Susan Boyle cumple 60 años: de mujer anónima y estigmatizada a multimillonaria

Espectáculos 01 de abril de 2021 Por redacción WTF
La escocesa que deslumbró en Britain’s Got Talent cumple 60 años. Pasó de la pobreza y el bullying a tener 35 millones de euros y encontrar el amor.
954605a

Cuando se presentó en Britain's Got Talent, en 2009, Susan Boyle no era una extraña mujer desaliñada, muy tímida y por la que nadie apostaba.

Después de entonar "I Dreamed a Dream", de Los Miserables, Boyle prácticamente se convirtió en una estrella mundial. A lo largo de estos años consiguió una fortuna de 35 millones de euros, sacó 8 álbumes de estudio, vendió más de 20 millones de discos y rompió récords de visitas en YouTube.

Nacida en Blackburn, West Lothian, en el Reino Unido, el 1 de abril de 1961, Susan Magdalane Boyle nació con hipoxia (falta de oxígeno) debido a un parto complicado. Bridget Boyle, su madre, tenía 47 años y sufría presión alta. 

Estuvieron al borde de la muerte. Una vez recuperadas, a la madre le dieron la mala noticia: su hija tenía daño cerebral por haber carecido de oxígeno.

Susan creció con discriminación, mucha timidez y Síndrome de Asperger. No tenía daño cerebral alguno, y lo demostró con el paso de los años.

“Lo del daño cerebral fue una etiqueta injusta. Ahora entiendo mejor lo que estaba mal y me siento aliviada y un poco más relajada conmigo misma”, admitió al diario The Observer, en el 2013. A partir de este diagnóstico, Susan aprendió a manejar sus problemas y a poner un freno a la presión social y mediática.

Susan continúa cantando en la iglesia del pueblo y ha ayudado a toda su familia (ocho hermanos y dieciséis sobrinos) a realizarse profesionalmente.

En un reportaje. en la revista People dijo: “Nunca quise ser una diva (...) Vivo donde crecí, no necesito mansiones y todavía me gusta tomar el ómnibus o caminar hasta el supermercado y elegir qué voy a cenar”.

Hace pocos días y antes de cumplir 60 años, fue vacunada contra el COVID-19: “Por fin, veo que hay luz al final del túnel”, auguró con sus pulgares hacia arriba y su clásica sonrisa ingenua, frente a las cámaras. Aseguró que se sentía muy agradecida a la ciencia y al personal de salud.

Dijo que nunca había conocido el amor, pero en 2014 se encontró con el hombre de su vida. Y nadie sabe quien es, porque ella prefiere vivir con perfil bajo y en la misma casa en la que nació y creció.


 

Te puede interesar