¿Se puede adivinar tu signo astral a través de la forma particular en que arreglas y decoras tu casa o departamento?

Curiosidades 01 de abril de 2021 Por S&
Un astrólogo podría probablemente reconocer qué planetas se expresan a través de la elección de tus muebles y el decorado.
cozy-home-living-5-tips-para-hogar-calido-acogedor-anautrilla-interiorismoonline

Ciertamente, si se interpreta su carta astral, se podrán encontrar valiosas pistas acerca de por qué ha elegido vivir de la manera que lo hace.

La carta también puede ayudar a explicar por qué está descontento con su hogar, y hasta sugerirle diversas formas para mejorar la situación. 

El hogar significa algo distinto para cada persona: para algunos es un lugar de retiro y refugio; para otros, un lugar de trabajo; y hasta hay quienes lo consideran un hotel glorificado o una suerte de museo.

Las personas nacidas bajo los signos de Fuego -Aries, Leo y Sagitario- suelen ver sus hogares como una base sólida y conveniente para sus diversas actividades u operaciones. A la gente de Fuego le gusta la comodidad, pero es improbable que inviertan mucho tiempo en arreglar ellos mismos su casa; prefieren emplear a otro para que haga el trabajo más duro.

El hogar ideal

Puesto que muchos de los nacidos bajo los signos de Fuego ven su casa como un reflejo directo de sí mismos y de su lugar en la sociedad, es probable que se muden varias veces hasta encontrar o poder establecer un hogar ideal.

Los nacidos bajo los signos de Tierra -Tauro, Virgo y Capricornio- es probable que vean su hogar como un santuario, como un lugar donde pueden guardar y exhibir todas sus valiosas posesiones, incluyendo su familia entre ellas.

Una vez asentados en sus hogares, a los signos de Tierra no les gusta mudarse a menos que estén absolutamente seguros de que es lo más adecuado.

Las personas nacidas bajo signos de Aire -Géminis, Libra y Acuario- no gustan de sentirse confinadas en lugares pequeños. Ven su hogar como un lugar al que pueden regresar en busca de ideas. No son muy mundanas, y hasta es probable que tengan mucho interés en los detalles minuciosos de montar una casa, aunque idealmente les gusta que su hogar sea razonablemente cómodo y acogedor. Se aburren con facilidad y es probable que se muden a menudo.

Las personas de Agua –Cáncer, Escorpio y Piscis- tienen una actitud algo esquizofrénica respecto a su casa. Para la mayoría, sus hogares son importantes porque necesitan un lugar privado en el que planificar su secreto y manipulador andar por la vida. Pero el tipo de casa en el que viven no es demasiado importante para ellas. Su valor reside en el uso que pueden darle por razones de familia o de negocios o por motivos sociales. Puesto que son seres bastante inquietos, probablemente se mudarán varias veces a lo largo de su vida. 

Infancia

Una pregunta que la gente se hace con bastante frecuencia es “¿Qué efecto puede haber tenido mi infancia en mi actitud actual hacia mi hogar?”. La Luna, que gobierna la Cuarta Casa e influye en la vida del hogar, pasa a través del zodíaco cada mes. Nos vincula con nuestro pasado, pero su posición en la carta y su relación con los otros planetas y signos también tiene influencia sobre nuestro estado de ánimo.

Los planetas de la Cuarta Casa reflejan nuestras raíces, nuestra infancia y las influencias de nuestros padres. El análisis de una carta de nacimiento, haciendo especial referencia a la Cuarta Casa y a la Luna, nos ayudará por lo tanto, a explicar por qué reaccionábamos ante el hogar que teníamos cuando éramos pequeños. También puede poner de relieve nuestras necesidades más básicas e instintivas, aquellas que nuestro yo consciente pueden intentar negar pero que, si son ignoradas, pueden, rondarnos constantemente como un fantasma. 

La mayoría parte de que las experiencias infantiles están influenciada por el progenitor más dominante; si esa persona fue cariñosa y tierna, el hijo probablemente le será más fácil crear un hogar lleno de armonía. En casos extremos algunas personas pueden haber quedado tan afectadas por su infancia, sobre todo si ésta fue traumática, que sólo en momentos bastantes avanzados de la vida consiguen sentar la cabeza, si es que lo consiguen… La astrología puede proporcionar información útil sobre estas profundas y hasta a veces escondidas influencias, ayudándonos a reconciliarnos con nuestra propia infancia.

La Luna

La Luna, a pesar de no ser un planeta ejerce un efecto fundamental sobre la Tierra, y todos los que la habitan. Sin la Luna, por ejemplo, no existirían las mareas.

La posición de la Luna (que simboliza la figura materna) en la carta de nacimiento señala precisamente la influencia que el satélite de la Tierra ejerce sobre las actitudes que se adquieren durante la infancia. Su ubicación también afecta la vida hogareña en la edad adulta. Por lo tanto, la Luna constituye la clave para entender la relación personal con la familia y la manera como cada una construye su propia vida. 

A veces también plantea ciertos desafíos. Por ejemplo, si en su carta de nacimiento personal la Luna está colocada en Escorpio o Capricornio, lo más probable es que experimentes la vida en el hogar como algo cargado de exigencia y que requiere un sacrificio mayor del imaginado. Por el contrario, la Luna ubicada en Cáncer o Tauro promueve o favorece una inclinación natural a construir un hogar firme. 

S&

Te puede interesar