Cómo crecen y se transforman las personas de los signos de fuego y tierra a través de su vida

Curiosidades 14 de abril de 2021 Por S&
El lento curso de los planetas a través de los cielos condiciona los grandes cambios que ocurren en la vida.
el-bebe-babea-mucho_w1140

Aries 

Aventureros

Los Aries están gobernados por el agresivo planeta Marte, y algunos miembros de este signo tienen la capacidad de ser muy impulsivos y extremadamente fogosos. Su tendencia a tener actividades físicas y deportivas y sus azarosas y múltiples ocupaciones dan cuenta de que el tránsito de los planetas los lleva a vivir peligrosamente.

Desde temprana edad, los Aries son independientes e intrépidos, pues carecen del sentido del peligro. Cuando comienzan a gatear, ya es muy difícil controlarlos. Muchos de ellos comienzan a hablar muy temprano. Digamos que son niños terriblemente inquietos y movedizos, de esos que aterran para tener al cuidado, ya que es imposible hacerles comprender alguna regla de conducta.

De los 13 a los 19 años, los Aries suelen tener dificultades durante el primer ciclo de Saturno. Constantemente están probando con quién pueden competir en la reafirmación de su personalidad individual. Siempre inclinados a enfrentar los elementos para el cambio, la mayoría de las veces suelen chocar abiertamente con la autoridad.

Buscando la aventura

De adultos, los Aries son personas aventureras, que siempre buscan deliberadamente situaciones novedosas que pongan a prueba su propio poder de supervivencia.

Pero a la edad mediana, no siempre abordan las cosas con entusiasmo. De todos modos, suelen ser arrebatados, sobre todo con la oposición de Saturno en el período de los cuarenta años.

Algunos pueden llegar a un extremo de gran tensión psíquica y enfrentar la juventud perdida como algo irreparable, rechazando así a otras personas más jóvenes sin asumir la propia condición.

27150742_m¿Quién es el mejor chef del Zodíaco?

Tauro

Tolerantes

Los Tauro tienen un temperamento y un temple que los hace capaces de llevar a cabo lo que se proponen. Al mismo tiempo, se resisten tanto al cambio que por esta razón el tránsito de los planetas les puede provocar grandes dificultades. 

En la mayoría de los casos, los Tauro tienden a ser bebés muy plácidos y niños bastante contenidos. Así como tienen una rutina fija, a la cual se adaptan de maravilla, también necesitan sentirse seguros. Como adolescentes, no son rebeldes. Aceptan la disciplina y se adaptan muy bien a la escuela.

Las primeras dificultades importantes aparecen para los Tauro cuando comienza su juventud, en el momento en que deben romper con su familia y volverse personas independientes. Algunos son bastante reticentes a dejar el hogar y no lo hacen hasta conseguir afirmarse, a fin de no parecer un riesgo a cierta inseguridad.

Proyectos de largo alcance

Al ser un signo Fijo de Tierra, los Tauro procuran afirmarse en el terreno profesional y sobre todo lograr una estabilidad material y emocional. Esta es su principal meta como adultos. 

Conciben sus planes a largo plazo y, cuando lo hacen con claridad, los llevan a cabo inflexiblemente. Gracias a su prudencia, muchos Tauro viven extremadamente bien en su mediana edad, aunque muchas veces esta firmeza los paraliza y frena.

También la crisis de la mediana edad creada por la oposición de Urano provoca disturbios en sus vidas y dan respuestas sin un plan previsto. Si llegan a su madurez con la vida resuelta materialmente, los Tauro aprovechan la felicidad que les brindan sus últimos años. 

Leo

Líderes 

Como hijos de un signo enérgico y fértil, los Leo han nacido para ser los líderes del Zodíaco. Su natural seguridad personal, a medida que maduran y crecen, se va reafirmando más y más, hasta conseguir destacarse y ser el centro de atención.

Los niños Leo suelen ser extremadamente tiranos con sus madres y niñeras, e incluso con sus amiguitos. Esto depende de que sean o no el centro de atención. Lo mismo ocurre con su adolescencia, cuando ellos pueden rebelarse contra la autoridad establecida o desarrollar el lado seductor de su personalidad. Siendo ya jóvenes, fácilmente pueden ser la figura central de un grupo de música pop.

Ambiciones firmes 

En su primera etapa adulta, muchos Leo intentan consolidar una posición en el mundo. Siendo un signo Fijo, siempre pueden aprovechar las ventajas que les otorga el tránsito de Júpiter, que les ayuda a disfrutar de las oportunidades que se presentan.

Pueden encontrar dificultades al abordar algunos trastornos o traumas del ciclo de Urano, particularmente con la crisis de la mediana edad. Suelen constituir una prueba de fuego para los Leo asumir el paso del tiempo. De forma similar, el segundo retorno de Saturno puede generar en ellos un período de reafirmación, sobre todo cuando se les plantea cierto alejamiento de la actividad, hecho que muchos Leo pueden ver como una pérdida de poder.

