¿Cómo puede ayudarte la Homeopatía con tus dolencias?

Curiosidades 16 de marzo de 2021 Por S&
Todos los remedios homeopáticos ofrecen un tratamiento seguro y altamente efectivo para numerosos malestares.
5-usos-de-la-homeopatia-para-mejorar-el-humor-1

La familia real británica, la madre Teresa y la estrella de rock Tina Turner figuran entre las personalidades famosas que apoyan la homeopatía. Sin embargo, a pesar del creciente interés y disponibilidad de los remedios homeopáticos, éstos siguen siendo prácticamente marginados.

Muchos farmacéuticos de barrio ofrecen ahora medicamentos homeopáticos básicos. Algunos son fáciles de utilizar, porque constituyen combinaciones de remedios para dolencias comunes, tales como la fiebre del heno, los resfriados, los cortes y las magulladuras.

Pero ¿Cómo emplear la Pulsatilla, por ejemplo, o el más enigmático Nux Vomica? En definitiva, ¿Cómo puede ayudarnos la homeopatía?

Similia similibus curantur 

La medicina homeopática fue investigada y desarrollada en el siglo XVIII y a principios del XIX por el médico alemán Samuel Hahnemann (1755-1843).

La palabra “homeopatía” es la piedra angular del sistema de Hanemann. Viene de dos palabras griegas: homoios, que significa “igual” y pathos, que significa “sufrimiento”, e indica que las medicinas homeopáticas se prescriben de acuerdo con el principio latino de “Similia similibus curantur” (“lo igual debe ser curado por lo igual”).

Los remedios homeopáticos están compuestos por unas 2000 sustancias, que incluyen minerales, hierbas y bacterias. En su forma no diluida, estas sustancias producen síntomas similares a aquellos que se quiere curar. Sin embargo, se diluyen miles de veces para obtener lo que se denominan “potencias”, las cuales se identifican por el número que va después del nombre del remedio, como, por ejemplo: Bryonia x. Cuánto más alta sea la disolución, mayor es el número de la potencia.

La dosis mínima

Algunas veces, los remedios están tan diluidos, que la sustancia original no puede ser identificada con métodos científicos normales, pero, según se cree, la energía activa de las sustancias permanece. Los homeópatas afirman que estas dosis minúsculas estimulan las defensas naturales del cuerpo, permitiéndole sanarse a sí mismo. La vacunación convencional trabaja de forma similar -pero más cruda- y, por ello, a veces se compara con la medicina homeopática. 

?w=1600&i=1538402516991

Homeopatía hogareña

La homeopatía simple se practica fácilmente en el hogar, y es absolutamente segura para todos, incluyendo los bebés y los animales domésticos. Los síntomas persistentes o graves exigen asistencia profesional, pero pueden tratarse con seguridad los trastornos menores de cada día -tales como picaduras de insectos y esguinces- con primeros auxilios homeopáticos.

Como regla general, cuatro o cinco dosis producen resultados. Deje de tomar el remedio tan pronto como esto ocurra. 

Nunca tome un remedio antes o después de comer, de cepillarse los dientes o de beber té o café. Espere veinte o treinta minutos.

Mordeduras y picaduras

Una parte de tintura de Calendula-Hypericum en diez partes de agua templada es útil para las picaduras de mosquito. Utilice Cantharis 6 o Apis 6 (hecho de abejas machacadas) por ingestión interna para las hinchazones y comezones.

Para los momentos nerviosos

Para calmar sentimientos de miedo, tales como los nervios antes de un examen, o el terror al dentista, tome Ignatia 30 una hora antes de su prueba.

Músculos magullados

Tome Arnica 30 y aplique ungüento de Arnica a la zona afectada. 

El árnica también ayuda a sobreponerse a un ligero shock. En 1984, el equipo ciclista británico descubrió la efectividad del ungüento de Arnica, y muchos médicos deportivos y entrenadores lo emplean hoy día.  

Consultando a un homeópata 

 Visitar a un practicante de la homeopatía es algo muy diferente que visitar al médico de cabecera, aunque algunos homeópatas también tienen formación “aleopática”, o sea, de médicos convencionales. 

En lugar de preguntarle simplemente “¿qué es lo que le duele?”, un homeópata desea saber -entre otras cosas- cómo estás, que te apetece más comer, cuándo está especialmente sediento, cómo duerme e incluso qué tipo de sueños tiene.

También presta atención a sus pensamientos, emociones y conducta; y en una primera visita apuntará un historial detallado de su vida y de sus enfermedades anteriores.

Son diez los tipos principales de recetas que le puede ofrecer, según el diagnóstico. Su receta será cuidadosamente escogida para que se adecue a sus síntomas y a su personalidad.

También puede darte consejos acerca de tu dieta, o que evites determinados alimentos durante un tiempo. En otras ocasiones, puede sugerirte terapias complementarias. Puede afirmarse que la homeopatía siempre aborda al individuo con una mirada global sobre su estado de salud, tanto física como mental, lo que garantiza que difícilmente un preparado específico para una dolencia afecte al sujeto en otros niveles. 

S&

Te puede interesar