La Selección de vóleibol dio el batacazo, borró a Italia y se metió en semis de Tokio 2020

Deportes 03 de agosto de 2021 Por S&
Argentina se impuso por 21-25, 25-23, 25-22, 14-25 y 15-12. Ahora espera por el ganador entre Francia y Polonia.
voley

El seleccionado argentino masculino de vóleibol le ganó a Italia por 3 a 2 (21-25, 25-23, 25-22, 14-25 y 15-12) y pasó a las semifinales de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en el tie break.

La Selección se plantó de igual a igual contra una potencia. Mantuvo la paridad en el inicio y peleó cada pelota. Hasta que Italia se alejó, primero a tres (18-15) y finalmente a cuatro cuando Alessandro Michieletto anotó el cuarto ace de su equipo -uno de los puntos altos y clave de los europeos- y le puso cifras definitivas al set (25-21).

El segundo no había arrancado bien. Argentina se encontró de golpe 1-4 y Marcelo Méndez aplicó el despertador del tiempo muerto. Si bien Italia estiró a una diferencia de cuatro, la recuperación argentina apareció para ponerse 13-12 y encontrarse por primera vez en ventaja.

De golpe, Italia se encontró con un challenge perdido, un tiempo muerto con el marcador 19-19 y una Argentina decidida a ganar el segundo set sin importar lo que pasara. Ni una torcedura de tobillo iba a poder sacar de la cancha a Ezequiel Palacios, el dueño del punto que cerró el parcial 25-23.

La inyección de energía y confianza le permitió a la Selección una comodidad que se evidenció con el 25-22 del tercer set, que tuvo también los puntos grandiosos de Palacios -máximo anotador con 16 a ese momento- tras una defensa complicada de Facundo Conte o el de segundo golpe de Luciano De Cecco.

Parecía que el partido se inclinaría hacia los dirigidos por Méndez pero Italia los bloqueó y no los dejó jugar. El doloroso cuarto set se fue a las manos europeas por 25-14, de la mano del cubano Osmany Juantorena y del joven Alessandro Michieletto. Era, entonces, el momento de mostrar una reacción en el difícil y definitorio tie break.

La paridad del arranque se repitió allí. Si bien la Selección empezó 2-0, los italianos lo dieron vuelta 6-5. Sin desesperarse, los argentinos fueron punto a punto hasta volver a estar arriba 11-10 en el desenlace del set. El tiempo muerto italiano no frenó el impulso nacional, que llegó al primer match point 14-11.

Facundo Conte pareció retrotraer el tiempo para ponerse en la piel de papá Hugo en Seúl 1988. De su mano salió punto que selló la victoria por 15-12 para repetir las semifinales de aquellos Juegos Olímpicos en los que Argentina fue de bronce.

"Dejamos afuera a Italia... Era lo que yo quería, hay que tener cuidado con lo que se pide.", soltó emocionado el Heredero en TyC Sports.  "Estoy muy feliz. Lo logramos como equipo, aprovechando los momentos buenos de cada uno y bancando los malos. Todavía queda; no vinimos para llegar solamente a la semifinal, vinimos a lograr el sueño de metal. Hace mucho tiempo que venimos trabajando para este momento, para esta oportunidad", remarcó. En ese camino, el próximo rival saldrá de Francia o Polonia.


En la otra llave, Brasil, campeón en Río de Janeiro 2016, venció 3-0 a Japón con parciales de 25-20, 25-22 y 25-20, y se medirá con el equipo del Comité Olímpico Ruso, que superó 3-0 a Canadá (25-21, 30-28 y 25-22).

S&

Te puede interesar