La cepa de Manaos afecta cada vez a más niños y adolescentes

Actualidad 21 de abril de 2021 Por redacción WTF
La franja de 0 a 19 años pasó de 80 casos en febrero a 450 el 15 de abril en Argentina. En Brasil, la cepa provocó la muerte de 2.800 personas menores de 40 años,
_110796532_gettyimages-1198350422

Mientras que en 2020 se asumió que el COVID19 no era grave para niños y adolescentes, la llamada "cepa de Manaos" enferma a cada vez más chicos: el número de pacientes con Covid-19 menores de 40 años en cuidados intensivos superó al de grupos de mayor edad en Brasil, y en Argentina los contagios comienzan a crecer.

La franja etaria de 0 a 19 años fue la que tuvo mayor crecimiento de casos de coronavirus este mes en Argentina, donde hoy se reportó que hay 14 menores de edad internados por el virus. 

En el Hospital de Pediatría Garrahan los casos en seguimiento comenzaron a subir a partir de la semana 9 (del 1 al 8 de marzo) registrando un pico de 85 pacientes pediátricos en control con diagnóstico de Covid-19 en la semana 15 (del 12 al 19 de abril)..

Entre octubre de 2020 y marzo de 2021, el hospital nunca había superado los 25 casos confirmados en seguimiento: en la semana 41 de 2020 (del 5 al 11 de octubre) llegó a 22 casos confirmados y cinco sospechosos, y el otro pico se había dado en la semana 3 de este año (del 18 al 24 de enero) con 21 casos confirmados y 4 sospechosos.

Por su parte, la infectóloga pediátrica Analía De Cristófano, quien trabaja en el Hospital Italiano de la Ciudad de Buenos Aires, indicó que "estamos teniendo más casos de niñas y niños y adolescentes, pero esto tiene que ver con que hay más casos en general".

"Un porcentaje muy bajo desarrollan el Síndrome Inflamatorio Multisistémico (SIM), que se presenta por lo general después del cuadro agudo de Covid-19".

La enfermera Elena Amarilla aseguró que en el Hospital Gutiérrez hay actualmente 10 niños internados y dos en terapia intensiva.

"Sabemos que vamos a seguir teniendo más, porque pasó en la primera ola", sostuvo.

La enfermera enfatizó que "es una gran mentira que los chicos no contagian, los quiero invitar a que pasen por el hospital y vean cómo estamos trabajando"; a la vez que describió que "cuando el niño da positivo tiene que estar aislado", aunque puede recibir la visita de madre o padre con los equipos de protección; no obstante indicó que "la mayoría de las veces cuando el chico es positivo los padres también lo son".

A nivel nacional, según datos difundidos la semana pasada por el Ministerio de Salud, en el inicio de clases en la Argentina los casos notificados de la población en edad escolar se encontraban por debajo de los 3.800 por semana, pero 15 días después se acercaban a los 5.000, en coincidencia con el comienzo del ciclo lectivo en 17 jurisdicciones.

Ya en la semana 11 (a mediados de marzo) los casos confirmados en población en edad escolar superaban los 5.000 y en la siguiente se ubicaban por encima de los 7.500 semanales, marcando un aumento significativo.

En la semana 13 (finales de marzo e inicios de abril) los casos crecieron por encima de 10.000 y en la siguiente alcanzaron los 12.500, de acuerdo al gráfico que reúne los datos según la fecha de inicio de síntomas.

Te puede interesar