Crueldad extrema en China: hicieron experimentos con ratas macho para embarazarlos

Curiosidades 14 de julio de 2021 Por redacción WTF
Les cosieron dentro del cuerpo úteros artificiales. Aseguran que fue para probar si en un futuro un varón humano puede quedar embarazado. Fuertes cuestionamientos en todo el mundo.
raton

China vuelve a ser el centro del escándalo en un laboratorio: científicos de la Universidad Médica Naval de Shanghai fecundaron ratas macho cosidas a hembras de su misma especie, en un experimente que resultó especialmente doloroso y angustiante para los animales.

La intención del experimento, según publicó la revista Nature, era lograr que los varones humanos puedan quedar embarazados, pero armaron un escándalo internacional y el repudio de la comunidad científica.

 “El experimento no tiene valor social y simplemente desperdició el dinero que se les quitó a los contribuyentes”, se quejó Qiu Renzong, bioético de la Academia China de Ciencias Sociales en Beijing.

La publicación en bioRxiv generó un fuerte debate académico y público en China, tanto que se destacó entre los temas tratados en la red social asiática Weibo 

Este estudio puede reforzar una “imagen ya contaminada de la ciencia china”, sostuvo Joy Zhang, socióloga de la Universidad de Kent en Canterbury, Reino Unido, quien realizó investigaciones en China durante muchos años. .

El estudio se suma a otros que en los últimos años han presentado una “imagen distorsionada” de lo que los investigadores chinos consideran que debería ser la cultura de investigación en el gigante asiático.

En ese sentido, recordó cuando en 2018 un científico chino presentó el nacimiento de los primeros bebés con genoma editado, algo que fue mundialmente criticado por su falta de ética. Desde entonces se conformó un comité nacional para asesorar al gobierno acerca de pautas éticas para la investigación.

Zhang también dijo que “existe una preocupación más profunda de que la tendencia imperecedera de la ‘ciencia a través de las relaciones públicas’, la mentalidad de que los experimentos con objetivos extravagantes son un atajo para la atención del público, convierta la ciencia en una forma de negocio del entretenimiento en lugar de un esfuerzo académico serio y responsable”.

El experimento con la rato macho preñado fue financiado con fondos públicos, pero no está claro si fue aprobado por un comité de bioética, dijo Zhang Xinqing, bioético del Peking Union Medical College en Beijing.

 Los investigadores chinos cosieron los codos, rodillas y pieles de ratas macho y hembra castrados para unir el suministro de sangre.

De este modo, se comprobó que seis semanas más tarde de la castración y la cirugía, los niveles de testosterona en las ratas macho habían disminuido significativamente, pero sus niveles de estrógeno y progesterona eran similares a los de las ratas hembras.

Para continuar con su investigación, los científicos chinos trasplantaron un útero en cada rata macho, ocho semanas después de la primera cirugía y colocaron embriones tanto en el macho como en la hembra después de otras ocho semanas. Tres semanas más tarde, según el paper en pre impresión se desarrollaron los embriones y cerca del final de un embarazo normal de ratas, los investigadores dieron a luz a las crías por cesárea.

Después, los "padres embarazados" fueron sacrificados.

Te puede interesar