En la mayoría de los casos, Leo es un signo muy agraciado. Está preparado muy bien para enfrentar la vejez, tanto en el aspecto financiero como en el emocional. 

Virgo 

Responsables

Siendo Mercurio gobernante de Virgo, las personas de este signo manifiestan una gran vitalidad. Al mismo tiempo, el ser un signo de Tierra les agrega un componente de responsabilidad que contrapesa la perjudicial inmadurez del componente Mercurio. El resultado es la combinación de la juventud con la sabiduría de la experiencia.

Como es natural en este signo, los niños Virgo tienden a ser muy bien educados, de buenos modales y a hacer todas las cosas muy bien, causando muy pocos problemas a sus padres. Tienen una gran aversión a ensuciarse y desordenar las cosas.

A los Virgo les gusta todo lo relacionado con la rutina mientras son pequeños. Ya en la adolescencia, la cualidad de ser un signo Mutable les hace sentirse seguros de emprender su primer vuelo. Nunca se rebelan ni provocan grandes disturbios; más bien tienden a procurar separarse de sus padres con tranquilidad y sin grandes enfrentamientos. Si no lo logran en torno a los 21 años, el primer retorno de Saturno, cuando cumplen los 29 años, hace que marchen serenos hacia una real independencia.

Serviciales, pero no serviles

En su juventud, los Virgo se toman el tiempo suficiente para definirse. Nacidos bajo el signo del servicio, algunos son felices en ocupaciones que no requieren estar en contacto con otras personas. Si aspiran a un trabajo que lo servil puede confundirse con lo servicial, la presencia del ciclo de Urano y Saturno puede conducirles por un camino claro y preciso, sin confusiones.

Muchos Virgo no se dan cuenta del paso de los años y no toman conciencia de su propia vejez. Tienen a conservarse jóvenes de espíritu y de corazón, sin asumir demasiadas responsabilidades. 

Sagitario

Buscando

Como Sagitario está gobernado por Júpiter, el planeta de la sabiduría y la expansión, los seres de este signo están siempre buscando el conocimiento y la verdad. Si encuentran lo que buscan, se realizan plenamente. 

Los pequeños de Sagitario son niños enérgicos y se destacan por sus inquietudes que, desde la primera edad, expanden sus horizontes con preguntas de difícil respuesta. Ya desde la adolescencia revelan su necesidad de independencia con el deseo de trabajas. Son muy rebeldes y, por lo general, caen en estados de desasosiego por su continuo enfrentamiento al orden establecido y por su difícil convivencia en la escuela.

Gobernados por el optimismo de Júpiter, que es también el planeta de la expansión y el exceso, los Sagitario suelen estar siempre insertos en el peligro y en una sobrecarga de cosas.

El gusto por la vida

Los jóvenes Sagitario, viviendo a tope y buscando siempre con impaciencia la plenitud de sus sentidos, rara vez tienen problemas para cortar con la protección y tutela de su familia.

Como adultos, siempre exploran todas las cosas con las que se encuentran y les sobra interés por las cuestiones de la vida del mundo. Si se sienten confinados en sus deseos expansivos, se verán a sí mismos insatisfechos y cargados de responsabilidades no elegidos que asumirán como una verdadera hipoteca. La mediana edad les llega sin que se den cuenta del paso del tiempo y, en algunos casos, la crisis característica de la misma puede provocar algún tipo de shock.

Capricornio

Esperanzados

La carga que algunos Capricornio parecen acarrear desde su nacimiento puede muy bien ser controlada desde muy bien ser controlada desde su misma fuente: el tránsito de Saturno. En efecto, el peso que sobre sus hombros impone la oposición de Urano se ve contrastado en la crisis de la mediana edad por las influencias de Saturno siempre positivas.

Formales y cuidadosos, los niños Capricornio son siempre una versión en miniatura de lo que serán como adultos. Como signo gobernado por Saturno, está ligado a los límites y a la seriedad.

Los pequeños responden muy bien a la disciplina y a la rutina fijada de antemano. A medida que van creciendo, se van cargando de responsabilidades y, por lo general, tienen todo su tiempo ocupado por múltiples actividades.

Actitudes serias

Desde la temprana adolescencia, los Capricornio se esfuerzan por hacerse un lugar en el mundo, generalmente a través de una carrera. Son prácticos y determinados en sus elecciones y rápidamente logran establecerse. Al mismo tiempo, buscan la seguridad profesional y familiar, que es a lo que en realidad aspiran.

Algunos Capricornio consiguen una gran prosperidad de su juventud, aunque otros pueden tener algunos años de inestabilidad económica debido a la euforia propia de la edad. En la mediana edad, algunos consiguen una felicidad más o menos estable. 

En la madurez, consiguen relajarse frente al trabajo y las diferentes responsabilidades.

Los astutos Capricornio logran proyectar una buena pensión para su vejez, conseguida siempre desde su primer trabajo, que les permitirá gozar de una seguridad. 

S&

Te puede interesar