12 millones de dólares en un acuerdo prejudicial con la familia de Breonna Taylor, una mujer negra muerta a tiros por la policía. La propia ciudad de Minneapolis había pagado con anterioridad la cantidad de 20 millones en otro caso de mala conducta policial, en mayo de 2019.

“Ninguna cantidad de dinero podrá nunca compensar el intenso dolor y el trauma causados por su muerte a la familia o a la gente de nuestra ciudad”, ha dicho la presidenta de la corporación, Lisa Bender. “Quiero, en mi nombre y en el de toda la corporación municipal, ofrecer mis más profundas condolencias a la familia de George Floyd, a sus amigos y a toda nuestra comunidad que llora su pérdida”.

La publicidad del acuerdo ha abierto el debate jurídico sobre sus implicaciones en el juicio contra Chauvin que acaba de arrancar, y hay quien defiende que podría llevar a su nulidad. El abogado del expolicía, al comienzo esta semana de las sesiones de selección del jurado, trató de conseguir que se bloqueara cualquier mención de un eventual acuerdo prejudicial en el caso civil, pues considera que podría perjudicar a su cliente.

S&

Te puede interesar