Djokovic dio vuelta un partido increíble, venció a Tsitsipas y se coronó campeón de Roland Garros

Deportes 13 de junio de 2021 Por S&
El serbio se impuso por 6-7 (6-8), 2-6, 6-3, 6-2 y 6-4. El encuentro duró más de cuatro horas. Nole alcanzó su Grand Slam N° 19 y quedó a uno de Nadal y Federer.
Captura de pantalla 2021-06-13 a la(s) 17.17.43
Novak Djokovic con el trofeo de los Mosqueteros. Es la segunda vez que lo gana en su carrera.

El serbio Novak Djokovic le ganó al griego Stefanos Tsitsipas en cinco sets 6-7 (6-8), 2-6, 6-3, 6-2 y 6-4 y se quedó con el título de Roland Garros, el segundo Grand Slam del año. El partido duró cuatro horas y once minutos y el número 1 remontó dos parciales ante su rival que lo sorprendió en el inicio con un gran juego. Nole, con su victoria en el tradicional certamen parisino llegó a 19 Grand Slam y quedó a solo uno del suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal. Además, es el primer tenista de la Era Abierta en ganar al menos dos veces cada uno de los cuatro títulos de Grand Slam.

Fue un encuentro muy intenso donde ambos jugadores lo dieron todo y jugaron un tenis de excepción para quedarse con la gloria. A pesar de estar exhaustos, hasta el final del quinto set se brindaron en una definición épica donde cada punto se luchó a pleno.

En el comienzo del partido Nole la tuvo difícil con un Tsitsipas que fue muy competitivo y de los cinco primeros puntos se quedó con tres. Pero el serbio empezó a mostrar su juego e igualó el marcador, aunque hubo una devolución corta donde Novak llegó exigido y se cayó al lado de la red, sin consecuencias físicas.

El griego se mostró como un rival muy fuerte para el número uno y metió una gran derecha para encarrilar el juego para ponerse 5-4. Fue ahí cuando el serbio volvió a aparecer para poner las cosas 5-5.

El griego se impuso en el primer parcial 7-6, (8-6 en el tie break) luego de más de una hora de acción.

El segundo set ya no fue tan parejo y el heleno, suelto y con un servicio dominante, controló las acciones para vencer por 6-2. Nole no se mostró cómodo en el parcial y fue superado en el trámite del juego como en el resultado.

La remontada de Novak

Nole arrancó mejor y se quedó con dos de los primeros tres puntos. Aunque Tsitsipas se la siguió haciendo difícil con su gran tiro de derecha. En este parcial ambos supieron que se trataba de un momento clave del partido. El serbio para conseguir un quiebre y empezar a recuperarse, y el griego intentar mantener la diferencia para acceder al triunfo definitivo.

Pero por algo Djokovic es el actual número uno a pesar de que no es su superficie favorita. Se puso 3-1 en el parcial, pero la resistencia de su oponente lo llevó a jugar cinco veces un break point. El serbio luego marcó el 4-1 y luchó por quedarse con la manga para seguir en carrera por el título.

El partido siguió con su trámite duro, Tsitsipas descontó (2-4) y Nole mostró cierto fastidio. Sin embargo, el serbio logró otro punto, se puso 5-2, confirmó la reacción y se llevó el tercer set por 6-3. Después el griego pidió atención médica por molestias en su espalda.

Cuarto set.

Si bien se lo notó cansado a Nole (venía de otra batalla de largo aliento frente a Rafael Nadal en semifinales) sacó a relucir toda su experiencia para quedarse con los dos primeros puntos. Esto hizo estallar al griego, que golpeó su raqueta contra el suelo. El serbio siguió dominando y amplió la distancia (4-0). Luego el griego descontó, aunque su oponente llegó a al 5-2.

El número uno controló el parcial (6-2), que fue clave para extender la final a un quinto set. Desde la final de 2004 entre los argentinos Guillermo Coria y Gastón Gaudio (ganador ese año) que no se llegaba a esa instancia para definir el título.

El partido ya había superado las tres horas y lo psicológico empezó a jugar un rol preponderante. De toda formas ambos se mostraron competitivos y el griego marcó el primer punto. Pero Nole respondió pronto e igualó el parcial.

El aliento del público para ambos jugadores se empezó a sentir. Los dos mantuvieron un alto nivel a pesar del cansancio. El tercer punto fue muy peleado, pero el serbio prevaleció y luego repitió para ponerse 3-1. Una luz de ventaja que resultó decisiva.

Al momento de la definición, Nole se puso 5-3 y se aseguró sacar para ganar. Pero su oponente, lejos de darse por vencido, quedó a un punto y el cierre del encuentro y del torneo fue apasionante. Finalmente el triunfo quedó para el serbio que se impuso por 6-4 en el último parcial.

El partido tuvo matices épicas por cómo se luchó hasta el último punto. También por la remontada de Djokovic tras perder los dos primeros sets ante un jugador como Tsitsipas, 14 años más joven. Nole se despertó a tiempo y celebró a partir de su mentalidad y su jerarquía. Y continúa haciendo historia.

S&

Te puede interesar