La importancia de la grafología en la salud

Curiosidades 29 de marzo de 2021 Por S&
Observa como se utiliza el estudio de la escritura en el plano médico.
que-es-la-grafologia

La idea de poder determinar a través del análisis caligráfico si un individuo está enfermo siempre ha maravillado a los grafólogos, y sobre todo a aquellos que tienen una formación médica. En efecto, un grafólogo atento y con una buena preparación médica puede registras ciertos signos grafológicos que expresan un estado mayor o menor, general o particular, de sufrimiento.

De hecho, no se debe olvidar que la grafología siempre interpreta la personalidad en su manifestación global. Por lo tanto, para que una enfermedad se evidencie grafológicamente, debe afectar a varios componentes de nuestro organismo, como, por ejemplo, el sistema nervioso, la musculatura, la respiración, etc.

De esta afirmación corresponde deducir que la interpretación grafológica de la enfermedad no se considera tanto como medio para diagnosticar una situación patológica precisa, como para revelar un “estado de enfermedad”, es decir, de afección más o menos generalizada en el organismo. 

Es preciso tener en cuenta -y no olvidarlo- que este aspecto puede representar también una ayuda importante para la comprensión de la persona enferma. Así se entiende en numerosos centros hospitalarios de Estados Unidos, Inglaterra y Suecia funcionan equipos de análisis grafológicos. 

Por otra parte, es necesario recordar frente a la enfermedad depende de manera decisiva de su estructura de personalidad. Hay individuos que reaccionan con decisión y otros que “se abandonan”. 

Pese a todo, señalemos los signos generales de la enfermedad en el análisis grafológico:

1.       Grafía descendente

Esta caligrafía puede señalar la presencia de una característica general de sufrimiento del individuo, ya sea que se manifieste a través de un estado de ánimo habitualmente entristecido o de una dolencia mínima pero constante. 

CLINICA 1

En el plano orgánico, la grafía descendente puede indicar un estado febril prolongado, así como la existencia de trastornos circulatorios (hábito apoplético) o de forma de intoxicación (por consumo excesivo y sistemático de alcohol, tabaco u otras drogas). Cabe agregar que algunas formas de psicosis de carácter maníaco – depresivo también se expresan a menudo a través de una grafía descendiente.

2.       Grafía empastada

Este tipo de escritura puede observarse en el caso de algunas afecciones circulatorias, donde sobre todo se muestran modificados los ojos, totalmente llenos de tinta o, en otras palabras, muy “rellenos”. Diversas variantes de intoxicación también responden a esta grafía. Según la opinión de ciertos grafólogos (a los que cedemos totalmente la responsabilidad de esta afirmación), una caligrafía empastada indica angina de pecho.

CLINICA 2

3.       Grosores y manchones

La presencia de inesperados grosores o manchas de tinta representa una caligrafía bastante significativa de la existencia de un estado de irritabilidad orgánica de raíz vascular o neurológica. Por lo general, los individuos que tienen este modelo de escritura están ya afectados por alguna dolencia mucho antes de ser vistos por el grafólogo, y éste no hace más que confirmar en su nivel específico lo que el paciente ya sabe por boca de los médicos. Pero no han sido pocos los casos en que el grafólogo se ha adelantado en la detección de una patología mucho antes que los continuadores de Hipócrates. 

CLINICA 3

De todos modos, lo fundamental es que el grafólogo, en el caso de este tipo de caligrafía, puede señalar al sujeto que existe una estructura orgánica capaz de padecer complicaciones y problemas de carácter circulatorio o que presenta alteraciones en el sistema nervioso. 

4.       Interrupciones y correcciones.

La aparición de repentinas interrupciones o de frecuentes correcciones son síntomas generales de un estado de fatiga. Esta sintomatología puede observarse en personas sanas, pero que están atravesando una situación de hiperactividad o estrés, como también en personas que se encuentran notablemente debilitadas por alguna enfermedad. 

CLINICA 4

La detección de estos rasgos caracterológicos puede servir para confirmar una enfermedad ya existente desde hace tiempo, como para dar un toque de alerta ante una situación personal desbordada por tareas y problemas y que corre el riesgo de verse desbordada por la situación. 

5.       Rasgos sinistrógiros y dextrógiros 

La aparición de signos sinistrógiros en una caligrafía de carácter dextrógiro señala la existencia de una actitud “defensiva”. Ello sueles producirse cuando la persona, afectada por alguna dolencia prolongada, concentra todas sus fuerzas para superar un período de debilitamiento generalizado del organismo. 

CLINICA 5

S&

Te puede interesar