La grave denuncia del Papa Francisco: dice que dentro del Vaticano lo querían "muerto"

Actualidad 21 de septiembre de 2021 Por redacción WTF
Aseguró que hubo prelados que "preparaban el cónclave" para elegir a su sucesor. Un sector conservador de Vaticano lo rechaza. El Papa además se ha dedicado a limpiar las finanzas y denunciar la corrupción en la curia romana.
59192104_303

El papa Francisco denunció que dentro del Vaticano lo "querían muerto" tras la operación de colon a la que se sometió el 4 de julio pasado, y criticó que algunos religiosos "preparaban el cónclave" para elegir a su sucesor.

"Todavía vivo. Aunque algunos me querían muerto", denunció el pontífice en un encuentro con jesuitas la semana pasada en Eslovaquia, revelado este martes por la revista de la Compañía de Jesús "La Civiltà Cattolica".

"Todavía vivo. Aunque algunos me querían muerto"

"Incluso hubo encuentros entre prelados, que pensaban que el Papa estaba más grave de lo que se dijo. Preparaban el cónclave", criticó Jorge Bergoglio, de 84 años.

El Papa se refirió así a movimientos dentro de la Curia romana tras la operación de colon a la que se sometió el 4 de julio en el hospital Gemelli de Roma, donde estuvo luego 10 días internado antes de regresar al Vaticano.

El cónclave es la reunión de cardenales menores de 80 años, los llamados "electores", dentro de la Capilla Sixtina para elegir a un Papa en caso de renuncia o muerte.

La curia romana

Tras la operación, en la que el extrajeron 33 centímetros de intestino para tratar una diverticulitis, Francisco inició una recuperación en su residencia de Casa Santa Marta que avanzó mejor de lo esperado y se lo vio de buena forma y sonriente durante su reciente gira de cuatro días por Budapest y Eslovaquia.

Tras la operación, frente a rumores sobre una posible dimisión, el Papa planteó sin embargo que "nunca" se le "pasó por la cabeza" renunciar.

El diálogo con los jesuitas eslovacos, del 13 de septiembre en Bratislava, fue publicado este martes por la revista "La Civiltà Cattolica", a la que desde el inicio de su pontificado Francisco da la publicación de sus encuentros con los miembros de la Compañia de Jesús durante los viajes fuera de Italia.

El papa es rechazado por parte del Vaticano cuando hizo públicas las denuncias por abuso de menores y dio  pasos decisivos esta semana para acelerar su reforma de las finanzas del Vaticano, escenario de numerosos escándalos por sus controvertidas inversiones.

Elegido en 2013 para cambiar las estructuras económico-financieras de la Santa Sede y garantizar su transparencia, Francisco tiene un ala que lo quiere remover.

El decidió que todos los fondos de los distintos organismos y ministerios de la Santa Sede fueran manejados por una sola entidad, la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (Apsa), que gestiona entre otras las miles de propiedades inmobiliarias en Roma del Vaticano.

El objetivo del papa es evitar que los llamados dicasterios, es decir ministerios, así como la poderosa Secretaría de Estado, manejen fondos que en algunos casos ascienden a varias decenas de millones dólares.

Te puede interesar