El triste adiós a Mauro Viale: su esposa no pudo ir al entierro porque está aislada

Espectáculos 12 de abril de 2021 Por redacción WTF
Los restos del periodista, quien murió a los 73 años por una complicación en su cuadro de coronavirus, fueron inhumados en el cementerio de La Tablada. Su mujer y su hija no pudieron acompañarlo

Fue el periodista más popular de Argentina, pero Mauro Viale se fue solo, en un entierro al que solo pudo asistir su hijo Jonatan Viale.

Sus fueron trasladados al cementerio de La Tablada sin su esposa Leonor y su hija Ivana Viale, ya que ambas están aisladas.

Leonor Schwadron, la esposa de Mauro, estuvo a su lado durante casi medio siglo. No lo vio cuando entró al hospital y no pudo darle el último adiós.

Mauro y su mujer, quien solía acompañarlo como psicóloga en varios de sus programas, se conocieron cuando tenían 18 años. Juntos crecieron, se convirtieron en padres y luego en abuelos de cuatro nietos (dos hijos de Ivana y dos de Jonatan).

Mauro falleció el domingo en el Sanatorio de los Arcos, donde estaba internado desde el sábado, tras presentar el viernes por la noche síntomas de coronavirus. Lo llamativo es que había recibido el jueves la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19.

“Hoy fui a vacunarme y lo primero que hicieron fue tomarme la temperatura. Ahí me avisaron que podía llegar a darme fiebre. Están meta llamarme para preguntarme si tuve fiebre porque es muy peligroso que la vacuna actúe con ese efecto secundario. No tengo fiebre”, indicó el periodista la semana pasada.

El viernes hizo su programa pero no se sentía bien. “Se le cerraban los ojos, pero pensamos que era por eso”, indicó Liliana Caruso, su compañera. Al terminar su jornada laboral, el periodista se hizo un testeo que más tarde arrojó un resultado positivo, por lo que los médicos decidieron internarlo.

Horas más tarde de haber ingresado al centro médico, sus allegados informaron que había sido trasladado a sala común y que desde allí se comunicaba con su familia y colegas. Recibió los especiales presentes que le enviaron sus cuatro nietos: le hicieron dibujos a su abuelo para que los sintiera cerca a pesar de la distancia. Como periodista de raza, además, prendió el televisor para ver su programa. “Ojo que nos está mirando, así que no lo hagamos enojar”, bromearon Mariano Yezze y Mercedes Mendoza, quienes lo reemplazaron en su ciclo el domingo por la tarde.

El domingo, poco tiempo antes del triste desenlace, Jonatan había utilizado su cuenta de Instagram para dedicarle un conmovedor posteo a su padre en el que le deseaba una pronta recuperación. “Mi foto preferida. Te vas a poner bien porque sos un toro. Gracias por los mensajes de amor y fuerza. Los necesitamos mucho”.

Te puede interesar