La pesadilla de Hanna Jaff, la mexicana que entró a la realeza británica y huyó por su crueldad

Espectáculos 13 de julio de 2021 Por redacción WTF
Hanna Jazmin Jaff Bosdet se casó con el aristócrata Henry Roper-Curzon. Todo era un cuento de hadas hasta que llegaron a Gran Bretaña. Decidió separarse y denunciar maltrato.
hanna-jaff

Hanna Jaff y Henry Roper-Curzon se casaron en febrero de 2020 en lo que parecía un cuento de hadas: ella mexicana, él descendiente de la dinastía Tudor y miembro de la familia real británica. Hasta que se mudaron a Gran Bretaña y la latina conoció lo que es por dentro el elitismo de la aristocracia más cerrada de Europa.

Hace una semana la famosa socialitè mexicana volvió ya separada a México huyendo de Londres, donde asegura que padeció maltratos, discriminación y burlas por no ser parte de los "royals".

Hanna expresó que fue víctima de violencia verbal por parte de su ex pareja y su familia, razón por la que decidió abandonar Reino Unido y regresar a su país. Ahora concedió una entrevista para Venga la alegría, donde reveló que además la buscaron para sostener con su dinero a una familia con muchos escudos, pero en ruinas.

“A él le encantaba todo el mundo mexicano, pero cuando estábamos ahí (en Londres) poco a poco se empezó a hacer como su familia. Me empezaron a humillar como mexicana. Ellos odian a los mexicanos”, comentó.

La socialité que saltó a la fama en el reality show de Netflix Made in Mexico denunció que la familia de su ex pareja le dirigió crudos comentarios expresamente racistas por su origen, incluso deseando la muerte para los mexicanos.

“Empiezan a decir que merecemos morir, o sea, amenazas de muerte, que los ingleses son superiores, que los mexicanos tenemos una revoltura de sangre no pura, que merecíamos estar en los campos trabajando. Muy feos todos los comentarios de la familia hacía mí”, contó la joven a la presentadora Anette Cuburo

“La familia está quebrada... Ellos creyeron, pero es que eso no fue un acuerdo. Yo me casé enamorada, él pidió conocerme a mí, yo no a él. Yo nunca lo presioné para casarnos ni mucho menos. Me empiezo a dar cuenta de cosas que yo no sabía que me tenían escondido. Están completamente en bancarrota, la casa ya no era de ellos, ya estaba perdida”, contó al matutino de TV Azteca.

Hanna es hija del empresario, ingeniero civil y también filántropo Dawood Jaff que, como dijimos anteriormente, pertenece a la dinastía kurda Jaff, quienes hoy en día son propietarios del North Bank Iraq, el banco privado más grande de ese país y del Castillo de Sherwana, hogar ancestral de sus antepasados.

La empresaria y filántropa también destacó que el aristócrata le mintió respecto a su propiedad de una empresa constructora, además de sus grados académicos en la prestigiosa Universidad de Oxford, pues “no terminó” y todo es parte de las apariencias que, como familia emparentada con la nobleza, buscan proyectar.

Cuando comenzó el proceso de divorcio, la familia la amenazó y le dijo que nadie le iba a creer porque era la palabra de una latina contra la aristocracia.

 “Llegué hace una semana y me dicen: ‘Tú vas allá y hablas, vamos a destruirte y nuestra palabra vale más porque tú eres una mexicana’”

Y añadió: “Me salí con las pocas cosas que todavía tenía en mi departamento en Londres y me fui al aeropuerto. Llegué tan contenta que abracé a todas las aeromozas. Casi beso el piso cuando llegué a México”.

Te puede interesar