Japón declara un nuevo estado de emergencia en Tokio que coincidirá con los Juegos Olímpicos

Deportes 08 de julio de 2021 Por S&
La medida entrará en vigor el lunes 12 de julio para frenar el aumento de casos de covid-19 en la capital. Sólo el 15% de la población japonesa se ha vacunado.
16257346925475

El primer ministro japonés, Yoshihide Suga, decidió este jueves volver a declarar el estado de emergencia en el área de Tokio, una alerta que estará vigente hasta el 22 de agosto y que coincidirá con la celebración de los Juegos Olímpicos.

El estado de emergencia entrará en vigor el lunes 12 de julio para frenar el aumento de casos de covid-19 en la capital, dijo Suga tras reunirse con el comité gubernamental que gestiona la pandemia, aunque en la práctica la medida no supondrá mucho cambio con la situación actual, al margen de un endurecimiento de restricciones para los comercios.

El país asiático decidió, asimismo, prolongar dicho nivel de alerta en la región de Okinawa (sudoeste), donde ya se encontraba activa, y mantener ciertas restricciones en las prefecturas de Chiba, Saitama y Kanagawa, colindantes con Tokio y donde también se disputarán competiciones de los Juegos.

Además, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, llegó el jueves a Japón, donde tiene previsto participar en una reunión sobre la cuestión de los espectadores con el comité organizador local, representantes del gobierno japonés y del municipio de Tokio.

La nueva declaración de emergencia sanitaria, la cuarta para Tokio, podría afectar a la asistencia de público en las sedes deportivas olímpicas de la capital y sus alrededores.

Los organizadores del evento, cuya inauguración está prevista para el 23 de julio, nunca han descartado la celebración de competiciones a puerta cerrada en función de la situación epidémica, sin embargo, recientemente anunciaron que tenían previsto permitir la entrada de hasta 10.000 espectadores o la mitad del aforo de las instalaciones.

Las autoridades estarían planteándose ahora reducir la cifra hasta 5.000 o incluso a cero, o celebrar a puerta cerrada las pruebas que empiecen después de las 21 horas, incluidas las ceremonias de apertura y clausura, según filtraciones a los medios locales.

En Japón, las medidas de emergencia contra el coronavirus son mucho menos estrictas que los confinamientos impuestos en otras partes del mundo, e incluyen limitar la venta de alcohol y obligar los bares y restaurantes a cerrar temprano.

"El número de nuevos casos sigue aumentando en Tokio", declaró el jueves Yasutoshi Nishimura, ministro japonés encargado de covid-19. "Con el aumento del movimiento de personas, la variante Delta, más infecciosa, representa ahora alrededor del 30% de los casos. Se espera que esta cifra siga aumentando", añadió.

"Esperamos contener la propagación de las infecciones poniendo a Tokio en estado de emergencia", dijo el ministro, señalando que las hospitalizaciones aumentaron entre las personas de entre 40 y 50 años.

 Aunque el archipiélago japonés se vio relativamente poco afectado por la pandemia de covid-19, con unas 14.900 muertes registradas oficialmente desde principios de 2020, su programa de vacunación avanza muy lentamente.

Poco más del 15% de la población se ha vacunado por completo hasta ahora, y los expertos temen que la variante Delta pueda provocar una nueva ola que sature los hospitales de Japón, donde si impusieron varios estados de emergencia sanitaria desde 2020.

S&

Te puede interesar